“No estamos preparados ni de lejos para otro sismo como el de 1906 en San Francisco”

Expertos y autoridades en la prevención de desastres y respuestas de emergencia se reúnen en Los Ángeles para hablar sobre la realidad de los terremotos en California

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

“No estamos preparados ni de lejos para otro sismo como el de 1906 en San Francisco”
El terremoto de San Francisco de 1906 fue seguido de incendios que en conjunto destrozaron el 80% de la ciudad.
Foto: Wiki Commons

La asociación de medios étnicos New American Media y la California Earthquake Authority organizaron una reunión en Los Ángeles con expertos en sismos y autoridades para informar sobre los últimos datos y descubrimientos en materia de terremotos, los riesgos y vulnerabilidades de la región o los programas en marcha para prevenir y reparar daños personales y económicos en caso de temblor.

La reunión tuvo lugar en el Centro de Operaciones de Emergencia de la Ciudad de L.A. a las 11:00 a.m. del jueves.

Un terremoto de magnitud 7.0 o superior, lo que se conoce como el Gran Sismo, vendrá y tendrá un gran impacto“, aseguró rotundamente el Dr. Thomas H. Heaton, director del Laboratorio de Investigación en Ingeniería para Terremotos del California Institute of Technology, quien también afirmó que “no estamos ni de lejos preparados” para otro terremoto como el que asoló a San Francisco en 1906.

Este científico especializado en el estudio de los sismos explicó que el extremo sur de la falla de San Andrés, donde se ubica Los Ángeles y su área metropolitana, es la sección donde casi todos los científicos coinciden que tendrá lugar este Gran Sismo. Lo cual, añadió, es un riesgo debido a problemas estructurales en muchos edificios de la ciudad.

“Si tu edificio sobrevive, estarás bien”, recalcó el Dr. Heaton, “Los sismos no matan a la gente por sacudirla”. El riesgo es el colapso de estructuras, y según este científico muchas de la zona presentan deficiencias que las convierten potencialmente en muy vulnerables y peligrosas en caso de terremoto.

Los edificios más seguros, explicó el Dr. Heaton, son los que presenten muros estructurales de hormigón. “Como los 7-11. Jamás he visto un 7-11 con grietas tras un temblor“, dijo como curiosidad.

Un gran número de edificios concentrados por la zona de Downtown son especialmente vulnerables al colapso, y las casas antiguas que no estén fijadas sobre sus cimientos pueden ser desplazada fuera de estos durante un sismo con enormes costos económicos. Por eso se está llevando a cabo actualmente un esfuerzo para reacondicionar las estructuras más antiguas, que fueron construidas antes de que se pusieran en práctica protocolos de cara a un terremoto.

El Doctor Thomas H. Heaton recalcó la importancia de reforzar los edificios y construir estructuras seguras ante sismos Foto: Elena Astorga/La Opinión)
El Doctor Thomas H. Heaton recalcó la importancia de reforzar los edificios y construir estructuras seguras ante sismos. (Foto: Elena Astorga/La Opinión)

Rob Freeman, director General Adjunto en funciones del Departamento de Gestión de Emergencias del Ayuntamiento de Los Ángeles, recalcó que no basta con hacer nuestros edificios resistentes, si no que también las personas tienen que serlo.

Depende de la comunidad estar preparada“, explicó, “Podéis estar seguros de que las agencias de la ciudad están preparadas, pero es necesarios tener un plan con tu familia y vecinos“.

Los Ángeles tiene un programa, el “Plan vecinal de 5 pasos“, pensado para que las comunidad se reúnan y organicen de manera conjunta para saber cómo eliminar riesgos y actuar si se produce un sismo. También existe una app, Notify L.A., que permite enviar avisos a través del celular sobre cualquier emergencia para alertar a la población.

Además, a nivel individual, debemos tener preparados kits de supervivencia para varios días con agua, comida o medicamentos, hablar con nuestra familia sobre cómo actuar y reunirnos si estamos separados cuando el sismo ocurra, y prestar especial atención a quienes tengan discapacidades u otras dificultades que puedan necesitar ayuda para ponerse a salvo.

