El alcalde Los Ángeles conversa con Trump

Eric Garcetti ha mantenido una charla telefónica con el presidente electo considerada de vital importancia por los líderes locales

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
El alcalde Los Ángeles conversa con Trump
La conversación fue descrita como productiva y en ella se abordaron temas como la inmigración o la candidatura olímpica.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

El alcalde de Los Ángeles Eric Garcetti mantuvo una conversación telefónica con el presidente electo Donald Trump el miércoles para discutir una serie de temas que afectan especialmente a esta ciudad.

La oficina del alcalde había solicitado al equipo de Trump que este intercambio tuviera lugar. Descrita como “productiva”, la charla bordó desde la candidatura de Los Ángeles para convertirse de nuevo en sede de los Juegos Olímpicos hasta la inmigración.

La portavoz de Garcetti, Connie Llanos, contó que ambos discutieron “formas de expandir las inversiones en infraestructuras y oportunidades para las comunidades de América” y que Garcetti “recalcó la necesidad de que el gobierno federal continúe siendo un fuerte apoyo en estos esfuerzos“.

Según Llanos, el alcalde también “hizo hincapié en el importante papel que desempeñarán los inmigrantes y la reforma migratoria en el éxito futuro de L.A. y de la nación“, después de que Trump hay declarado que planeaba deportar inmediatamente a hasta 3 millones de indocumentados, según él todos con un historial delictivo.

Garcetti fue abiertamente partidario de la candidata demócrata Hillary Clinton durante las elecciones del 8 de noviembre, y tampoco ha escondido su antipatía personal hacia Trump al que ha descrito como una caricatura de político que dice cualquier cosa con tal de ser elegido y ha llamado “racista, fanático y sexista” por sus publicitados y polémicos comentarios insultando a minorías, mujeres e inmigrantes.

Donald Trump no tiene una visión para nuestro país, ni respuestas genuinas a nuestros retos“, sentenció durnte la Convención Nacional Demócrata de julio en Filadelfia.

Pero el diálogo entre Trump y Garcetti ha sido descrito por los líderes locales como de vital importancia. Según reporta The O.C. Register, el concejal Mitch Englander recordó que “tenemos un cordón umbilical con dólares federales que no podemos cortar” y José Huizar emititó un comunicado en el que expresaba su deseo de que hablaran sobre “nuestra infraestructura envejecida y la falta de fondos para vivienda asequible por parte del gobierno federal“.

Y, por supuesto, la inmigración – esperamos que el presidente electo comprenda que somos una ciudad de inmigrantes y que nadie sale ganado si separamos a las familias y echamos a niños y jóvenes del único país que conocen y aman“, dijo Huizar.

Trump ha anunciado que su dura política migratoria pasará por la deportación de millones de indocumentados y el ataque a las ciudades santuario (Foto: Getty Images)
Trump ha anunciado que su dura política migratoria pasará por la deportación de millones de indocumentados y el ataque a las ciudades santuario (Foto: Getty Images)

Los Ángeles, ciudad santuario

Recordemos que hace unos días Trump manifestó su intención de bloquear fondos para las consideradas “ciudades santuario” para los inmigrantes indocumentados, entre las que no cabe duda de que incluye a Los Ángeles.

“Las ciudades que se niegan a cooperar con las autoridades federales no recibirán dólares públicos, y trabajaremos con el Congreso para aprobar leyes que protejan a las jurisdicciones que sí asisten a las autoridades federales”, amenazó el magnate.

Las llamadas ciudades santuario tienen políticas o leyes que limitan la forma en que las agencias gubernamentales locales y las fuerzas del orden colaboran con las autoridades federales en temas de inmigración.

Desde el nombramiento de Trump, el Departamento de Policía de Los Ángeles ha dejado claro que no colaborará con U.S. Immigration and Customs Enforcement (ICE ). Otras instituciones -desde el Distrito Escolar hasta la Junta de Supervisores – también han reafirmado su intención de proteger a la comunidad inmigrante.

Esta independencia de las autoridades locales con respecto a las federales en materia de inmigración convierte a las ciudades santuario, en opinión de Trump, en oasis para criminales convictos provenientes de otros países.

Pero el senador Tim Kaine, compañero de campaña de Clinton, contó a la CNN que las fuerzas del orden de estas ciudades debía separarse de las autoridades de inmigración porque “si comienzan a verlos como agentes de inmigración, dejarán de llamar para denunciar crímenes y dejarán de ser testigos en los casos” y que lo que necesitaban era trabajar con la comunidad para protegerles y servirles y dejar que ICE haga su propio trabajo.

Te recomendamos