Cómo proteger del zika a tu bebé antes de nacer

Debido a que el Zika continúa propagándose, ofrecemos una guía a los futuros padres

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Cómo proteger del zika a tu bebé antes de nacer

Para los padres que esperan un bebé y que viven en zonas con transmisión activa, el Zika ha desatado un temor casi histérico. Algunas mujeres embarazadas se han encerrado y no quieren salir. Otras han abandonado sus hogares en Miami, dejando atrás a sus ginecólogos, con la esperanza de proteger a sus bebés no nacidos del Zika. Y al menos algunos futuros padres han hablado de haberse expuesto deliberadamente al virus, con la esperanza de desarrollar inmunidad rápidamente, antes de concebir un hijo.

A pesar de que aún existen muchos misterios sobre cómo funciona el virus del Zika y qué tanto alcance pueden tener sus efectos, este es el consejo más reciente para los futuros padres de parte de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades, así como de varios médicos con los que consultamos.

Antes del embarazo

Espera para concebir. Si existe la probabilidad de que hayas estado expuesto al virus del Zika, debes retrasar la concepción durante al menos 6 meses, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (WHO). El Zika puede sobrevivir en el esperma y en las secreciones vaginales durante semanas a meses después de la infección y puede transmitirse de forma sexual durante ese tiempo. La mayoría de las personas que contraen el virus no muestran síntomas, nunca se les hace la prueba y no tienen idea de que están infectadas, lo que significa que podrían transmitir el virus involuntariamente.

No trates de “auto vacunarte” exponiéndote al virus a propósito. Es cierto que una vez que te infectas, y te recuperas, deberías ser inmune al virus. Pero eso no significa que debes tratar de contraer el virus a propósito para “eliminarlo del camino” para que puedas proceder con los planes de comenzar una familia. A pesar de que los mayores riesgos del Zika son para el feto que se está desarrollando, el virus también ha sido relacionado con problemas neurológicos en adultos, incluyendo el síndrome de Guillain-Barré, una afección potencialmente mortal marcada por debilidad muscular, parálisis y cambios peligrosos en el ritmo cardíaco y la presión arterial.

Durante el embarazo

Evita las áreas con transmisión activa del Zika. No viajes a las regiones afectadas por el Zika. Y si vives cerca de un área con transmisión activa, intenta evitar esa área tanto como sea posible. El mosquito Aedes aegypti que transmite el Zika no viaja muy lejos (no más de 150 pies, según los CDC), así que puedes minimizar tu riesgo al evitar las áreas afectadas.

Quédate adentro tanto como sea posible durante el día. Los mosquitos Aedes pican de día. Así que evitar tantas salidas y mandados como puedas hasta la noche, te ayudará a reducir el riesgo de exponerte. Asegúrate de que los mosquiteros de tus puertas y ventanas estén intactos y que no tengan agujeros o rasgaduras. Y trata de usa el aire acondicionado de forma liberal, ya que esto ayuda a mantener alejados a los mosquitos.

Usa repelentes contra insectos e insecticidas según sea necesario. Si sales durante el día, deberás cubrir tu piel expuesta con uno de nuestros repelentes de insectos con mejor calificación y también rociar tu ropa con un repelente eficaz. (También hay ropa tratada previamente, pero los mosquitos que transmiten el Zika han demostrado resistencia a la permetrina, el producto químico que se usa en esa ropa). Si tienes mosquitos adentro de tu casa, también podrías considerar usar un nebulizador para insectos para uso en interiores o un aerosol insecticida. A pesar de que normalmente no recomendamos los nebulizadores, los CDC indican que dada la gravedad del Zika, podría tener sentido que las familias que están esperando un bebé y que viven en regiones afectadas por el Zika los usen. (Recomendamos llamar a un equipo de profesionales en el control de insectos para implementar esta herramienta en particular).

Es mejor usar ropa con manga larga y colores claros al salir al aire libre. Mientras más grueso y más denso sea el tejido del material, más difícil será para los mosquitos poder picarte. Y mientras más claro sea el color, se sentirán menos atraídos en primer lugar.

Practica sexo seguro durante tu embarazo, por dos razones: Se ha comprobado que la transmisión sexual del Zika es más común de lo que los científicos pensaban inicialmente; y el virus puede atravesar la placenta en cualquier momento durante el desarrollo del feto. Las investigaciones sugieren que el primer trimestre del embarazo es el más riesgoso, pero también se ha sabido que los bebés infectados durante el segundo y tercer trimestre sufren graves defectos de nacimiento, incluyendo microcefalia.