Rob Freeman explicó que las agencias y las autoridades están preparadas ante un terremoto, pero que los ciudadanos también deben estarlo Foto: Elena Astorga Coto)
Rob Freeman explicó que las agencias y las autoridades están preparadas ante un terremoto, pero que los ciudadanos también deben estarlo. (Foto: Elena Astorga Coto/La Opinión)

Norma Vega, directora de Asuntos Comunitarios y de Gobierno de la Cruz Roja en Los Ángeles, recordó que, después del sismo, viene un período crítico para el que también tenemos que estar preparados.

Vega se refirió a este período como la “brecha temporal” entre el momento de la catástrofe y el momento en que recibimos asistencia por parte de los servicios de emergencia. Y recordó que estar preparados es la base para la supervivencia pero que “es necesario construir un espíritu de voluntarismo“.

Las comunidades tienen que unirse“, animó. También, afirmó Vega, tenemos que estar informados y conocer bien los recursos a nuestro alcance, porque los servicios de primera respuesta no llegan a muchos sitios.

Vega mencionó también a los inmigrantes en Estados Unidos que no tengan la documentación en orden, porque tal y como explicó “no deben tener miedo de solicitar ayuda“. Recordó que la Cruz Roja no es una agencia estatal y que su función es proporcionar asistencia a todos sin importar su estatus migratorio o cualquier otro factor.

“Las personas indocumentadas no califican para los programas federales [de ayuda y compensación ante catástrofes]” recordó Vega, por lo que es importante que conozcan qué organizaciones les van a poder ayudar y que no teman a la hora de buscar esa asistencia.

Norma Vega comentó que en Carolina del Norte hubo una falta de voluntarios tras el huracán Matthew, y que es importante construir el espíritu de colaboración en la comunidad Foto: Elena Astorga Coto/La Opinión)
Norma Vega comentó que en Carolina del Norte hubo una falta de voluntarios tras el huracán Matthew, y que es importante construir el espíritu de colaboración en la comunidad. (Foto: Elena Astorga Coto/La Opinión)

Por último Chris Nance, el jefe de Comunicaciones de la California Earthquake Authority, recordó el último punto al que hay que atender: después de garantizar nuestra supervivencia y de que recibamos ayuda de emergencia en los momentos inmediatamente siguientes a un sismo, hay que reconstruir y prestar atención a los daños económicos.

Un terremoto puede tener efectos devastadores en nuestras propiedades, que igual no podemos asumir si no contamos con un seguro. La ayuda federal, recordó Nance, solo se otorga a un reducido número de personas que cualifican para ella, y la cuantía no es suficiente para cubrir todos los costos de las reparaciones.

Por eso recomendó tener un seguro específico para terremotos (¡ojo!, este es un servicio aparte que NO va incluido en el seguro del hogar estándar), y recordó que también se puede contratar incluso si no somos propietarios y estamos alquilando una vivienda.

Asimismo anunció una iniciativa llamada el Programa de Refuerzo y Tornillo (Earthquake Brace and Bolt), al que nos podremos apuntar entre el 25 de enero y el 27 de febrero a través de su web. Si cualificamos, recibiremos hasta 3,000 dólares para llevar a cabo labores de refuerzo sísmico en nuestras casas que reduzcan los posibles daños durante un terremoto, y que pueden ayudarnos a conseguir hasta un 20% en nuestra póliza de seguro por sismo.

Chris Nance recordó la existencia de seguros específicos contra terremotos y de programas de refuerzo de nuestras viviendas Foto: Elena Astorga Coto)
Chris Nance recordó la existencia de seguros específicos contra terremotos y de programas de refuerzo de nuestras viviendas. (Foto: Elena Astorga Coto/La Opinión)

Para resumir, si tuvieran un consejo clave que dar a los ciudadanos, ¿cuál sería? “Invierte en el futuro“, dijo el Dr. Heaton, refiriéndose a la necesidad de construir pensando en la realidad sísmica de California y continuar asegurando las estructuras ya existentes. Freeman, en cambio, recalcó que “estar preparados ante un terremoto es un esfuerzo comunitario“.

Para salvar la brecha temporal, dependeremos unos de otros“, recordó Vega. Por su parte, Nanca apuntó que debemos “prepararnos para sobrevivir – ¡y recuperarnos!“.

Te recomendamos