Hombre cae preso por posar de cura…por segunda vez

La primera vez fue a la cárcel por vender boletos falsos para ir a ver al Papa

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Hombre cae preso por posar de cura…por segunda vez
Erwin Mena ya había sido detenido y encarcelado en febrero de este año. / twitter: @cbs4news

Un hombre, que ya había sido condenado por hacerse pasar como un cura católico y por vender viajes falsos para ir a ver al Papa Francisco, regresó este viernes a una corte angelina luego de que los investigadores descubrieran que una vez fuera de prisión intentó pasar nuevamente como un hombre de religión.

Erwin Mena, dijo el juez, volvió a hacer lo que se le había prohibido y por lo que ya había pagado un precio tras las rejas.

Mena, quien tiene 60 años de edad, recibión su condena en febrero pasado por el delito de robo de mayor cuantía en conexión con un sistema de vender boletos falsos para ir a ver al Pontífice a Roma. Fue liberado en julio pasado.

El detective Gary Guevara, del Departamento de Policía de Los Ángeles, dijo al LA Times que Mena fue nuevamente arrestado el pasado 2 de noviembre en Elysian Park después de confirmar que se estaba haciendo pasar por cura en la iglesia St. Francis en el Distrito Artístico. El supuesto hombre de fe, aceptó que efectivamente violó los términos de su libertad condicional.

Por ello, el juez Frederick N. Wapner, de la corte superior del condado angelino, castigó a Mena por su falta de honestidad y lo sentenció a pasar a 264 días en una cárcel del condado.

Además le impuso una orden de alejamiento, en la que dice que luego de su liberación se le prohíbe a Mena acercarse a menos de 100 pies de cualquier establecimiento de la Arquidiósesis de Los Ángeles.

“No puedes entrar a una iglesia y pretender que era un sacerdote”, le dijo el juez al acusado. “Eso es por lo que fuiste condenado y ahora que saliste, lo vuelves hacer”, agregó.

La abogada pública de Mena, Denise Daniels, objetó la orden de alejamiento impuesta por el juez y alegó que su cliente puede, sin saber, violar los términos de dicha restricción. “Él podría caminar al lado de una Arquisióseis católica y podría no darse cuenta”, dijo.

Sin embargo, el juez negó la petición. También le negó a Mena el requerimiento de estar una semana fuera de custodia para arreglar algunos asuntos personales pendientes como poner a buen recaudo su auto y otras posesiones, dijo su abogada.

“Ya no confío en él”, dijo el juez y agregó que “no le cree cuando Mena dice que va a volver [a prisión]… Debería haber pensado en ello antes de mentirle a la gente”.

La gran estafa

De acuerdo a una declaración hecha por el detective Guevara, Mena se hizo pasar por “padre” en la iglesia San Ignacio de Loyola, ubicada en Highland Park, por cerca de cinco meses desde enero de 2015.

Los feligreses dijeron, según indicó el LA Times, que el falso profeta entregaba grandes sermones y que llevada a cabo las actividades de un sacerdote como bautizos, confesiones, funerales y misas semanales.

Las autoridades dicen que el rol de Mena era una farsa Desde 2008 el hombre estaba en la lista de personas que no estaban autorizadas para realizar actividades de sacerdote.

Su gran estafa, dijo la Policía, fue vender boletos fraudulentos de $500 y $1,000 para ver al Papa durante su visita a EEUU en ciudades como Nueva York y Philadelphia, donde Mena recolectó dinero de hasta una decena de personas.

Te recomendamos