Como activarse contra la depresión postelectoral

Prepararse en familia, donar o ser voluntario y estar listo a presionar a sus representantes, todo ayudará en los meses y años por venir

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Como activarse contra la depresión postelectoral
Prepararse y saber cómo actuar si las decisiones de gobierno amenazan a los más vulnerables.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Para quienes sienten que la elección de Donald Trump en Estados Unidos representa una situación complicada para la comunidad inmigrante, los derechos humanos, y el respeto a las mujeres, la sensación que prevalece desde hace exactamente una semana va de la tristeza a la rabia y el temor.

Sin embargo, permanecer en ese estado sin hacer nada no es productivo, ni tampoco ayuda a asegurar que todos estemos listos y vigilantes para cualquier cosa que ocurra, cualquier medida que se tome, una vez que el presidente electo tome posesión el 20 de enero.

Pero ¿qué puede hacer una persona de la comunidad, por sí misma, para contrarrestar este sentimiento de depresión? La respuesta siempre es ACTUAR, especialmente en defensa propia y de la gente que nos rodea, principalmente nuestras familias, amigos y comunidades.

Es por eso que aquí damos algunos consejos sobre tres cosas que puede hacer ya, de inmediato, para combatir esa sensación de incertidumbre y desesperanza: uno, es prepararse en familia, dos, es donar a organizaciones de defensa (hasta 5 dólares ayudan) y tres, especialmente si usted es votante o residente legal, estar listo para activarse y hablar a diario si es preciso con sus congresistas y senadores.

COBERTURA ESPECIAL SOBRE INMIGRACIÓN

Numerosas protestas se suceden en Estados Unidos en contra de los anuncios sobre inmigración de Donald Trump.
Numerosas protestas se suceden en Estados Unidos en contra de los anuncios sobre inmigración de Donald Trump.

Prepararse en familia

La comunidad tiene muchas preguntas para las cuales aún no hay respuesta, dijo Jorge Mario Cabrera, portavoz de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes CHIRLA. “Por ahora nada ha cambiado, Trump no entra en la Casa Blanca hasta el 20 de enero”, apuntó, “pero hay cosas específicas que la gente puede ir haciendo desde ya”.

Ahorrar dinero, hacer copia de sus documentos, consultar con un abogado migratorio o una organización proinmigrante, asistir a charlas (el martes 22 de este mes a las 7 p.m. CHIRLA tendrá un FACEBOOK LIVE informativo sobre DACA, por ejemplo), hablar con sus hijos claramente sobre lo que está pasando y también “asegurarse que si participa en protestas lo haga constructivamente”, apuntó Cabrera.

Para los indocumentados, hay que estar listo como cuando se hacían redadas: dejar dinero para la renta y la comida, contactar un familiar o vecino que se encargue de sus niños en caso que usted no llegue a casa, tener un número memorizado de un abogado o una organización comunitaria, infórmese y esté alerta a las noticias, pero no caiga en el pánico.

Si puede, dé una donación pequeña a una organización

Hay organizaciones claves que dan mucha ayuda a la comunidad inmigrante y que no son lucrativas, por lo que sólo reciben fondos de donantes y en algunos casos, cobran pequeñas cantidades por servicios de asistencia con documentos migratorios, por ejemplo.

Puede donar en línea, enviando un cheque o efectivo y también ofreciéndose de voluntario si la organización tiene presencia local.

También puede seguir a estas organizaciones en Facebook y otros medios sociales o apuntarse en sus boletines, ellas actualizan a la comunidad con información relevante.

Algunas de estas organizaciones que son más útiles para la comunidad inmigrante son (enlace al sitio web haciendo clic en el nombre de cada una):

CHIRLA: La organización ofrece charlas y asistencia legal a inmigrantes, aparte de promoción de sus derechos y coordinación con otros grupos.

ACLU Immigrant Rights Project: ACLU usa demandas en tribunales para luchar contra violaciones a los derechos civiles y últimamente ha puesto muchos recursos en el área de inmigración.

Esperanza Immigrant Rights Project:  La organización dedica actualmente muchos de sus recursos en ayudar a niños inmigrantes y a las familias que vienen de centroamérica huyendo de la violencia en aquella región.

Vera Institute of Justice:  La organización invierte en muchas áreas, justicia social, encarcelamiento masivo, salud, pero también ha tenido un rol importante financiando a grupos comunitarios que ayudan a los niños inmigrantes.

Casa Libre:  Es un refugio para niños inmigrantes en Los Ángeles y es patrocinado en parte por el Centro de Derechos Constitucionales y Peter Schey.

MALDEF: Organización que usa herramientas legales para luchar por los derechos de la comunidad latina e inmigrante.

CASA de Maryland: Organización en la costa este (Maryland, cerca de Washington) que ofrece servicios y charlas a los inmigrantes.

Dele lata a su congresista para que actúe en su defensa

Estos son los consejos de Emily Ellsworth, que trabajó para una oficina del Congreso y que conoce los secretos para hacer que el o la congresista que nos corresponde -de acuerdo a donde vivamos- escuche nuestros llamados.

Los congresistas pueden hacer muchas cosas, desde ayudar a casos individuales con problemas de inmigración hasta abogar por soluciones más amplias.  Los congresistas y otros políticos SÍ ESCUCHAN a los votantes y residentes que los llaman, si estos son adecuados e insistentes. 

Encuentre aquí a su representante.

  1. Comentar sobre o al político en Twitter o en su página de Facebook no es la forma más efectiva. El personal del político no hace mucho caso a esos mensajes.
  2. Escribir una carta a la oficina local del congresista en el distrito, es más efectivo que un email o carta a DC
  3. Lo más efectivo es llamar a la oficina local en su ciudad o en el distrito.
  4. Si quiere hablar directamente con su congresista, asista a foros locales en el distrito y vaya con un grupo, haga preguntas. Tendrán que escucharle.
  5. Muchos políticos hacen reuniones comunitarias y siempre van las mismas 50 personas. Vaya en persona y participe si quiere respuesta.
  6. Sea amable con el personal de la oficina, ellos le escucharán. Es su trabajo.
  7. Invite al personal a visitar su comunidad y acompañarlo para que vean la situación que se vive localmente.
  8. El personal es el que realmente mueve las cosas en la oficina, mucho más accesible que el político en sí.

Te recomendamos