¡Veteranos deportados deben regresar! reclaman en el día que se les honra

Nadie sabe la cifra exacta de los que han echado del país pero se estima que son miles

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
¡Veteranos deportados deben regresar! reclaman en el día que se les honra
Alistarse al Ejército viene con la promesa de la naturalización, pero denuncian que a los indocumentados se les expulsa por cualquier falta menor.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Cuando la falta de “papeles” obligó a Daniel Aarón Torres a regresar a Tijuana después de haber servido por cuatro años a los Estados Unidos como miembro de la Marina, grande fue su sorpresa al descubrir que no estaba solo, sino que cientos de veteranos de las Fuerzas Armadas de este país habían sido deportados a México por ser indocumentados.

A mi familia no le quedó otra más que emigrar a este país cuando la Guerra de las Drogas se recrudeció en Tijuana. Llegué a los 14 años. Fui a la escuela en Salt Lake City. Me enlisté en la Marina como ciudadano, pero era indocumentado. Serví cuatro años, incluso fui a Irak. Cuando traté de ir a Afganistán, la Marina se dio cuenta y me dieron de baja. Por fortuna, por mi buen récord no me persiguieron legalmente”, reveló a La Opinión.

11/11/16/ LOS ANGELES/ Military veteran who was undocumented while serving his country Daniel Torres joined elected officials to call for the end of the deportation of undocumented soldiers who are honorably discharged from the Armed Forces at the Annual Veterans Day Breakfast, held at Los Angeles Trade Technical College. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Daniel Torres, quien sirvió a la Marina de Estados Unidos siendo indocumentado, pidió poner fin a las deportaciones y encontrar un camino para que puedan regresar al país aquellos que como él ya han salido (Foto: Aurelia Ventura/ La Opinión)

Por su propia voluntad, cuenta que cuando vio que sus oportunidades se cerraban, decidió regresar a Tijuana. “Ahí me di cuenta que son muchos los veteranos que han sido deportados por el menor problema. Es injusto que la ley migratoria no dé discreción de decidir si una persona debe ser deportada o no”, indicó.

En abril pasado, el Gobierno de Estados Unidos le concedió la ciudadanía a Torres, de 30 años, quien se presentó ante el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) donde no solo se aprobó su petición sino que apenas unas horas más tarde, tuvo su ceremonia de juramento.

El excombatiente de origen mexicano se convirtió así en el primer veterano “desterrado” en regresar a Estados Unidos gracias a la intervención de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) que le consiguió una visa para entrar a EEUU.

En el Día de los Veteranos, la Federación del Trabajo del Condado de Los Ángeles llevó a cabo un desayuno tributo para ellos, con un llamado especial para poner fin a la vergonzosa manera de deportar soldados indocumentados que han sido despedidos de las Fuerzas Armadas con honor.

11/11/16/ LOS ANGELES/ Supervisor Hilda Solis and military veteran Daniel Torres, were among elected officials who joined the LA Labor Movement to call for the end of the deportation of undocumented soldiers who are honorably discharged from the Armed Forces at the Annual Veterans Day Breakfast, held at Los Angeles Trade Technical College. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
La supervisora Hilda Solis y el veterano Daniel Torres durante el desayuno en el que se pidió poner fin a la deportación de veteranos (Foto: Aurelia Ventura/ La Opinión)

Torres, quien cursa el último año de derecho en Tijuana, quiere regresar a Estados Unidos. “Esta es la nación en la quiero pasar el resto de mi vida. Como inmigrantes que venimos aquí siendo menores, no escogimos donde nacer, pero podemos decidir a quién ser leal. Nosotros somos leales a este país”, confió.

Y urgió a tener empatía por la gente de otras culturas y hacerlos entender que ellos pueden ser tan fieles como los nacidos aquí. “Los inmigrantes que vienen a este país, arriesgan sus vidas y lo hacen porque quieren vivir con paz y prosperidad”, enfatizó.

Cientos de militares deportados

Nadie tiene cifras exactas de cuántos veteranos han sido deportados debido a su falta de estatus migratorio. “Ni siquiera el mismo gobierno”, sostuvo Torres.

