El regreso de la “auto-deportación” y de su creador Kris Kobach

Durante quince años, este abogado y hoy en día jefe de elecciones del estado de Kansas ha creado la base legal de numerosas leyes anti inmigrantes, incluyendo la ley de Arizona. Ahora podría estar siendo considerado para dirigir a todas las agencias migratorias del país.

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
El regreso de la “auto-deportación” y de su creador Kris Kobach
El abogado y creador de la Ley de Arizona, Kris Kobach.
Foto: Archivo / AP

El presidente electo Donald Trump dice que su enfoque primordial en inmigración, ahora que se dirige a la Casa Blanca, serán la construcción del muro en la frontera y la deportación de los “delincuentes” extranjeros e indocumentados.

Pero Kris Kobach, el hombre que lo está asesorando en los futuros planes del Departamento de Seguridad Nacional, agencia que incluye las tareas de controlar las fronteras y procesar beneficios migratorios, tiene otras ideas mucho más maquiavélicas: su filosofía es que los gobiernos federal y locales deben hacer la vida imposible a los indocumentados que viven en Estados Unidos para que se vayan por su cuenta.

Esa filosofía, la llamada “auto deportación”, fue impulsada por Kobach, cuya carrera como abogado, profesor de leyes, ex fucionario del gobierno de George W. Bush y actual jefe de elecciones de Kansas se ha centrado en dos obsesiones: luchar contra los inmigrantes sin papeles y reducir en lo posible el voto de las minorías.

Kobach se reunió este domingo con Trump como parte de sus conversaciones con posible funcionarios de la nueva administracion que inicia el próximo 20 de enero, cuando el nuevo presidente toma posesión. Al terminar la reunión, Trump y Kobach fueron fotografiados juntos por primera vez  y los periodistas notaron que Kobach tenía en sus manos la copia de un documento titulado “Departamento de Seguridad Nacional, plan estratégico de Kobach para los primeros 365 días”.

Este es un detalle de la foto del mencionado plan fotografiado por AP pero luego distribuido por diversos medios y por twitter.

kobach-photo

 

El rumor es que Kobach está siendo considerado para secretario de ese departamento cuyos más de 240,000 empleados tienen como objetivo, como su nombre lo dice, la protección del país ante diversas amenazas, principalmente el terrorismo, pero también el control de las fronteras, las respuestas de emergencia y la ciberseguridad.

El plan, que parecía puesto allí para ser visto, menciona en su primera página algunas de las soluciones que Kobach estaría ofreciendo para proteger al país. Todas tienen que ver con restringir la entrada de extranjeros o deportar a los indocumentados delincuentes, aunque hoy en día el DHS tiene como su principal “advertencia” contra el terrorismo, la amenaza del “terrorismo doméstico”. Ver aquí lo que aparece en la página principal del DHS el día de hoy.

DHS incluye a todas las agencias de control y servicio migratorio, el servicio secreto, la agencia federal de emergencias, oficina de inteligencia y la administración de seguridad en el transporte. 

De lo que se puede ver en la foto, Kobach propone:

Prohibir la entrada de potenciales terroristas, lo que Kobach identifica con los tres siguientes pasos:

Reiniciar el programa de registro a extranjeros de países de “alto riesgo” que el propio Kobach ayudó a diseñar y que se implementó bajo el gobierno de George W. Bush y el procurador John Ashcroft. Teóricamente, esto obligaría a registrar a todas las personas que lleguen de determinadas zonas del mundo con riesgo terrorista. 

Realizar “control extremo” de esos inmigrantes, haciéndoles interrogatorios sobre la constitución estadounidense, la ley musulmana de Sharia, y la igualdad de hombre y mujer.

Reducir la entrada de refugiados Sirios a cero,  usando la autoridad del Acta de Refugiados de 1980

Otros planes que se ven en la foto incluyen la deportación de más “criminales extranjeros”, reactivando los contratos 287 g con al menos 70 gobiernos locales y convirtiendo en “criminales”, para objetivos de deportación “a todos los migrantes arrestados -no sólo culpables- por cualquier delito y a todos los pandilleros extranjeros. 

Kobach, quien durante los últimos quince años ha fungido como el abogado y cerebro detrás de numerosas leyes y medidas anti inmigrantes, tiene al parecer la intencion de aplicar a nivel nacional lo que no pudo lograr en partes del país, porque aunque estados como Arizona y Alabama implementaron leyes estatales, pero luego buena parte de sus cláusulas fueron anuladas por los tribunales.

Detrás de Kobach están grupos que él asesoró en algún momento como la Federación para la Reforma Americana de Inmigración FAIR y el Center for Immigration Studies CIS, organizaciones cabilderas de Washigton cuyo objetivo es reducir no sólo la inmigracion sin papeles sino la inmigración en general. En 2006, CIS publicó un documento donde se explican las bondades del famoso sistema de “auto-deportación”, argumentando que la aplicación de las leyes con énfasis en la deportación de extranjeros “sólo logrará resultados limitados”.

Ellos consideran que hay que aprobar leyes limitando la vida, el trabajo y la capacidad de supervivencia de los inmigrantes, desde prohibirles rentar apartamentos, tener licencias de conducir, hasta convertir a policías locales en brazos de la agencia migratoria e instar a personas individuales a reportar la presencia de inmigrantes, para lograr un “desgaste” y que se vayan del país.

Combinado con el sistema de “desgaste” que promueve al cumplimiento voluntario de las leyes migratorias, en vez de enfocarse en la remoción forzada, la población ilegal (sic) podrá verse reducida a la mitad en sólo cinco años”, decía el mencionado documento.

Esa era la filosofía de la Ley de Arizona, de Oklahoma y de Alabama entre otras, así como las leyes locales de Hazleton y otras ciudades, que comenzaron en 2006, todas las cuales fueron concebidas y redactadas por el propio Kobach, quien trabajó durante años con el Instituto de Reformas Legales de Inmigración IRLI, brazo legal de FAIR.

La mayoría de esas leyes locales fueron invalidadas o limitadas por los tribunales y además, terminaron costando millones de dólares en defensa legal  y a las economías de muchos rincones del país. 

FAIR ha dicho que presentará hoy en Washington su “plan migratorio” para los primeros 100 días de Trump, y habrá que ver las coincidencias que tendrá con el del amigo de esa organización, Kris Kobach.

Ante la posibilidad de que Kobach y su filosofía de la “auto deportación” estén a cargo del gobierno federal, Lynn Tramonte, subdirectora de la organización cabildera America´s Voice, dijo que Kobach “ha dedicado una década y media a hacer la vida miserable a los inmigrantes, mientras lo aplauden los nacionalistas blancos. Sus políticas de perfil racial no han sido efectivas y en repetidas ocasiones los tribunales las han invalidado”.

Para Tom Saenz, presidente de MALDEF, Kobach es un abogado fallido.

“No ha tenido éxito como abogado, ya que casi todas sus ideas han terminado invalidadas por los tribunales”, dijo Saenz a La Opinión. “Eso sí, es persistente”.

 

 

Te recomendamos