California enfrenta revés importante si Trump revoca ley de salud

"Me horroriza todos los estadounidenses que no tendrán seguro de salud"

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
California enfrenta revés importante si Trump revoca ley de salud
La cobertura médica para millones de californianos estaría en riesgo de perderse.
Foto: Archivo

California tiene mucho que perder si el presidente electo Donald Trump y el Congreso liderado por republicanos cumplen con su promesa de campaña de revocar el Obamacare.

El Estado Dorado adoptó plenamente la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA), ampliando la cobertura del Medicaid para los pobres y creando su propio mercado de seguros de salud para alrededor de 1.4 millones de afiliados. Los partidarios del ACA mostraron a California como prueba de que la ley de salud podría funcionar según lo previsto.

Pero ahora, la ley que es el sello del presidente Barack Obama está en grave peligro y los funcionarios de California están preguntándose qué pondrían en su lugar los republicanos en Washington.

No hay duda de que el Obamacare está muerto“, dijo Robert Laszewski, consultor de salud y experto en el mercado de seguros de California. “La única pregunta es exactamente cómo los republicanos se desharán de la ley”.

Los expertos en política de salud no esperan que los republicanos pateen inmediatamente a millones de personas fuera de sus pólizas de seguro. En cambio, predicen que los legisladores pueden derogar partes de la ley y permitir un período de transición para los consumidores mientras se prepara un plan de reemplazo.

Sin embargo, el impacto personal y financiero para el estado podría ser alarmante. El número de californianos no asegurados sería más del doble de 7.5 millones si la ley fuera derogada, según un estudio reciente del Urban Instituto.

Los investigadores también dijeron que California podría perder unos $15 mil millones anuales en fondos federales para la expansión del Medicaid y subsidios de seguros, más que cualquier otro estado. Esa pérdida de dinero federal haría difícil para California llevar a cabo la reforma de la salud por su cuenta.

Millones de californianos se benefician del Obamacare. (Foto: Archivo/La Opinión)
Millones de californianos se benefician del Obamacare. (Foto: Archivo/La Opinión)

El senador estatal Ed Hernández (demócrata de West Covina), presidente del Comité de Salud del Senado, dijo que es difícil predecir qué será lo próximo para la Ley del Cuidado de Salud Asequible.

“¿Habrá subsidios federales? ¿La legislatura estatal pagará subsidios para asegurar que los californianos tengan cobertura? Esas son preguntas abiertas”, dijo Hernández. “Haré todo lo que pueda para asegurarme de que California continúe liderando en este tema“.

Dave Jones, Comisionado de Seguros de California, dijo que el estado no tiene el dinero para mantener la expansión del Medi-Cal o subsidios de seguros por su cuenta.

“Con la derogación, no hay aterrizaje suave. No hay ninguna capacidad por parte de los estados para rellenar lo que estos cortes harán”, dijo Jones. “Estoy muy frustrado de que el progreso que se ha hecho reduciendo el número de no asegurados a la mitad en este estado y en la nación se deseche. Me horroriza todos los estadounidenses que no tendrán seguro de salud”.

El Congreso ya votó para eliminar los fondos para la expansión del Medicaid y los créditos fiscales de primas –para desmantelar dos pilares clave de la ley de salud. Obama vetó esa legislación a principios de este año, pero Trump hizo de la derogación del Obamacare una pieza central de su campaña.

Si ocurre la revocación, los líderes estatales y los defensores de los consumidores pueden mirar hacia las urnas, pidiendo a los votantes financiar la cobertura de salud ampliada a través de mayores impuestos o tasas. En las elecciones del martes 8 de noviembre, los californianos respaldaron la extensión de una tarifa de hospital para ayudar a pagar el Medi-Cal, el programa estatal del Medicaid.

Los funcionarios estatales podrían apuntar aún más alto e intentar crear un sistema de salud con un único pagador financiado por el gobierno a nivel estatal. Pero eso es costoso, perjudicial para el sistema actual y difícil de vender al público. Los votantes de Colorado rechazaron firmemente una iniciativa estatal de un solo pagador en las elecciones del martes.

Algunos legisladores republicanos en California aplaudirían revertir la expansión del Medi-Cal. Han argumentado que los aumentos de gasto estatales y federales en el programa son insostenibles.

