American Apparel se declara en bancarrota… otra vez

Hace una década, American Apparel era la muestra del éxito textil, con una tremenda expansión, aunque siempre salpicada por la controversia y su defensa de los inmigrantes; hoy, eso ha cambiado

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

American Apparel se declara en bancarrota… otra vez
La fábrica de American Apparel en el centro de Los Ángeles.
Foto: Archivo / La Opinión

El anuncio de bancarrota del lunes sería el segundo en poco más de un año, y resultado de pésimo liderazgo en la empresa de American Apparel, fábrica textil que emplea en su mayoría a inmigrantes en el centro de Los Ángeles.

La empresa, conocida por promover su ropa “hecha en EEUU” y con su no tan sutil anuncios en redes sociales, se declaró en bancarrota el lunes y anunció que se había llegado a un acuerdo de vender los derechos de propiedad intelectual, y otros activos, a la agencia canadiense, Montreal’s Gildan Activewear Inc., por un monto de $66 millones.

Y mientras que a Gildan le interesa poco el establecimiento de cientos de tiendas alrededor del país, lo que más atrajo a la empresa fue mantener vivo el hecho que American Apparel es hecho en suelo estadounidense.

“Es nuestra intención continuar ese enfoque”, aseguró Garry Bell, vicepresidente de comunicaciones de Gildan, al Los Angeles Times.

Asimismo, otras empresas tendrán la oportunidad de comprar derechos de propiedad intelectual.

¿Y qué de los empleados?

American Apparel emplea unas 5,900 personas. Cuántas de éstas operan en Los Ángeles se desconoce, pero lo cierto es que la oficina principal está ubicada en el centro angelino, y todas sus fábricas de manufactura están ubicadas en Los Ángeles, Garden Grove, La Mirada y South Gate.

Según un experto que habló con el Times, no cree que Gildan mantenga el centro de manufactura en Los Ángeles, esto dado que la ciudad acordó aumentar de manera gradual el salario mínimo a $15 la hora para el año 2020.

No obstante, tal decisión no ha sido anunciada por la administración de la empresa.

Hace una década, American Apparel era la muestra del éxito textil, con una tremenda expansión, aunque siempre salpicada por la controversia y su defensa de los inmigrantes.

Dov Charney, ex presidente y fundador de American Apparel, saluda a trabajadores.
Dov Charney, ex presidente y fundador de American Apparel, saluda a trabajadores. (Foto: Archivo/La Opinión)

Pero los problemas para la empresa empezaron en 2014 cuando, aunado a una baja en las ventas, su exCEO y fundador, Dov Charney, fue apartado del consejo de administración de la empresa tras ser acusado de acoso sexual y de apropiación indebida de fondos de la compañía.

En octubre de 2015, American Apparel, la popular firma de ropa casual se acogió en un tribunal de Delaware a la ley de protección de bancarrota que le permitiera intentar salir del atolladero en el que está inmersa entre enormes deudas y un descenso en las ventas continuado desde 2013.

Te recomendamos