¡Que comiencen las fiestas!

Dos recetas a base de cerdo con sabor a Thanksgiving

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

¡Que comiencen las fiestas!

Una encuesta reciente llevada a cabo por el National Pork Board confirmó que los hispanos son más apasionados a la hora de celebrar las tradiciones navideñas que el resto de la población en general.

El 62% de los latinos disfrutan cocinando con recetas tradicionales durante las fiestas de fin de año, y la creatividad al momento de fusionar ambas culturas –la americana y la latina– también juega un papel importante.

El 52% dice que lo que más disfrutan de la celebración de Acción de Gracias es crear platos mediante la combinación de recetas y platillos estadounidenses y latinos.

Para ayudar a la tarea,  PorkTeInspira.com comparte varias recetas que ayudarán a elevar el espíritu navideño durante estas fiestas.

Lomo al Café con Salsa de Arándanos 

Rinde:  8 a 10 porciones

Si necesitas una receta para despertar tu paladar, debes probar este Lomo al Café con Salsa de Arándanos: el plato que a cualquier amante del café le encantaría preparar.

El secreto está en una mezcla de especias y café molido con la cual se cubre el lomo y crea una deliciosa corteza que encierra el sabor. Sírvelo en rodajas finas con la salsa de arándanos e impresiona a todos.

Ingredientes:

1 cucharadita de semillas de comino

1 cucharadita de semillas de coriandro

1 ½ cucharaditas de sal marina

1 cucharadita de granos de pimienta negra enteros

1 cucharadita de polvo de chile ancho

1 cucharadita de orégano mexicano seco

Un trozo (de 2 pulgadas) de canela mexicana* (Ceilán) o 1 cucharadita de canela en polvo

1 cucharada de café recién molido

¼ de taza de aceite vegetal

Un lomo de cerdo de 3 libras

Para la salsa de arándanos:

10 onzas de arándanos congelados

¾ taza de azúcar

1 cucharadita de ralladura de limón

2 cucharadas de jugo de limón

¼ taza de ron oscuro

¼ taza de agua

Preparación:

Coloca las semillas de comino y coriandro en una pequeña sartén, a fuego medio; tuesta las especias hasta que estén fragantes, aproximadamente durante 2 minutos. Coloca el comino, el coriandro, la sal, la pimienta, el polvo de Chile, el orégano y la canela en un molinillo de especias (o utiliza un mortero); muele hasta lograr un polvo fino. Combina las especias molidas con el café. Frota una cucharada de aceite por toda la superficie del lomo de cerdo. Frota la mezcla de especias sobre la superficie de la carne de cerdo, asegurándote de cubrir toda la superficie.

Coloca la carne de cerdo en una bolsa con cierre hermético o contenedor no reactivo, y refrigera de 24 a 48 horas. Mientras tanto, prepara la salsa de arándano: En una olla mediana a fuego medio-alto, combina los arándanos, el azúcar, la ralladura, el jugo, el ron y el agua; calienta la salsa mientras la revuelves, durante 2 minutos. Cúbrela, baja el fuego a medio-bajo y cocina a fuego lento durante 10 minutos. Retira del fuego y lleva a temperatura ambiente (la salsa se espesa cuando se enfría). Transfiere a un tazón; cúbrela y refrigérala por lo menos 2 horas o hasta 4 días. Cuando estés listo para cocinar la carne de cerdo: Precalienta el horno a 375° F.

Calienta el resto del aceite en una sartén grande, apta para horno a fuego medio-alto (si no tienes una sartén apta para horno, coloca papel de hornear sobre una bandeja apta para horno, y deja a un lado). Retira la carne de cerdo de la bolsa y coloca en la sartén caliente. Dora la carne de cerdo en todos sus lados, unos 4-5 minutos en total. Coloca la sartén en el horno (o coloca la carne de cerdo sobre la hoja de hornear y asa en el horno); cocínala hasta que la temperatura interna llegue a 150° F, aproximadamente durante 45 minutos. Déjala en reposo durante 15-20 minutos antes de cortar y sirve con salsa de arándano.

*Nota: La canela mexicana, también conocida como canela de Ceilán, es suave y quebradiza. Su sabor es un poco más picante y más dulce que la canela en polvo que normalmente se encuentra en la mayoría de las tiendas de comestibles. No la sustituyas con canela regular en rama (conocida como “Cassia”), ya que podrías romper tu molinillo de especias. En su lugar, puedes utilizar canela molida regular.

Sugerencias para servir: Otros acompañamientos que van bien con este plato son el puré de camote o puré de papas regulares, y judías verdes con mantequilla.

 

Paleta de Cerdo al Vino

Una receta familiar con influencia española, en la cual cinco tazas de vino blanco -preferiblemente Chardonnay o Pinot Grigio- le dan vida a este plato y resaltan el sabor del ajo, la mostaza molida a la piedra y demás especias frescas que hacen de esta paleta una verdadera celebración.

