Culpable de dejar morir de calor a su bebé dentro del auto

Justin Harris alegó siempre su inocencia, pero el jurado determinó otra cosa

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Culpable de dejar morir de calor a su bebé dentro del auto

Durante los dos últimos años, Justin Harris alegó su inocencia y aseguró que todo se trató de “un trágico descuido”. Pero este lunes un jurado de Georgia determinó que Harris planeó dejar a su hijo de 22 meses dentro de su vehículo para que muriera de una una hipertermia o golpe de calor.

El estremecedor caso sucedió en junio de 2014.

Según la fiscalía, Harris mató a su hijo para abandonar a su familia y así poder tener relaciones con otras mujeres.

Durante el juicio -en el que Harris ha sido encontrado culpable de, entre otros delitos, asesinato con malicia- las autoridades revelaron que, antes de la muerte de su hijo, el hombre había buscado en internet cuánto tiempo y qué temperatura eran la necesarios para que una persona pierda la vida dentro de un auto.

Culpable

Además de asesinato, Harris también fue encontrado culpable de delitos sexuales-por los mensajes de texto que envió a una adolescente– y de crueldad infantil.

Madre de Cooper Harris en el juicio
A pesar de haberse divorciado de Justin Harris, la madre de Cooper testificó a favor de él.

La trágica muerte del menor sucedió el 18 de junio de 2014 en la ciudad de Atlanta.

Harris dejó a su hijo Cooper en el asiento trasero de su auto en el aparcamiento de su trabajo. En el juicio se estableció que Harris envió mensajes de texto lascivos a mujeres mientras su hijo estaba dentro del vehículo.

Un detective de la policía local testificó que el padre estuvo sentado en su oficina enviando imágenes de desnudos a varias mujeres, incluyendo una adolescente.

Se estima que el menor estuvo siete horas dentro del auto, en cuyo interior la temperatura superaba los 40 grados centígrados. La temperatura en el exterior ese día llegó a los 32 grados. Cooper murió por hipertermia.

Justin Harris
Justin Harris alegó que cometió un “trágico olvido” y no planeó la muerte de su hijo.

“Inocente”

Harris sostuvo siempre que la muerte fue un accidente, diciendo que había olvidado dejar al niño en la guardería. Los abogados del acusado argumentaron que, aunque él era responsable de la muerte del niño, amaba a su hijo y el incidente fue el resultado de un trágico olvido.

Harris les dijo a las autoridades que había llevado a su hijo a desayunar y le dio un beso mientras lo ponía en la parte trasera del coche.

Según su versión, después se dirigió al trabajo y olvidó que todavía estaba en el coche. Señaló que por descuido no dejó al menor en la guardería.

Durante el juicio se conoció que Harris había visitado sitios web que promueven un estilo de vida libre de niños.

Las imágenes

Las imágenes de las cámaras de vigilancia del aparcamiento revelaron que Harris regresó a su coche después del almuerzo para dejar algunas bombillas de luz que había comprado.

Justin Harris llorando
Justin Harris lloró durante el juicio cuando le enseñaron las fotos de su hijo fallecido.

Pero no entró en el vehículo en el que se encontraba su hijo.

Amigos y familiares testificaron a favor de Harris, incluyendo a su exesposa, Leanna Taylor, quien se divorció de él después de la detención.

La expareja de Harris dijo que él era un padre amoroso que no dañaría intencionalmente a su hijo. Durante el juicio de cinco semanas, Harris lloró cuando las fotos de su hijo fueron mostradas al jurado.

Entre 2010 y 2014, alrededor de 150 niños fallecieron por golpe de calor dentro de vehículos.

Te recomendamos