Dijo que ellos tienen información que indica que son alrededor de 350, pero podrían ser miles los que dejaron a sus familias por defender el país pero que ahora tienen prohibido por siempre regresar al suelo que defendieron con su vida.

Según reveló la Federación del Trabajo del Condado de Los Ángeles, 8,000 personas no ciudadanas se registran cada año a las Fuerzas Armadas. La inscripción viene con la promesa de naturalización, pero es una treta, dijeron. Ellos son deportados por cualquier ofensa menor.

María Elena Durazo abogó por los veteranos que han sido deportados después de defender a Estados Unidos en sus guerras. (Araceli Martínez/La Opinión).
María Elena Durazo abogó por los veteranos que han sido deportados después de defender a Estados Unidos en sus guerras (Foto: Araceli Martínez/La Opinión)

Es imperdonable que vayan a pelear, regresen y sean deportados”, exclamó María Elena Durazo, vicepresidente del sindicato Unite Here. “Es una vergüenza. Vamos a ver si ahora que el presidente electo Donad Trump ha prometido hacer justicia a los veteranos, también demuestra respeto y apoyo para un proyecto de ley federal que busca que los deportados regresen a Estados Unidos y se les conceda la ciudadanía”, estableció.

Rusty Hicks, secretario-tesorero actual de la Federación del Trabajo, un veterano de la Guerra en Afganistán y teniente en la Reserva Naval de Estados Unidos, dijo que la organización que dirige tiene más veteranos como miembros que cualquier otra organización en California. “Pero con el tamaño viene una responsabilidad especial. Tenemos que cambiar la ley…un despido honorable tiene que darse con el derecho al juramento de la ciudadanía”, destacó.

11/11/16/ LOS ANGELES/ Rusty Hicks, Executive Secretary-Treasurer, Los Angeles County, was among elected officials who joined the LA Labor Movement to call for the end of the deportation of undocumented soldiers who are honorably discharged from the Armed Forces at the Annual Veterans Day Breakfast, held at Los Angeles Trade Technical College. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Rusty Hicks, secretario-tesorero de la Federación del Trabajo del Condado de Los Ángeles y también ex veterano, se unió a las voces que piden que los veteranos deportados regresen a EEUU (Foto: Aurelia Ventura/ La Opinión)

Jennie Pasquarella, directora de derechos de los inmigrantes de la Unión Americana de las Libertades Civiles (ACLU), dijo que con Obama han sido deportados miles de veteranos más que en ninguna otra administración.

“Tenemos una campaña que pide al gobierno cambiar la ley para hacer posible que cualquier persona que participa en el Ejército se pueda hacer ciudadano americano al momento de entrar. También hemos pedido al Congreso y ya hay una legislación que establecería un programa para que los veteranos deportados, puedan regresar”, sostuvo.

Y remarcó que ninguna persona, incluido el presidente electo Trump, puedendecir que los veteranos deportados no merecen la ciudadanía. “Este es un asunto en donde todos estamos de acuerdo y los deportados deberían regresar porque pusieron sus vidas en la línea de combate para servir a los Estados Unidos”, enfatizó.

11/11/16/ LOS ANGELES/ Deported veteran and activist Hector Barajas joined via Skype to call for the end of the deportation of undocumented soldiers who are honorably discharged from the Armed Forces at the Annual Veterans Day Breakfast, held at Los Angeles Trade Technical College. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
El veterano deportado Héctor Barajas habló vía Skype desde Tijuana sobre su experiencia y lo que han vivido otros veteranos deportados (Foto: Aurelia Ventura/ La Opinión)

Desde Tijuana, vía Skype, Héctor Barajas, veterano del Ejército deportado y fundador y director de la Casa de Apoyo de los Veteranos Deportados, dijo que la ciudadanía no es un derecho de nacimiento, sino que involucra deberes cívicos y acción, comprometerse con la comunidad y proteger la vida de otros. “Debemos honrar a los veteranos dejándolos regresar como veteranos estadounidenses”, subrayó.

Con la ayuda de ACLU, Barajas está a punto de hacerse ciudadano estadounidense.

Te recomendamos