Votantes participan en las elecciones incluso desde el hospital

Pacientes de Dignity Health Northridge Hospital votan desde el centro médico en el que se encuentran internados

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Votantes participan en las elecciones incluso desde el hospital
Gabriella Evans entrega la boleta electoral a Cassandra Williams, internada desde octubre.
Foto: Virginia Gaglianone / La Opinión

A diferencia de otros países en los que el voto es obligatorio, en EEUU los ciudadanos tienen la opción de elegir o no a sus representantes. Entre quienes eligen ejercer su deber cívico, hay quienes encuentran desafíos que no les permiten llegar a las urnas. Entre ellos, los que se encuentran internados en un hospital por cuestiones de salud.

Cassandra Williams sufrió un ataque cerebral en octubre de este año y ha estado internada desde entonces.

“Cuando supe que seguiría internada para cuando llegaran las elecciones me puse muy triste”, confesó. Williams incluso se había registrado para estar en una de las mesas de votación como inspectora.

“Llamé al sitio de votación y les dije que no podría ir. Mi hijo y su esposa se ofrecieron a ir en mi lugar”, contó la paciente.

Williams le comentó a una de las enfermeras de Dignity Health Northridge Hospital su preocupación por no poder votar y supo que era un tradición del centro médico el ofrecer a sus pacientes la oportunidad de votar.

Mike Wittle, otro paciente del hospital que se encuentra internado desde hace una semana, también pidió si podía votar desde su lecho.

“Estas elecciones han tenido tanta publicidad a su alrededor. Sentí que tenía que votar”, indicó.

Mike Wittle, paciente de Dignity Health Hospital pidió votar desde su cuarto.
Mike Wittle, paciente de Dignity Health Hospital, pidió votar desde su cuarto (Foto: Virginia Gaglianone/La Opinión)

Para que hayan cambios, todos tenemos que votar, es la única manera”, opinó Williams. “Sólo espero que quien sea electo, cumpla con las promesas que hizo durante su campaña, porque muchas veces prometen cosas que después no realizan”, opinó.

Williams también se refirió a las 17 proposiciones de este año. “Hay que leer con atención, porque incluso después de analizarlas varias veces, uno puede creer que está votando por una cosa y después es la otra”.

En ese momento, Gabriella Evans, coordinadora de voluntarios del hospital, llegó al cuarto de Williams con la boleta electoral para que la paciente la pueda completar.

Gracias por traer la urna a mi dormitorio”, expresó Williams sonriendo, al recibir la papeleta de votación. “Realmente esto fue una gran experiencia. Hoy voy a poder dormir tranquila, sabiendo que voté”, agregó.

Te recomendamos