México comienza a ver el lado positivo de la victoria de Trump

A pesar de que el presidente electo de Estados Unidos se ha caracterizado por su discurso agresivo hacia los mexicanos

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
México comienza a ver el lado positivo de la victoria de Trump
Donald Trump

MÉXICO – Empresarios, políticos y una parte de la sociedad mexicana pasaron en las últimas horas de la resaca a la aceptación del triunfo del magnate republicano Donald Trump y comienzan a preguntarse sobre lo que necesita el país  así como  a matizar sus discursos a la defensiva por otros de “respeto“.

La senadora Mariana Gómez del Campo, quien previo a la contienda electoral en Estados Unidos promovió en la Cámara Alta el uso de una camiseta a favor de la demócrata Hillary Clinton,  dijo en las últimas horas que en adelante los mexicanos “tenemos que lograr cerrar un capítulo de agravios para pasar a uno de diálogo y entendimiento”.

Desde la trinchera de hombres de negocio, un puñado de empresarios que otrora fueron muy críticos a las generalizaciones de Trump, confiaron en la “solidez”y “madurez” de las instituciones estadounidenses” que “evitarán un desastre económico” y en cambio pidieron enfocarse en los problemas internos.

“Preocupémonos por México, no por Trump”, dijo Manuel Díaz, presidente de Grupo Ei, en su cuenta de Twitter, la red social que utilizó desde tiempo de las campañas para matizar los comentarios negativos que se vertían desde aquí contra Trump después de que situó a México como el enemigo a vencer por enviar inmigrantes indocumentados, droga y lo “peor” de la sociedad.

“Él quiere muros, nosotros tenemos puentes”, objetó.

Desde perspectivas más precisas, Juan Pablo de la Calle, presidente de Meximech, una empresa binacional de fabricación de plástico, y Arturo Elías Ayub, director de Fundación Telmex, insistieron en la importancia de la vecindad, la sociedad, así como de la importancia del trabajo, respectivamente.

“Es tiempo de ser fuertes, respetuosos y constructivso. Estados Unidos y México están destinados a ser socios, uno no puede ser exitoso si el otro falla”, detalló Del Valle. “A quitarse la cruda y a darle duro con mucha honestidad, alegría, esperanza y muchos huevos”, pidió Elías Ayub.

En las primeras horas de resignación también salió a la luz una propuesta legislativa que en otro contexto no hubiera sido planteada: una iniciativa del senador Armando Ríos Peter que pretende garantizar por ley los servicios consulares de los mexicanos en el exterior y proteger las remesas.

“México tiene que empezar a ver por su propio desarrollo más allá de pensar en la migración como una válvula de escape a sus problemas”, dijo Leticia Calderón, analista del tema migratorio en el Instituto Mora en entrevista con este diario.

Te recomendamos