Así se compara el anuncio de deportaciones de Trump con el récord de Obama

El actual presidente de Estados Unidos ha sido llamado de "Deportador en Jefe" por la cantidad de inmigrantes que expulsó del país. ¿Lo superará Trump?

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Así se compara el anuncio de deportaciones de Trump con el récord de Obama
Numerosas protestas se suceden en Estados Unidos en contra de los anuncios sobre inmigración de Donald Trump.
Foto: Getty

Cuando el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que piensa deportar hasta 3 millones de inmigrantes indocumentados al inicio de su gobierno, hubo diferentes reacciones.

Para unos, fue una señal inequívoca de que está dispuesto a cumplir su promesa de campaña de endurecer la política migratoria de su país, expulsando masivamente a extranjeros que viven en él.

Pero otros concluyeron que Trump parece adoptar una postura más flexible respecto a su idea inicial de deportar unos 11 millones de inmigrantes indocumentados, que planteó hace unos meses.

Trump indicó el domingo que su gobierno atrapará a los inmigrantes con “antecedentes criminales, miembros de pandillas, traficantes de drogas, que son muchas personas, probablemente dos millones, quizá hasta tres millones”.

“Los vamos a sacar del país o quizá los vamos a encarcelar”, dijo durante una entrevista con el programa 60 Minutes de la cadena CBS.

Pero además de lo que Trump dijo antes de la elección y lo que dice ahora, hay otra comparación posible: las cifras que plantea versus las deportaciones que realizó el actual gobierno de Barack Obama.

Y allí es posible ver que el gobierno de Obama expulsó del país en ocho años casi tanta gente como ahora plantea hacer Trump.

“Deportador en Jefe”

Donald Trump dijo que deportará cerca de 3 millones de personas cuando asuma el gobierno en enero. Getty
Donald Trump dijo que deportará cerca de 3 millones de personas cuando asuma el gobierno en enero. Getty

El gobierno de Obama deportó cerca de 2,5 millones de inmigrantes entre 2009 y 2015 usando órdenes de remoción, según datos del Departamento de Seguridad Nacional.

Y aún falta conocerse los números de este año en curso.

Las mismas cifras oficiales muestran que ningún otro presidente en la historia de EE.UU. expulsó tantas personas como Obama, que debido a ese récord fue llamado de “Deportador en Jefe” por líderes de la comunidad latina.

Su antecesor, George W. Bush, deportó unos dos millones en ocho años de gobierno, adoptando herramientas novedosas como reglas más amplias para definir quién podía ser removido.

Esos instrumentos fueron heredados por Obama, quien se mostró dispuesto a utilizarlos desde el comienzo de su gobierno.

“El presidente Obama se enfocó en deportar gente condenada por crímenes y tuvo un considerable número de deportaciones durante su administración”, dice Randy Capps, un especialista del Migration Policy Institute , un centro de análisis independiente en Washington.

“Pero recientemente lo acotó, para enfocarse en gente que comete crímenes más serios, y eso resultó en una reducción bastante importante del número de deportaciones”, añade en diálogo con BBC Mundo.

Entonces, ¿podrá Trump superar el récord de Obama?

“¿Cuánto más?”

El propio Trump aludió a las deportaciones de Obama durante su último debate electoral con la demócrata Hillary Clinton, diciendo que “millones de personas han sido sacadas de este país” sin que nadie hablara de ello.

Ahora, sus declaraciones del domingo le pusieron cifras concretas a la cantidad de personas que él mismo piensa deportar, aunque los expertos dudan sobre cómo llegará a eso.

Capps señala que en EEUU hay unos 820,000 inmigrantes sin autorización con condenas criminales , que incluyen delitos menores, y probablemente un millón de inmigrantes legales que podrían ser deportables por antecedentes criminales

“Creemos que el grupo es un poco menor de lo que está diciendo, pero no hay dudas de que tendrá la capacidad de deportar a dos millones de personas en sus primeros cuatro años”, sostiene.

Eso marcaría un promedio de entre 400,000 y 500,000 personas deportadas por año , sin tener que pedir recursos adicionales del Congreso.

Pero también sería comparable con los máximos anuales del gobierno de Obama, que llegó a deportar a 435.498 inmigrantes durante el año fiscal de 2013.

La mayoría de los deportados en los últimos años provenían de México, donde un funcionario de migración dijo que el gobierno espera que aumente la cantidad de ciudadanos expulsados de EEUU pero no de forma inmediata.

Y aunque los expertos aquí también esperan que el futuro gobierno de Trump retome la tendencia al alza de las deportaciones, falta claridad sobre hasta dónde llegará.

“La pregunta es cuánto más (Trump) va a expandir el número de deportados, en dónde va a enfocarse. ¿Será sólo gente que cometió crímenes o algunos otros que no han cometido crímenes?” , interroga Capps.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, descartó el mismo domingo que vaya a formarse una fuerza especial de deportaciones, otra idea manejada hace unos meses por Trump.

Y el propio presidente electo dijo que la situación de los inmigrantes indocumentados que carecen de antecedentes criminales se definirá después que se “asegure” la frontera sur con México.

Eso aun parece lejos de la propuesta de Obama de darle papeles a una parte de los 11 millones de inmigrantes indocumentados, aunque también alejarse de la propuesta original de Trump de deportarlos a todos.

Pero incluso así, muchos se muestran preocupados.

Wendy Feliz, portavoz del American Immigration Council , un grupo sin fines de lucro en Washington, dice a BBC Mundo que “la administración Obama ya ha eludido algunas cosas del debido proceso, como cuando remueven gente de forma muy rápida sin oportunidades reales de explicar su situación”.

“Potencialmente”, agrega, “esto puede volverse aun más delicado durante el gobierno de Trump”.

Te recomendamos