Mercedes-Maybach S650 Cabriolet debut en Los Ángeles

El nuevo Mercedes-Maybach S650 Cabriolet, que tuvo su debut mundial en el Auto Show Los Angeles 2016, es el mejor ejemplo de que hoy en día puedes pagar mucho dinero más simplemente por una marca. Tiene poco que Mercedes-Benz revivió Maybach…

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook

El nuevo Mercedes-Maybach S650 Cabriolet, que tuvo su debut mundial en el Auto Show Los Angeles 2016, es el mejor ejemplo de que hoy en día puedes pagar mucho dinero más simplemente por una marca.

Tiene poco que Mercedes-Benz revivió Maybach como una submarca, y desde ese entonces mis expectativas fueron muy altas ya que el propósito de esto es ser competencia directa con marcas como Rolls-Royce y Bentley.

Pero después del Maybach S600 y ahora con este modelo, vemos que los cambios en los autos Maybach se limitan al uso mejores materiales, ligeros cambios estéticos, y ponerle el logo de Maybach al auto.

Esto es evidente en el Mercedes-Maybach S650 Cabriolet, cuyos cambios sobre el AMG S65 se limitan a asientos más confortables, un interior con mejores y más lujosos terminados, escapes cuádruples, un paragolpes delantero actualizado, rines de nuevo diseño, y logos de Maybach esparcidos por todos lados.

El motor que propulsa al auto sigue siendo el mismo V12 de 6.0 litros ayudado por un par de turbina y que es producido por AMG. Éste cuenta con una potencia de 621 caballos de fuerza y unas impresionantes 738 libras pie de torsión.

El costo de estos sencillos cambios es de aproximadamente $60,000 más sobre el precio del AMG S65. El problema es que si eres un poco narcisista y/o histriónico, temo decirte que casi nadie podrá ver la diferencia entre un S65 Cabriolet y tu auto.

Sólo 300 unidades del Mercedes-Maybach S650 Cabriolet serán producidas de las cuales 75 llegarán al mercado de Estados Unidos, y aunque su precio en éste país no ha sido revelado, en Europa es de €300,000, o aproximadamente $321,000.

El problema no es que los autos Maybach no sean buenos, y es que para “desgracia” de Mercedes-Benz, parten de modelos que ya son excelentes por sí solos, por lo que mejorarlos. no es tarea fácil. Pero si existe un Birkin para un Hermés, Mercedes podría hacerlo con Maybach.

Te recomendamos