El tirador de Azusa era un fanático de las armas y estaba drogado

El desequilibrado que hirió a dos mujeres y mató a un anciano disparó al azar contra las víctimas

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
El tirador de Azusa era un fanático de las armas y estaba drogado
El sospechoso tendió una emboscada a los policías cuando intentaban ayudar a las víctimas.
Foto: Captura/Twitter

El tirador que abrió fuego ayer contra varios vecinos y policías de Azusa, dejando dos heridos y un muerto, ha sido descrito como un fanático de las armas que había consumido una gran dosis de cocaína.

El hombre, de 45 años, todavía no ha sido identificado. Sí se ha compartido que había servido en el ejército estadounidense y que la tarde del lunes, el día antes de los acontecimientos, su mujer y sus dos hijos huyeron de la casa porque había empezado a drogarse y a perder el control.

Llevaba solo unos meses viviendo en su residencia de Azusa cuando decidió disparar sin provocación ni motivo alguno contra sus vecinos, totalmente al azar de acuerdo al testimonio de los testigos.

El hombre se armó con un rifle semiautomático y ropa militar y salió a la calle, abriendo fuego indiscriminadamente contra personas y coches.

Alcanzó a una mujer que manejaba su auto, probablemente después de acudir al colegio electoral de Memorial Park ubicado muy cerca del lugar de los hechos,  provocando que se estrellara.

Después disparó contra su vecino, un anciano de 77 años identificado como Francis Varney, que había salido de su casa al oír el sonido de los disparos. Varney murió a consecuencia de sus heridas.

El tirador baleó también a una mujer que caminaba por la calle.

Las dos mujeres, de 59 y 65 años, fueron trasladadas al hospital y su estado es crítico.

Cuando llegó la policía de Azusa y de la vecina Irwindale, el sospechoso se había escondido, y disparó contra los agentes por sorpresa cuando estaban intentando auxiliar a las víctimas.

Los policías dispararon contra el sospechoso a su vez y lo hirieron fatalmente. Ningún agente resultó herido.

El tirador quedó tendido en la puerta de su casa, y no fue hasta horas después que se confirmó que estaba muerto y había sido el único autor de los disparos. Cuando entró en su casa, la policía descubrió una gran cantidad de munición, una escopeta y dos pistolas.

Dos personas fueron evacuadas de una casa que se encontraba en la parte trasera de la propiedad del tirador. Se habían escondido al escuchar los disparos y no resultaron heridas ni presenciaron el tiroteo.

El incidente provocó el cierre temporal de varias escuelas de la zona y de dos colegios electorales cercanos. Sin embargo, el detective del sheriff del condado de Los Ángeles John Corina declaró que el tiroteo no tuvó nada que ver con las elecciones.

Te recomendamos