Cuidado con estos juguetes de riesgo para los más pequeños

Existe un sinnúmero de juguetes peligrosos; revisa esta lista antes de irte de compras este Black Friday

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Cuidado con estos juguetes de riesgo para los más pequeños
Algunos productos que han sido retirados por poner en peligro a los niños todavía están disponibles en Internet, advierten.
Foto: La Opinión

El California Public Interest Research Group (CalPIRG) ha compartido un informe que recoge su lista anual de juguetes peligrosos para niños, y que conviene revisar antes de hacer las compras durante el Black Friday.

La edición número 31 del reporte “Trouble in Toyland” (“Problemas en Juguetelandia”) lista juguetes retirados del mercado entre enero de 2015 y octubre de 2016, advirtiendo de que muchas veces estas órdenes de retirada no son muy publicitadas y debemos revisar los juguetes viejos que tengamos en casa para asegurarnos de que no están entre los que han sido declarados inadecuados.

Son muchos lo riesgos que un juguete mal diseñado o no apropiado para la edad de los pequeños puede suponer para su salud: desde piezas pequeñas que pueden provocar que un niño se asfixie hasta imanes o pilas que pueden necesitar cirujía para ser extraídos si se ingieren, pasando por baterías que pueden calentarse en exceso y provocar un fuego.

Aunque la Consumer Products Safety Commission (CPSC) ha retirado del mercado 44 juguetes en los dos últimos años, algunos todavía están disponibles online.

CalPIRG advierte de que 16 de esos 44 juguetes pueden adquirirse en la web, y por eso si vamos a comprar juguetes por Internet debemos revisar que no estén en la lista de productos que deberían haberse retirado. Además, animan a denunciar si descubrimos que alguien está intentando vender ilegalmente estos juguetes.

A la hora de comprar juguetes durante el Viernes Negro, debemos revisar que no hayan sido retirados del mercado (Foto: Archivo/La Opinión)
A la hora de comprar juguetes durante el Viernes Negro, debemos revisar que no sean peligrosos o hayan sido retirados del mercado (Foto: Archivo/La Opinión)

El principal riesgo, según los expertos, es el de asfixia: si el juguete contiene piezas pequeñas o se rompe, los niños menores de 3 años corren un grave riesgo de ingerirlas por accidente, ya que como todos sabemos, es parte del desarrollo habitual de los pequeños llevárselo todo a la boca.

Para saber si un juguete tiene partes lo suficientemente pequeñas como para suponer un peligro, recomiendan hacer una sencilla prueba que consiste en desmontarlo e intentar pasar cada pieza por un rollo de papel higiénico. Si lo conseguimos, entonces un bebé también podría tragársela y el juguete no es adecuado para los más pequeños.

La costumbre de mordisquear sus juguetes también puede dañar la salud de los pequeños en forma de ingredientes tóxicos (como plomo, cromo y otros químicos) o componentes particularmente peligrosos como los imanes.

Por ejemplo, dos de los productos retirados del mercado a lo largo del 2016 contra los que advierte el reporte son un xilófono cuya pintura contiene altas cantidades de plomo, y un estuche metálico que se cierra con dos imanes que corren el riesgo de desprenderse y ser ingeridos – y si un nño se traga ambos a la vez, pueden acoplarse en el interior de su intestino y causar graves daños internos.

Quienes tengan hijos de varias edades deben además vigilar que los más chicos no tengan acceso a los juguetes de sus hermanos mayores, que pueden no ser adecuados para su edad.

Para ver la lista completa de juguetes peligrosos, visita: Peligro en ‘Juguetelandia’

Te recomendamos