Ahora, el programa Medi-Cal del estado cubre aproximadamente a un tercio de todos los californianos. La expansión del Medicaid por la ley de salud ha agregado alrededor de 3,5 millones de californianos al programa desde enero del 2014, y la matrícula total asciende a más de 13 millones.

Molina Healthcare, una aseguradora con sede en Long Beach, es un actor importante en la atención administrada de Medicaid a nivel nacional y también cubre a unas 600,000 personas a través de intercambios en California y otros ocho estados.

El presidente ejecutivo de la compañía, el doctor J. Mario Molina, dijo que piensa que Covered California y otros intercambios se convertirán en una parte más pequeña de la reforma de salud bajo un plan republican, y la expansión de la cobertura se desplazará más hacia Medicaid.

Molina dijo que los republicanos en el Congreso podrían otorgar a los gobernadores más flexibilidad en los beneficios del Medicaid para mantener los costos bajos mientras se mantiene el acceso garantizado a la cobertura independientemente de las condiciones preexistentes, una disposición popular de la ley de salud.

Los republicanos tienen el beneficio de mirar hacia atrás en el experimento de Obamacare y ver lo que funcionó y lo que no funcionó“, dijo Molina en una entrevista. “Creo que los republicanos negociarán un acuerdo en el que el Medicaid se ampliará con más control estatal y los intercambios tendrán un papel diferente. La forma más rentable de hacer la expansión de la cobertura es a través de Medicaid”.

Los defensores de los consumidores reconocieron los desafíos financieros planteados por la revocación, pero también alentaron a los californianos a seguir inscribiéndose en la cobertura mientras tanto.

“Los californianos deben seguir inscribiéndose en Covered California esta temporada de inscripción abierta, en el Medi-Cal, y en todos los beneficios a los que todavía tienen derecho y luego luchar de manera infernal para mantenerlos”, dijo Anthony Wright, director ejecutivo de Health Access California, un grupo de defensa de los consumidores.

En un evento comunitario en agosto del 2013, un grupo de latinos dijeron sus vidas iban a mejorar tras poder obtener cobertura médica con Covered California. Hoy todo eso cambiaría. (Foto: Archivo/La Opinión)
En un evento comunitario en agosto del 2013, un grupo de latinos dijeron sus vidas iban a mejorar tras poder obtener cobertura médica con Covered California. Hoy todo eso cambiaría. (Foto: Archivo/La Opinión)

Sin embargo, algunos asegurados de Covered California expresaron su preocupación acerca de lo que podría significar una administración Trump para su cobertura.

Me preocupa que se vaya a ir, y no sé qué voy a hacer para (tener) seguro“, dijo Jane Henning Childress, de 61 años, quien vive en el condado de Calaveras.

Teniendo en cuenta su subsidio federal, dijo que paga alrededor de $135 al mes por su plan del mercado de seguros. A principios de este año, lo utilizó para ayudar a cubrir la cirugía de un quiste ovárico. “Seguro que me ayudó”, dijo.

Incluso antes de las elecciones, algunas grandes aseguradoras de salud estaban retirándose del mercado de intercambio a nivel nacional y las primas se dispararon un 22 por ciento, en promedio, para los intercambios estatales y federales en el 2017.

En el mercado de Covered California, el aumento promedio de la tarifa fue de 13.2 por ciento para el próximo año. Eso es más alto que los aumentos promedio de 4 por ciento que Covered California negoció sus primeros dos años. La inscripción abierta comenzó el 1 de noviembre.

Las aseguradoras de salud en California y en todo el país enfrentan un montón de incertidumbre por el resultado de la elección. Algunos analistas dijeron que más aseguradoras podrían salir de los mercados estatales en lugar de esperar a que se desarmen y arriesgar a quedarse con demasiados pacientes caros.

Cuatro grandes aseguradoras, lideradas por Anthem Inc. y Blue Shield of California, representan alrededor del 90 por ciento de la matrícula de Covered California.

“Lo impensable ha ocurrido”, dijo Ana Gupte, analista senior de investigación de salud de Leerink Research. “Con un barrido republicano en la Casa Blanca, el Senado y la Cámara, estamos mirando hacia un 2017 lleno de mucho cambio e incertidumbre en los mercados de atención médica”.


Reporteo de Chad Terhune / Anna Gorman, corresponsal senior de Kaiser Health News colaboró con esta historia

Te recomendamos