Los Ángeles, la capital de las persecuciones policiales y de heridos por éstas

En 2015, 78 personas resultaron lesionadas, la cifra más alta en los últimos 10 años

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Los Ángeles, la capital de las persecuciones policiales y de heridos por éstas
En la mayor parte de los casos, el accidente es provocado por el conductor que se da a la fuga.
Foto: Captura / KTLA

Son emocionantes e impredecibles, captivan a televidentes y en 2015 lesionaron a decenas de personas.

Las persecuciones que involucran a la Policía de Los Ángeles (LAPD) dejaron 78 heridos en 2015, la cifra más alta en los últimos 10 años y la más alta en todo California, según la Patrulla de Carreteras de California (CHP). En San Francisco y San Diego, solo hubo cuatro heridos a consecuencia de esto.

En un comunicado, el LAPD indicó que “siempre estamos evaluando las tácticas que utilizamos para perseguir a sospechosos y durante una persecución estamos evaluando constantemente la situación, poniendo en una balanza los actos criminales de un sospechoso con la seguridad de la comunidad”.

El alto número de lesionados ha llevado a que activistas pidan reformas en cuanto a las reglas sobre persecuciones en el LAPD.

La cifra más alta de lesionados en dichos actos en la policía angelina anteriormente fue 61 en 2005, según reveló una investigación de Los Angeles Times el año pasado.

Imagen de un auto que se vio involucrado en una persecución policial, que terminó al chocar con otro carro en Van Nuys. /Getty Images
Imagen de un auto que se vio involucrado en una persecución policial, que terminó al chocar con otro carro en Van Nuys (Foto: Getty Images)

Los heridos incluyen a peatones, conductores y pasajeros de otros vehículos que no estaban involucrados en la persecución.

En la mayoría de los casos, el sospechoso que huye es el que impacta a estas personas y vehículos.

Sin embargo, algunos también culpa de esto a las prácticas del LAPD, que permiten a sus agentes seguir a alguien por una variedad de delitos, incluyendo ofensas menores como robo de auto, conducir sin precaución o bajo la influencia del alcohol (DUI).

El LAPD ha indicado que la geografía de la ciudad – con calles anchas, una enorme red de autopistas y lo amplio de la periferia – facilita que los vehículos que se dan a la fuga viajen a velocidad más altas, propiciando acciones que elevan la probabilidad de que otros salgan heridos.

Según el Times, el LAPD se vio involucrado en 527 persecuciones en 2015, comparado con 345 en 2014. Sin embargo, los investigadores no saben la razón de este aumento.

La Policía culpa de esto a los conductores que cada vez están más dispuestos a darse a la fuga, algunos porque temen regresar a prisión, otros por simple vanidad y por querer tener sus “15 minutos de fama”.

El LAPD también indica que las lesiones provocadas por las persecuciones son relativamente menores.

Además, en los primeros cinco meses de este año, el LAPD registró un descenso del 45% en persecuciones comparado con el mismo período en 2015.

Te recomendamos