Rinde: 8 a 10 porciones

 

shoulder_final

Ingredientes:

Una paleta de cerdo sin hueso (de 5½ a 6 libras)

10 dientes de ajo grandes, pelados y troceados en cuartos

1 cucharada de romero fresco finamente picado (o 1 cucharadita de romero seco)

1 cucharada de tomillo fresco finamente picado (o 1 cucharadita de tomillo seco y molido)

1½ cucharadita de pimentón dulce ahumado español (pimentón dulce)

2 cucharaditas de sal marina fina

1 cucharadita de pimienta negra recién molida

½ taza de mostaza molida a la piedra

5 tazas de vino blanco, en porciones (como Chardonnay o Pinot Grigio)

Para la salsa (opcional):

¼ taza de mantequilla sin sal

¼ taza de harina para todo uso

1 cucharada de miel

Preparación:

Seca la paleta de cerdo bien con toallas de papel. Colócala en una fuente para hornear grande de borde alto. Con un cuchillo afilado para pelar, corta 40 incisiones (de 1 pulgada de profundidad) en todo el cerdo. Inserta un diente de ajo en cada corte (usa tu dedo para hacer los agujeros más grandes y lo suficientemente profundos como para insertar el ajo). En un tazón mediano, combina el romero, el tomillo, el pimentón, la sal, la pimienta y la mostaza; revuelve hasta lograr una pasta espesa. Unta la parte superior y los lados de la paleta de cerdo con esta pasta.

Cubre el cerdo con papel de aluminio, asegurándote de no dejar que el papel toque la carne; déjalo reposando a temperatura ambiente durante unos 30 minutos (o prepáralo de antemano y mantenlo refrigerado durante unas 12 horas; colócalo de vuelta a temperatura ambiente durante unos 30 minutos antes de asar). Precalienta el horno a 425° F. Vierte 3 tazas de vino por alrededor de la carne de cerdo y cubre de nuevo con la lámina de aluminio. Hornea durante 1 hora. Destapa y agrega 2 tazas más de vino; cubre de nuevo y continúa asando durante 1 hora o hasta que la temperatura interna alcance los 170° F. Retira la carne del horno y deja reposar durante 20 minutos; transfiere la carne asada a una tabla de cortar grande.

Mientras reposa, pasa el jugo por un colador, presionando los sólidos contra el tamiz para eliminar todo el jugo; y luego, descarta los sólidos. Deja que el jugo repose durante cinco minutos; luego, elimina la capa de grasa que sube a la superficie y descarta. Mantén el jugo caliente (tendrás alrededor de 2 a 2½ tazas; si no es suficiente, puedes agregarle un poco de caldo o agua. Si no necesitas la salsa, descarta el jugo). Para hacer la salsa: En una olla mediana a fuego medio, derrite la mantequilla; añade la harina y mezcla bien. Continúa la cocción y revuelve durante 2-3 minutos o hasta que se vea de un color ligeramente dorado.

Agrega 2 tazas de jugo caliente a la vez, y revuelve vigorosamente. Cocina la salsa a fuego lento, sin dejar de revolver, hasta que espese, durante unos 3 minutos. Retira la salsa del fuego; agrega y revuelve la miel, y sazona con sal y pimienta, a gusto. Mantén la salsa caliente a fuego muy lento. Corta la carne de cerdo en rodajas finas y transfiere a un plato de servir; sirve con la salsa a un lado.

Sugerencias para servir: Las patatas, ya sean asadas, hervidas o en puré, se sirven a menudo acompañando este plato. Una ensalada verde con aderezo de vinagreta liviano es también un gran acompañamiento. Las sobras son ideales para preparar deliciosos sándwiches, con o sin salsa.

Descongelación

¿Cuál es la mejor manera de descongelar carne de cerdo congelada?

La mejor manera de descongelar la carne de cerdo es dejándola en su envoltorio y manteniéndola en el refrigerador. Sigue esta guía para descongelar la carne de cerdo en el refrigerador:
•Un lomo para asado pequeño tomará entre 3 y 5 horas por libra
•Un lomo para asado grande tomará entre 4 y 7 horas por libra
•Una chuleta de una pulgada de espesor tomará entre 12 y 14 horas
•La carne de cerdo molida se debe estimar según el espesor del paquete

¿Puedo usar mi horno microondas para descongelar carne de cerdo?

Sigue las recomendaciones del fabricante del horno microondas para descongelar carne. Cocínala inmediatamente después de descongelarla en el microondas.

Mi lomo de cerdo para asar no está completamente descongelado, pero tengo que empezar ya a cocinarlo. ¿Puedo hacerlo?

Es seguro cocinar carne de cerdo congelada o parcialmente congelada en el horno, la estufa o la parrilla sin descongelarla primero; el tiempo de cocción puede ser aproximadamente 50% mayor. Utiliza un termómetro para carnes para verificar la cocción. Siempre es conveniente cocinar en el horno los lomos de cerdo congelados a una temperatura de 325° F. Nunca cocines la carne de cerdo congelada en una olla de cocción lenta.

Te recomendamos