Alcalde de Los Ángeles: “las escuelas son seguras” ante las deportaciones

Agregó que las escuelas de la ciudad no permitirán la entrada de agentes federales, a menos que haya un permiso de la superintendente Michelle King o los abogados escolares

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Alcalde de Los Ángeles: “las escuelas son seguras” ante las deportaciones
Estudiantes de diferentes escuelas se reunieron con el alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti.
Foto: Jacqueline García / La Opinión

El alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti dio su respaldo este lunes a los estudiantes de la ciudad y les aseguró que los planteles son lugares seguros ante cualquier operación migratoria.

Estamos aquí con ustedes, estamos muy orgullosos de vivir aquí. La inmigración es una parte importante de la ciudad y del país”, dijo Garcetti, reafirmando la promesa del jefe de la policía angelina, Charlie Beck, de que su Departamento no fungirá como agencia de inmigración.

Agregó que las escuelas de la ciudad no permitirán la entrada de agentes federales, a menos que haya un permiso de la superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), Michelle King, o los abogados escolares. Pero dijo que no deben temer puesto que en Los Ángeles el 63% son inmigrantes o hijos de inmigrantes.

Luego de que Donald Trump ganó la elección presidencial, miles de estudiantes salieron de las escuelas para protestar los planes migratorios del presidente electo. Daniel García, de 17 años, fue uno de ellos.

A una semana de la valiente pero arriesgada decisión, García y un grupo de estudiantes se reunieron con el alcalde de Los Ángeles, funcionarios escolares y la policía angelina en la secundaria Theodore Roosevelt de Boyle Heights. En la reunión a puertas cerradas discutieron su lucha por la amenaza de deportaciones.

Trump dijo que deportará a todos los inmigrantes indocumentados y que en cuanto asuma la presidencia cancelará el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), el cual ofrece una estadía legal temporal renovable a cientos de miles de jóvenes.

Daniel García fue uno de los estudiantes que se reunió con el alcalde Eric Garcetti para abogar por sus compañeros indocumentados. (Jacqueline García)
Daniel García fue uno de los estudiantes que se reunió con el alcalde Eric Garcetti para abogar por sus compañeros indocumentados (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

García dijo que estaba preocupado porque algunos de sus compañeros son indocumentados o beneficiarios de DACA. “Muchos tienen miedo por su estatus legal cuando llegue el nuevo presidente”, añadió el joven.

Por su parte, el presidente de la Junta Escolar, Steve Zimmer, dijo que en LAUSD se estima que alrededor de 150,000 familias son afectadas por el tema migratorio.

“Pero no queremos que ninguna familia sienta que no puede venir y pedir ayuda en la escuela”, dijo Zimmer. “Siempre que hay ansiedad y miedo debemos tener un plan y encontrar una solución”, añadió.

Abigail González (der.) dijo que teme que las amenazas de deportaciones afecten a su familia y a ella. (Jacqueline García)
Abigail González (der.) dijo que teme que las amenazas de deportaciones afecten a su familia y a ella (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

LAUSD respalda a sus alumnos

La semana pasada los miembros de la Junta Directiva de LAUSD aprobaron una resolución para que LAUSD proteja los datos de los estudiantes en contra de “cualquier política futura o acción ejecutiva” que Trump pueda tomar “en la máxima medida provista por la ley”. La resolución indica que las escuelas de Los Ángeles son “zonas seguras” donde los agentes federales de inmigración no pueden entrar.

Abigail González, de 16 años, dijo que esta preocupada porque toda su familia podría ser afectada si se lleva a cabo una deportación masiva. Ella llegó a Estados Unidos junto a su familia cuando tenía cinco meses de nacida. “Cuando supe de los resultados no lo quería aceptar, quería bloquearlo de mi cabeza y en la escuela nos dijeron que no tengamos miedo y continuemos con nuestros sueños”.

La joven dijo que no participó en las protestas estudiantiles por miedo, pero espera que sus grados académicos demuestren su aportación al país. “De la única forma que yo puedo demostrar a personas como Trump que no me afectan [sus decisiones] es ir a la universidad y agarrar mi educación”, dijo González.

Deylan Flores, de 17 años y estudiante de  Roosevelt, dijo que sí protestó en los ‘walkouts’ a favor de sus compañeros indocumentados. Él dijo que quiere que sus compañeros se queden en el país y que no sean afectados por agentes de inmigración.

Deylan Flores participó en los 'walkouts' de la semana pasada en contra de las deportaciones. (Jacqueline García)
Deylan Flores participó en los ‘walkouts’ de la semana pasada en contra de las deportaciones (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Si yo tuviera familia indocumentada también me gustaría que se quedaran, no quiero que se vayan mis amigos”, dijo el joven estudiante del último grado. Aunque inicialmente tenían miedo participar, los estudiantes dijeron que se organizaron adecuadamente.

“Y aunque de la escuela llamaban que si salíamos a protestar nos iban a penalizar no nos importó porque sabíamos nuestros derechos”, dijo García, estudiante de la preparatoria Woodrow Wilson localizada en El Sereno.

Pese a que sus manifestaciones públicas fueron pacíficas y sin contratiempos ni arrestos, los funcionarios escolares esperan que no continúen estos actos puesto que podrían poner en peligro la seguridad de los estudiantes.

Te recomendamos