Ahora puedes regalar… la educación universitaria

Tarjeta de ahorros permite que familiares y amigos contribuyan con los ahorros para estudiar en la universidad

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Ahora puedes regalar… la educación universitaria
Una cuenta de ahorro para estudiar en la universidad puede ser el mejor regalo que hagas esta temporada.
Foto: Archivo / Impremedia

El costo de una educación universitaria es cada vez más alto y con el aumento de las matrículas, también aumentan las deudas de estudiantes y graduados.

Se estima que, en la actualidad, la deuda estudiantil de los norteamericanos es de alrededor de $1.3 billones de dólares. Según información del National Student Loan Data System, el promedio de deuda estudiantil por persona, en 2016, fue de $37,172 dólares, esto es un 6% más que el año anterior.

Pero a pesar de los costos inaccesibles para muchos, los padres alientan a sus hijos a que sigan una carrera universitaria, porque saben de los beneficios de obtener una educación superior.

Una manera de acceder a una carrera universitaria es a través de planes de ahorro 529. Este tipo de planes de ahorro, son similares a los planes de jubilación 401(k) y están patrocinados por el estado.

El ahorro comienza cuando los niños son pequeños y va creciendo a lo largo de los años, hasta que los jóvenes terminan la escuela preparatoria y están listos para ingresar a la universidad. Cuanto más joven sea el adolescente o el niño al comenzar sus ahorros, más dinero podrá acumular.

El programa ScholarShare, acaba de lanzar una nueva opción de ahorro, a través de la tarjeta de regalo ScholarShare Gift of College. La nueva tarjeta permite que padres, familiares y amigos contribuyan con los ahorros para la futura carrera universitaria de los niños.

En lugar de obsequiar tarjetas de regalo para ser utilizadas en una determinada tienda, estas tarjetas contienen dinero para colaborar con los ahorros para estudiar en la universidad.

Si llegada la hora, el joven decide no estudiar en una institución superior, puede recuperar el dinero, pagando los impuestos correspondientes a la cantidad ahorrada, más una multa del 10%, como en otros planes de ahorro similares.

Otra opción en estos casos, es transferir los ahorros del plan 529 a un familiar, siempre y cuando este utilice dichos fondos en una educación universitaria.

La aplicación de elegibilidad para ayuda financiera de FAFSA  (Free Application for Federal Student Aid) considera los ahorros de planes 529 para estimar el tipo de ayuda, préstamos y becas que puede recibir el estudiante.

Para más información sobre planes de ahorro para estudiantes, puedes visitar https://www.scholarshare.com , o llamar al 1-800-544-5248.

Las tarjetas de ahorro están en venta en tiendas de Toys”R”Us y Babies”R”Us, de todo el país.

Te recomendamos