Hazte la prueba y habla con tu médico. Debes hacerte la prueba de Zika incluso si te sientes bien. La gran mayoría de las personas que están infectadas con el virus no muestran ningún síntoma. Si obtienes un resultado positivo para el Zika, tu médico debe ordenarte ultrasonidos cada 4 a 6 semanas, comenzando en la semana 15 del embarazo (ese es el momento más temprano en el que se pueden detectar las anormalidades). Los ultrasonidos ayudarán a los médicos a monitorear el crecimiento del cráneo de tu bebé y revisar si hay calcificaciones y otras señales de infección. Tu médico podría ordenar estas pruebas incluso si no has obtenido un resultado positivo de Zika, si vives en un área con transmisión activa y existe la posibilidad de que hayas estado expuesta al virus.

Después del embarazo

No entres en pánico. Los CDC estiman que solo el 30% de los bebés expuestos al Zika durante el período de gestación nacerán con defectos que van de leves a graves, y que solamente entre un 1% y un 13% de los bebés expuestos desarrollarán microcefalia completa. Por muy alarmantes que parezcan esas cifras, significa que incluso si te has infectado con el virus durante tu embarazo, aún existe una buena probabilidad de que tu bebé nazca sin ningún defecto de nacimiento.

Pero mantente alerta, y espera que te realicen algunas pruebas. Los cerebros de los bebés continúan desarrollándose una vez que nacen, y algunos estudios de casos sugieren que las infecciones del Zika que se adquieren en el vientre materno podrían continuar atacando el sistema nervioso después del nacimiento. Eso significa que los bebés expuestos al Zika, pero que nacen sin ningún defecto obvio aún podrían desarrollar problemas a medida que crecen.

Si tu bebé estuvo expuesto al Zika en el útero, pero nació sin ningún defecto obvio, tu médico quizás quiera mantenerlo en el hospital durante más o menos una semana después del nacimiento para monitorearlo y realizar pruebas adicionales. Las resonancias magnéticas y los ultrasonidos pueden detectar calcificaciones y otras señales de infección; los electroencefalogramas medirán la actividad del cerebro; y las mediciones de cráneo de rutina llevarán un registro del crecimiento del cerebro. Las punciones lumbares también buscan señales de que el virus ha invadido el sistema nervioso central.

Busca a los especialistas correctos. Los hospitales en Washington D.C., Baltimore y Houston están creando centros especializados en Zika en donde una gran variedad de especialistas pueden atender a los bebés y niños. A medida que trabajan en más y más casos de Zika, esos especialistas esperan desarrollar más experiencia para tratar el virus y sus complicaciones. Si no vives cerca de alguno de esos centros, tu médico aún podría consultar con los médicos que están concentrados ahí, y beneficiarse de su conocimiento colectivo.

Guía sobre las enfermedades transmitidas por mosquitos y garrapatas

Enfermedades transmitidas por mosquitos

ZIKA

Mosquito aedes: Desde que surgió en Brasil a principios de 2015, este virus se ha propagado por toda Sudamérica y el Caribe, incluyendo Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos. Los expertos anticipan epidemias locales en Estados Unidos, especialmente en las comunidades más pobres a lo largo de la costa del Golfo. Aún no existe una vacuna para prevenir la enfermedad, lo que hace que la protección contra las picaduras del mosquito sea clave.

Efectos secundarios graves: Defectos congénitos y retrasos en el desarrollo; en adultos, síndrome de Guillain-Barré.

Cuándo aparecen los síntomas: De dos a 14 días después de la picadura.

TRATAMIENTOS

Ninguno para la enfermedad en sí, pero el acetaminofeno y los líquidos pueden aliviar los síntomas. (No obstante, evita la aspirina o los medicamentos relacionados, tales como el ibuprofeno o naproxeno, los cuales pueden causar complicaciones).

Nota: Todos los casos son de infecciones de picaduras de insectos recibidas en Estados Unidos; no mientras viajaron al extranjero ni por medio de transmisión sexual. Las enfermedades transmitidas por mosquitos, aparte del Zika, son aquellas que se reportaron a los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades para el 2015; los casos de Zika son los que se reportaron hasta mayo de 2016.

– Jeneen Interlandi

Te recomendamos