Ideas para los buenos propósitos del año que viene

Ahorrar para la cuenta de jubilación debe estar un poco más arriba en su lista

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Ideas para los buenos propósitos del año que viene

Queda un día para trinchar el pavo y ya hay muchas señales que recuerdan que la Navidad y el fin de año están a la vuelta de la esquina. Como va a estar muy ocupado, desde este diario le vamos a ayudar sugiriéndole con cierto tiempo uno de los inevitables buenos propósitos para el año que viene.

Ahorre para su jubilación. Si ya lo hace, trate de aumentar lo que contribuye a su plan de pensiones.

Los latinos no tienen un alto ratio de ahorro en planes como el 401k que le puede proporcionar su empleador o cuentas IRA que permiten ahorrar por su propia cuenta y eso es algo que ha venido certificando estudio tras estudio en los últimos años. es un problema porque el dinero que va a obtener del seguro social será insuficiente para mantener su nivel de vida en este momento.

Ahora bien, el problema de la jubilación no es latino solo. La gestora de activos Natixis ha publicado un informe que revela que la mayor parte de la gente que ya ahorra no lo hace en cantidades suficientes porque hay presiones financieras como devolver préstamos (estudiantiles) o muchas facturas domésticas que impiden este fin. Sus contribuciones se quedan cortas para sus objetivos que están por encima de los $800,000 en distintas generaciones que esperan jubilarse a los 63 años y tener capital para unos 22 años en la jubilación.

Los baby boomers, que ya se han jubilado, lo están haciendo o como generación lo terminará de hacer en los próximos 14 años han ahorrado el 34% de su objetivo. Sus hijos pertenecientes a la generación X tienen algo más de tiempo pero tienen que correr porque apenas acumulan el 24% de lo que quieren tener. Los mileniales, que tienen entre 19 y 35 años y son unos 75.4 millones de personas, apenas tienen el 8% de lo que neceitan en sus cuentas.

¿Cómo ahorrar?

  • Sepa si su empleador ofrece un plan de pensiones 401k y si contribuye con fondos si usted lo hace. Las grandes empresas suelen tener ese plan de ahorro aunque cada vez menos contribuyen con una cantidad significativa a este.
  • Deduzca automáticamente de su salario la cantidad que pueda ahorrar antes de que este se deposite en su cuenta. Plantéeselo como un objetivo de varios plazos. Primero abra la cuenta y contribuya con un porcentaje de salario que sea cómodo para usted. Con el tiempo, cuando ya se haya acostumbrado (cuanto antes mejor) y hecho los ajustes necesarios en el resto de su presupuesto doméstico, suba ese porcentaje. Lo recomendado es llegar hasta el 15%. No se desanime si no puede hacerlo inmediatamente.
  • Elija una cartera de inversión para su 401k o IRA guiado por un profesional de su confianza. Conozca las comisiones, las limitaciones de estas cuentas (no se debe sacar dinero de ellas hasta la jubilación), sus consecuencias fiscales y cuál es la que más le conviene para sus años dorados.
  • Solicite el crédito del ahorrador. Además de las deducciones que se aplican a las contribuciones de ahorro a estas cuentas, quienes tienen ingresos moderados o bajos pueden reclamar el crédito fiscal del ahorrador. Para casados este crédito se puede pedir para quienes ingresan menos de 61.500 conjuntamente y la cantidad de dinero que se acredita sube cuanto más bajos son los ingresos.
  • Considere el Roth IRA si su salario es bajo. Las contribuciones Roth al IRA o el 401k se hacen con dinero después de impuestos a diferencia de los planes de pensiones regulares. Es decir, no hay deducción automática pero si se mantiene la cuenta roth abierta durante un número de años los fondos ahorrados se pueden tomar sin tener que pagar impuestos. Hay limitaciones y cálculos que tiene que hacer con un asesor fiscal sobre si le conviene dada su proyección de ingresos pero es algo a estudiar.
  • Si le cuesta poner dinero en una cuenta y tiene que empezar con esa costumbre, piense en el MyRA. Es la cuenta lanzada por el Tesoro recientemente. No tiene comisiones, puede poner la cantidad que quiera ($20 o $200) restándola de su nómina y funciona como un IRA roth. Es segura aunque los intereses no son muy altos (bajo riesgo, bajo rendimiento). En noviembre de este mes el rendimiento fue de 1.875% APR.

Te recomendamos