Trabajadores de UCLA y UC San Diego irán a la huelga

Fontaneros, electricistas y otros empleados reclaman salarios más altos

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Trabajadores de UCLA y UC San Diego irán a la huelga
El salario medio de un empleado de UC es de $22.70 la hora, y el de los trabajadores que se van a la huelga es de $32.
Foto: Kevork Djansezian / Getty Images

Los trabajadores de oficios calificados como fontaneros, electricistas o mecánicos de la Universidad de California en sus campus de Los Ángeles (UCLA) y San Diego (UCSD) han anunciado su intención de ir a la huelga esta semana para reclamar un salario más alto.

Una huelga de 24 horas se llevará a cabo en UCLA el miércoles y otra el jueves en UCSD, según lo anunció la unión de trabajadores Teamsters Local 2010 que representa a casi 800 empleados en ambos planteles académicos.

Los contratos para esta clase de trabajadores ya han expirado (en 2013 en UCLA y en 2015 en UCSD) y protestan porque no alcanzan un acuerdo con la universidad sobre uno en lo que respecta al aumento de los sueldos, sobre todo los ya pagados durante los años en los que no hubo contrato, es decir, sobre un aumento salarial retroactivo.

El tesorero de Teamsters Local 2010, Jason Rabinowitz, contó al Los Angeles Times que la huelga fue aprobada por el 96% de trabajadores en una votación y acusó a UCLA de retrasar las negociaciones sobre la renovación del contrato para evitar subir el salario de los trabajadores.

Desde UCLA afirman, sin embargo, que otro sindicato se estaba ocupando de las negaciones y tras desentenderse del asunto, Teamsters Local 2010 y una tercera unión de trabajadores empezaron a compartir por representar a a los trabajadores de oficios calificados, en diciembre de 2015. Cuando la Junta de Relaciones de Empleo Público asignó la representación a Temasters Local 2010 en abril de 2016,  estos no estaban preparados para comenzar a negociar de inmediato y la primera conversación entre el sindicato y UCLA no tuvo lugar hasta el 30 de agosto.

Desde entonces, UCLA y Teamsters Local 2010 han estado discutiendo un nuevo contrato. A lo largo de 10 negociaciones, la universidad y el sindicato han llegado a un acuerdo tentativo sobre la mayor parte de este.

La subida de los salarios, el gran coflicto

El principal punto de desacuerdo es la subida de los salarios. Desde el sindicato reclaman que se pague de manera retroactiva el 20.39% de los sueldos y un aumento anual del 17.39%, 5% y 4%.

UCLA ofrece una subida del 12.5% y el 3% anual durante los siguientes cuatro años (hasta alcanzar un aumento del 24.5% sobre el salario actual para 2020), así como una bonificación por subscripción de 1,000 dólares.  La oferta de UCLA no se aplica de manera retroactiva.

Según el sindicato, los trabajadores de oficios calificados en los dos campus cobran unos $32 dólares la hora (entre 50,000 y 75,000 dólares anuales), que es cerca de 10 dólares menos por hora de lo que ganan otros que trabajan en la zona.

El salario medio de un empleado en la Universidad de California es de aproximadamente 22.7 dólares la hora. De acuerdo con el análisis de The Chronicle of Higher Education, los trabajadores de empleos calificados están entre los mejor pagados en el ámbito de la educación superior.

De acuerdo con la información proporcionada por UCLA, la subida de salarios que proponen haría a los trabajadores de empleos cualificados del campus los mejor remunerados en su categoría entre las instituciones similares.

También, como señala Rebecca Kendall, parte del departamento de relaciones con los medios de la universidad, el programa medio de compensación para los trabajadores de oficios calificados en UCLA (salario por hora más beneficios como jubilación o seguro médico) es actualmente de más de 100,000 dólares.

En la última negociación, que tuvo lugar el 9 de noviembre, el sindicato rechazó la subida salarial propuesta por UCLA.

El sindicato que representa a los trabajadores exige un aumento salarial del 26.4% anual a lo largo de los próximos 3 años y el pago retroactivo del 20.39% de los salarios de los últimos cuatro años; UCLA, del 24.5% a lo largo de los 4 años siguientes sin pagos retroactivos (Foto: Jeff Grace/La Opinión)
El sindicato que representa a los trabajadores exige un aumento salarial del 26.4% anual a lo largo de los próximos 3 años y el pago retroactivo del 20.39% de los salarios de los últimos cuatro años; UCLA, del 24.5% a lo largo de los 4 años siguientes sin pagos retroactivos (Foto: Jeff Grace/La Opinión)

No hay acuerdo

El sindicato ha avisado de posibles interrupciones y perturbaciones en los servicios de la universidad durante la huelga, recomendando por ejemplo cambiar la fecha de citas médicas en el campus que no sean urgentes u otras visitas a las instalaciones.

Según Rabinowitz, la huelga tendrá un gran impacto por que “estos son los trabajadores que hacen que todos los sistemas funcionen se manera segura” y ha manifestado su preocupación por la seguridad de alumnos y pacientes y urgido a la universidad a protegerlos.

En un comunicado, fuentes de UCLA indicaron que existe un plan de contingencia para asegurarse de que todos los hospitales e instalaciones para el cuidado de pacientes permanezcan abiertos y completamente operativos.

Desde la universidad también señalaron que están “decepcionados” con la decisión de los empleados de llegar a la huelga, y que esta clase de incidencias es mejor dejarlas en la mesa de negociaciones.

Es más, afirman que la huelga les parece ilícita, y de hecho han presentado una queja por prácticas laborales ilegales ante la Junta de Relaciones de Empleo Público de California.

En el mismo comunicado, UCLA manifestaba su esperanza de llegar a un acuerdo con el sindicato de los trabajadores sobre un contrato justo y competitivo pronto.

La próxima negociación entre la universidad y los sindicatos ante un mediador tendrá lugar el día 23 de noviembre.

Otro contrato que está próximo a expirar en todo el estado es el de unos 14,000 empleados de soporte administrativo en los campus de la Universidad de California, que vence el 30 de noviembre. Teamsters Local 2010 ha amenazado con hacer también huelga “si es necesario” cuando esto ocurra.

Se espera que otros empleados se unan a las huelgas en ambos campus y también se reúnan durante su tiempo libre en San Francisco, fuera del lugar donde se reunirá durante el miércoles y el jueves el Consejo de Regentes de la Universidad de California para negociar el presupuesto del próximo año.

Solo uno de muchos retos económicos

La demanda por una subida de salarios de los trabajadores es uno de los problemas que afronta UC junto al otro sistema universitario público del estado, la Universidad del Estado de California (CSU), además de la creciente demanda de estudiantes que solicitan plaza o la necesidad de implementar programas de apoyo económico y académico para el número cada vez mayor de alumnos de bajos recursos.

El Gobernador Jerry Brown anunciará en enero los presupuestos y cuánto se destinará a las universidades, pero todo parece indicar que la ayuda estatal no será suficiente para que UC o CSU afronten sus costos y por eso ambas han anunciado la posibilidad de que aumente el precio de la colegiatura por primera vez en 6 años.

Te recomendamos