Proposición 57 y los latinos

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Proposición 57 y los latinos
Foto: Archivo

Es hora de rehabilitar el sistema de justicia criminal de California. Desde la década de 1990, hemos tenido un sistema centrado en el encarcelamiento, en el que se imponen penas severas incluso por delitos menores, y se le da poca atención a la rehabilitación e incentivos para disminuir la reincidencia. No es sorprendente que el resultado haya sido un sistema de encarcelamiento masivo, a un costo enorme para el estado, las familias y los contribuyentes. Tenemos que establecer un nuevo camino, y votar sí a la Propuesta 57 en esta elección es un paso en la dirección correcta.

La población carcelaria de California aumentó de 22,000 a 176,000 en menos de 40 años. Este marzo, nuestro sistema penitenciario estaba en un 138.5 por ciento de capacidad. Hoy, una de cada 300 personas en nuestro estado está en prisión, a un costo a los contribuyentes de más de $10 mil millones por año, sin mencionar las repercusiones sociales y económicas en las familias que son afectadas por este sistema. El enfoque actual ha dado lugar a un círculo vicioso—alimentado por la inclinación a canalizar a las personas hacia la cárcel incluso por ofensas menores—que pide que más prisiones sean construidas para cumplir con el mandato federal para reducir el hacinamiento. Y no olvidemos que el sistema también impone el castigo de manera desigual: las políticas actuales afectan desproporcionadamente a afroamericanos y latinos. Según el Instituto de Políticas Públicas de California, los afroamericanos tienen 10 veces más probabilidades que los blancos de ser encarcelados en California, y los latinos tienen el doble de probabilidades.

Aunque la población carcelaria ha disminuido ligeramente, hay mucho más por hacer. En 2014, los electores de California dieron un paso importante al aprobar la Propuesta 47, la cual cambió ciertos crímenes a delitos menores y estableció que los ahorros al erario se invirtieran en servicios de salud mental y drogas, programas juveniles y servicios para víctimas. La Propuesta 47 ha ayudado a reducir nuestra población carcelaria, y la Propuesta 57 continuará este progreso.

La necesidad de encarar los desafíos y las desigualdades de nuestro sistema de justicia llevó a la creación de una coalición de diversas voces que apoyan la Propuesta 57. Líderes de las fuerzas del orden, grupos de derechos de las víctimas, el Gobernador Jerry Brown, nuestra organización y muchos otros apoyan esta medida para construir un nuevo y más sensible enfoque para fomentar la justicia y la seguridad pública.

La Propuesta 57 permitirá que nuestro sistema de justicia penal proporcione sentencias justas por los delitos, garantizando que todos reciban un juicio justo. Hace hincapié en la rehabilitación y la capacitación de los confinados no violentos, asegurando al mismo tiempo que los más peligrosos permanezcan tras las rejas. Ofrece una solución eficaz, ahorrará a los contribuyentes miles de millones de dólares cada año, y evitará la posibilidad de órdenes de liberación obligatoria de la prisión por parte de funcionarios federales. La junta de libertad condicional será el cuerpo que determinará las posibilidades del recluso de recibir una segunda oportunidad, y revisará los casos de transgresores no violentos solo después de que estos hayan cumplido su condena primaria en su totalidad. También dará a los jueces más voz para decidir si los jóvenes deben ser juzgados o no como adultos, y para crear incentivos para los transgresores no violentos. Los reclusos tendrán la opción de aprender destrezas básicas de trabajo y se les ofrecerá créditos para recibir educación o capacitación vocacional. Estos programas proporcionarán una red de apoyo para facilitar su transición de vuelta a la sociedad como miembros funcionales.

Los californianos tienen la oportunidad de dar otro paso hacia la creación de un nuevo enfoque en la justicia penal, que nos permitirá mantener a nuestras comunidades seguras mientras tomamos decisiones más inteligentes sobre el encarcelamiento y la rehabilitación. La Propuesta 57 nos ayudará a romper el ciclo de reincidencia y a ofrecer nuevas oportunidades a los transgresores no violentos que buscan una segunda oportunidad.

¡Vote Sí a la Propuesta 57!


Delia De La Vara, Senior Vice President of Strategic Initiatives

Te recomendamos