California vota “Sí” a una legislación de control de armas más restrictiva

Los californianos aprobaron una de las leyes más estrictas de venta de armas y municiones del país

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
California vota “Sí” a una legislación de control de armas más restrictiva
California cuenta con una de las legislaciones más estrictas en cuanto a venta y compra de armas y municiones.
Foto: Getty

California es uno de los estados con leyes más estrictas sobre control de armas. Y a partir de enero de 2018, la legislación será aún más estricta, como resultado de la aprobación de la proposición 63.

El martes pasado, los californianos aprobaron con un amplio margen mayores restricciones en la venta de municiones y comprobación de antecedentes, no sólo para los compradores, sino también para los vendedores y dueños de tiendas.

“Vencimos a la Asociación Nacional del Rifle, es un progreso histórico y sin precedentes que reducirá la violencia causada por las armas”, declaró el Vice Gobernador Gavin Newson, quien propuso la medida.

¿Cuáles son los alcances de la nueva legislación, y cómo aplica a la compra de armas y balas?

En California, las personas que han sido convictas de crimen, o de delitos violentos, así como quienes tienen un órden de alejamiento debido a causas de violencia doméstica o quienes sufren enfermedades mentales que los hacen inestables, no pueden cargar armas consigo, y debe entregarlas a las autoridades.

Bajo la nueva medida, los delincuentes deben entregar sus armas en el momento en que son detenidos.

La iniciativa también manda que los vendedores de armas y municiones también tengan que someterse a comprobación de antecedentes.  Los vendedores y dueños de tiendas de armas, a su vez, deben reportar de inmediato a las autoridades, el momento en que pierden o que les roban tanto armas, como balas.

Los compradores no sólo deben someterse a comprobación de antecedentes para comprar armas, sino también para comprar municiones.

Según una legislación previa, se prohibía la venta de armas con cartuchos para más de 10 balas, pero aquellas personas que ya poseían un arma de este tipo podían quedársela. A partir de la nueva legislación, este tipo de cartuchos deberán ser entregados de inmediato a las autoridades. Aquellos que no lo hagan estarán cometiendo una infracción y podrán ser acusados de delito menor.

La legislación entra en vigencia a comienzos de 2018.

A partir de julio de 2019, los californianos tampoco podrán comprar balas fuera del estado e introducirlas en California, sin antes pasar por un vendedor certificado. De hacerlo, serían acusados de cometer una infracción.

El robo de armas, incluso de aquellas de un valor menor a los $950 dólares, puede resultar en una convicción de hasta tres años.

Te recomendamos