Pese a victoria de Trump, Los Ángeles seguirá protegiendo a sus inmigrantes

California es uno de los estados con más leyes que protegen a inmigrantes

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Pese a victoria de Trump, Los Ángeles seguirá protegiendo a sus inmigrantes
Las protestas contra Trump se mantienen desde el miércoles.
Foto: Getty Images

Tras la elección de Donald Trump como próximo presidente de la nación, varias ciudades han anunciado su respaldo a su comunidad inmigrante, entre éstas Nueva York, Seattle y Philadelphia.

Ahora, Los Ángeles y San Francisco, ambas en el Estado Dorado, se han unido a esa plegaria de sus millones de inmigrantes dejando en claro su estatus como ciudades santuario.

El viernes de la semana pasada, Connie Llanos, portavoz de la Oficina del alcalde Eric Garcetti, informó que mientras que la ciudad de Los Ángeles cumplía con las órdenes federales de la Agencia de Aduana e Inmigración (ICE), percibe el alcalde que las detenciones deben de realizarse de manera constitucional.

“El alcalde Garcetti mantiene la esperanza que ningún presidente viole esos principios, los cuales son los verdaderos fundamentos de nuestra nación, al tomar acción contra ciudades que simplemente protegen el bienestar de sus residentes”, escribió Llanos.

Asimismo, San Francisco dictó que proteger a inmigrantes está en su ADN, y que jamás dejará de ser una ciudad santuario. Así se expresó el alcalde Ed Lee el pasado 10 de noviembre.

Además de estas dos ciudades, California es uno de los cinco estados que limita su colaboración con ICE, al promulgar a ley varias legislaciones que protegen los derechos y bienestar de inmigrantes en su estado.

California, el estado que quiere que sus inmigrantes sean ciudadanos

Una de éstas es el Acta de Confianza, promulgada a ley el 1 de enero de 2014, que dicta que todos los condados de California deberán permitir a víctimas o testigos de crímenes indocumentados acudir a las autoridades sin temor a ser deportados. En 2015 también entró en vigor la ley AB 60, que permite que inmigrantes indocumentados obtengan legalmente una licencia para conducir.

No obstante, el temor persiste entre la comunidad inmigrante.

Tras la elección de Trump, éste dijo que se dedicará a deportar a los indocumentados con antecedentes penales, entre 1 a 3 millones de personas.

“Lo que vamos a hacer es tomar a la gente que son criminales y que tienen antecedentes penales, pandilleros, traficantes de droga, probablemente dos millones, podrían ser incluso tres millones, y vamos a echarlos del país o vamos a encarcelarlos”, indicó Trump durante una entrevista en el programa 60 Minutes.

Según el Departamento de Justicia, el gobierno federal no puedes obligar a ninguna agencia local o estatal a colaborar con ICE –brindar información sobre reos indocumentados-, sin embargo esto no ha obligado el cese de tales operaciones.

Tan solo en Los Ángeles, el Departamento del Sheriff mantiene un estatus colaborativo con la agencia migratoria, pese que en mayo de 2015 la Junta de Supervisores del condado votaron para detener la práctica del programa 287 g.

Poco después que el alguacil Jim McDonnell tomará las riendas de la agencia, anunció que implementaría otro programa, el Priority Enforcement Program (PEP), el cual solo afectaría a aquellos indocumentados detenidos por el LASD.

Este gráfico, creado por el Centro Nacional de Leyes de Inmigración, muestra cómo funciona este programa

screen-shot-2016-11-14-at-8-59-38-am

Te recomendamos