Avión evita OVNI en pleno vuelo

No son extraños los reportes de pilotos que aseguran haberse encontrado con lo imposible en las alturas. Sin embargo, resulta menos habitual que uno de ellos se vea obligado a esquivarlo para evitar una colisión.

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Avión evita OVNI en pleno vuelo

El insólito suceso tuvo lugar el pasado lunes 14 de noviembre a las 7:30 de la mañana. Un avión de la aerolínea canadiense Porter Airlines se encontraba sobrevolando el Lago Ontario a unos 3.000 metros de altitud cuando súbitamente se encontró con un objeto volador no identificado.

Lago Ontario (NASA)
Lago Ontario (NASA)

La reacción natural de los pilotos fue una maniobra evasiva que impidió que la aeronave colisionara con el OVNI, lastimando durante el proceso a dos azafatas de la compañía que en ese momento se encontraban de pie atendiendo al pasaje. Ninguno de los 54 pasajeros a bordo del avión resultó herido. De acuerdo a representantes de Porter Airlines, el objeto se mantuvo inmóvil en el cielo, interponiéndose en la trayectoria del Porter Dash 8-400. La edición digital del diario de Toronto The Star informa de que los dos miembros de la tripulación fueron trasladados al hospital para ser tratados de sus heridas, siendo dados de alta poco después.

De momento no existe un consenso en cuanto al posible origen del misterioso elemento volador. Peter Rowntree, investigador jefe de la Comisión para la Seguridad del Transporte de Canadá, declaró ante los medios de la zona que no se trataba de ningún animal, sino de un objeto de forma esférica y 3 metros de diámetro. Pese a lo inusual de su aspecto, la versión oficial de dichos medios apunta a que se trataba de un dron, lo que ha desatado la polémica respecto a los riesgos hacia la seguridad aérea y las regulaciones que deben aplicarse respecto al empleo de estos dispositivos por parte de particulares. Sin embargo, la elevada altitud a la que se encontraba presenta algunas dificultades a la hora de aceptar sin más esta hipótesis. Otras versiones apuntan a la posibilidad de que se trate de un globo meteorológico. Sea como sea, de momento continúa siendo un no identificado en el sentido más literal de la expresión.

dron

No es la primera vez que el Lago Ontario, el menor de los 5 Grandes de Norteamérica, es escenario de un suceso de este tipo. El 23 de noviembre de 1953, el equipo de radares del Comando de Defensa Aérea de Sault Ste. Marie, Michigan, detectó una presencia anómala sobrevolando el Lago Superior, dentro de su mismo sistema fluvial. En respuesta, los Tenientes Moncla y Robert L. Wilson despegaron en un caza F-89 C Scorpion para interceptar el objeto. Tras recibir de nuevo las coordenadas por parte del equipo de tierra (ya que el radar del aeroplano dejó súbitamente de funcionar), el tándem compuesto por el piloto y el técnico de radares se dirigió rumbo a lo desconocido. Sin embargo, algo extraño y desconocido ocurrió en las alturas. A medida que se acercaban el uno al otro, la señal en el radar del Scorpion pronto quedó superpuesta con la del extraño objeto, haciendo desaparecer al avión tanto de las pantallas como de nuestro mundo. Y es que, desde entonces, nada más se supo ni de Moncla ni de Wilson, desvanecidos sin dejar rastro y dejando multitud de interrogantes por resolver.

Te recomendamos