A los diez años marchó con Dolores Huerta, hoy es el primer alcalde latino de Berkeley, California

Jesse Arreguín dice que estará al frente de la defensa de la comunidad inmigrante, las ciudades santuario y la ampliación de la vivienda asequible en su ciudad del norte de California.

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
A los diez años marchó con Dolores Huerta, hoy es el primer alcalde latino de Berkeley, California
Jesse Arreguín, de 32 años, es el alcalde electo de Berkeley, tras ocho años en el concejo municipal.

Su bisabuelo materno peleó con Pancho Villa y su padre y abuelo trabajaron las tierras de California, pero Jesse Arreguin no se quedó atrás, al ser electo la pasada semana como el alcalde más joven y el primer alcalde latino en la historia de una de las ciudades más políticamente liberales del país: Berkeley.
Arreguín tiene 32 años, pero hace más de 20 que está involucrado en su comunidad. Fotos históricas del nuevo alcalde lo muestran marchando al lado de Dolores Huerta y dando entrevistas a los 10 años de edad, luego que en 1995 participó activamente en un movimiento local para mantener el nombre de Cesar Chavez en una calle de su ciudad.

Jesse Arreguín comenzó su activismo a los 10 años, defendiendo mantener el nombre de Cesar Chavez en una calle de su ciudad
Jesse Arreguín comenzó su activismo a los 10 años, defendiendo mantener el nombre de Cesar Chavez en una calle de su ciudad

Su interés por los temas sociales comenzó desde muy pequeño, precisamente porque su familia venía de trabajadores del campo, dijo Arreguín, en una entrevista con La Opinión.

“Viniendo de campesinos, crecí viendo las dificultades de la vida en el campo, las condiciones inseguras y bajos salarios que suelen ser lo común en ese trabajo”, dijo Arreguín. “Y claro, estaba la inseguridad de vivienda, el vivir rentados y a merced de la expulsión, cosa que nos ocurrió cuando era niño, y que es algo traumatizante”.

 

Jesse Arreguin y Dolores Huerta, cuando este tenía 10 años
Jesse Arreguin y Dolores Huerta, cuando este tenía 10 años

Es en parte por eso, quizá, que luego de ser el primero de su familia en graduarse de la universidad,  Arreguín se convirtió en un feroz activista contra los desarrollos inmobiliarios que no incluyen o toman en cuenta la vivienda accesible, una plataforma que tuvo mucho que ver con su elección a la alcaldía de Berkeley la pasada semana.

“Berkeley está en un momento importante, la crisis de vivienda accesible afecta a muchas familias que no pueden pagar los precios, este fue un tema importante en la elección”, dijo Arreguín, quien antes fue concejal durante ocho años y, previamente, activista en favor de la vivienda accesible.

La población de Berkeley es mayoritariamente blanca y sólo 11 % latino y, explicó el nuevo alcalde, hay muy pocos representantes latinos o de otras minorías, incluso en comisiones y otras juntas públicas.  “Esa será una prioridad importante para mí, incluir más diversidad en nuestro gobierno”.

El triunfo de Arreguín representa, según medios locales, “un cambio de guardia” en la política local de Berkeley, una ciudad mejor conocida por sus tendencias políticas progresistas que pasó a la historia en décadas pasadas por sus movimientos estudiantiles y anti guerra, pero que en años más recientes estaba en manos de una clase política más moderada, aunque también demócrata.

El nuevo alcalde substituye a Tom Bates, quien fue alcalde durante 14 años y quien apoyó a otro candidato, Laurie Capitelli, quien favorecía la construcción de más edificios en las principales avenidas de la ciudad, donde también está el famoso campus de UC Berkeley.

Arreguín, quien recibió el apoyo del ex candidato presidencial Bernie Sanders, dijo que a pesar de sus políticas progresistas, hay demasiada desigualdad en su ciudad. “Si vemos los logros académicos y el estado de la salud, hay una brecha importante entre grupos de diferentes razas, hay dos “Berkeleys” en realidad”, apuntó.

En momentos en que la comunidad latina e inmigrante está preocupada por la elección de Donald Trump como presidente, Berkeley resalta como “ciudad santuario” desde hace diez años, lo que significa que tiene políticas que protegen a la comunidad inmigrante e indocumentada.

“Tenemos muchos estudiantes indocumentados en la universidad”, dijo. “Muchos tienen miedo y es nuestro trabajo seguir protegiendo a esa comunidad. Si el gobierno federal nos recorta fondos, pues veremos como lidiamos con eso y seguimos adelante”.

El flamante edil dijo que trabajará con otros alcaldes en medidas que aseguren que las poblaciones inmigrantes locales estén “protegidas del racismo” y de medidas nocivas de la futura Casa Blanca.

Jesse Arreguín fue electo en una ciudad que es solo 11% latina
Jesse Arreguín fue electo en una ciudad que es solo 11% latina

 

Te recomendamos