Más de 1,000 reciben comida de Acción de Gracias en la parroquia de la Placita Olvera

Muchos de ellos son personas sin hogar y familias de bajos recursos que no pueden tener su propia cena

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Más de 1,000 reciben comida de Acción de Gracias en la parroquia de la Placita Olvera
Luisa Ayala, una anciana sin hogar, disfrutó de su comida de Acción de Gracias en los patios de la parroquia de la Placita Olvera.
Foto: Araceli Martinez / La Opinión

Ayudada con su bastón y empujando un carrito donde lleva todas sus pertenencias, María Luisa Ayala, una anciana sin hogar llegó a la comida de Acción de Gracias que la parroquia de la Placita Olvera sirvió a más de 1,000 angelinos.

Esta comida me cae de perlas”, dijo tratando de contener las lágrimas esta mujer de 84 años quien tiene por hogar la acera de la esquina de las calles Washington y San Pedro. “No tengo familia, vivo solita”, confió esta mujer, originaria de Jalisco, México pero quien lleva 35 años en el país, los últimos tres años viviendo en la calle.

María Luisa Ayala, una anciana sin hogar recibió un plato de comida por el Día de Acción de Gracias en la parroquia de la Placita Olvera. (Araceli Martínez/La Opinión).
María Luisa Ayala, una anciana sin hogar, recibió un plato de comida por el Día de Acción de Gracias en la parroquia de la Placita Olvera (Foto: Araceli Martínez/La Opinión)

Como cada año en el Día de Acción de Gracias, el patio de la parroquia de la Placita Olvera se viste de gala para servir comida a los que menos tienen. El sitio fue adornado con globos, mesas con manteles largos y decoraciones navideñas.

La cena consiste en pavo, puré de papas y verduras. Está hecha toda a mano, con mucha decencia, está rica. Y hemos arreglado el lugar con muchos detalles de la temporada para darle dignidad a estas personas que vienen aquí a comer con nosotros”, dijo el párroco Arturo Corral Nevárez.

“Me siento agradecido con Dios y la comunidad que es muy solidaria y nos regaló pavos y comida para que las personas que no tienen familia puedan disfrutar de una comida con fe y seguridad”, enfatizó.

El padre Arturo Corral Nevárez y Aíde Ángel de la oficina Social de la Parroquia de la Placita Olvera, junto a la larga fila de personas que esperaban por un plato de comida de Acción de Gracias. (Araceli Martínez/La Opinión).
El padre Arturo Corral Nevárez y Aíde Ángel de la oficina Social de la Parroquia de la Placita Olvera, junto a la larga fila de personas que esperaban por un plato de comida de Acción de Gracias (Foto: Araceli Martínez/La Opinión)

Las decenas de mesas colocadas no daban abasto. Una larga fila de personas aguardaba por un plato de comida.

Aíde Ángel, coordinadora de la oficina social de la parroquia, explicó que esperaban alimentar alrededor de 1,300 personas. “Básicamente son familias de escasos recursos que no tienen dinero para su cena de Acción de Gracias, así como desamparados”, precisó.

Agregó que alrededor de 50 voluntarios participan en la preparación de la comida y en servir los alimentos.

Miles recibieron un plato de comida de Acción de Gracias en la parroquia de la Placita Olvera. (Araceli Martínez/La Opinión).
Miles recibieron un plato de comida de Acción de Gracias en la parroquia de la Placita Olvera (Foto: Araceli Martínez/La Opinión)

Por varios años, Andrea Moreno ha servido como voluntaria en la comida de Acción de Gracias de la parroquia de la Placita Olvera.

Llego desde las seis de la mañana y me voy hasta las seis de la tarde. Pero vale la pena porque es una obra muy hermosa la que hace la Iglesia y es maravilloso poder ayudarles en esta tarea de servir a quienes no pueden tener una cena con su familia”, dijo feliz.

Andrea Moreno ( a la derecha), dedicó todo el Día de Acción de Gracias a servir comida en la parroquia de la Placita Olvera. (Araceli Martíbez/La Opinión).
Andrea Moreno (a la derecha), dedicó todo el Día de Acción de Gracias a servir comida en la parroquia de la Placita Olvera (Foto: Araceli Martínez/La Opinión)

Angela Estevez no tenía planeado ser voluntaria en la parroquia de la Placita Olvera.

“Vine por cinco días de Santo Domingo a Los Ángeles a hacer unas compras para mi negocio. Pasaba por aquí, decidí entrar a misa y al salir me topé con que servían comida a los necesitados y me ofrecí a ayudarles. Es muy lindo poder ayudar. Es una labor que me da mucha alegría y satisfacción. Ojalá el Señor siempre provea alimentos a los desamparados y a los más pobres”, exclamó sonriente.

Sin planearlo Angela Estevez, visitante de Santo Domingo a Los Ángeles se convirtió en voluntaria y sirvió comida en el Día de Acción de Gracias a personas desamparadas como Petra Pérez de 65 años. (Araceli Martínez/La Opinión).
Sin planearlo Angela Estevez, visitante de Santo Domingo a Los Ángeles se convirtió en voluntaria y sirvió comida en el Día de Acción de Gracias a personas desamparadas como Petra Pérez, de 65 años (Foto: Araceli Martínez/La Opinión)

Petra Pérez, una mujer sin hogar de 65 años, disfrutó mucho tener un plato caliente en el Día de Acción de Gracias.

No sabes lo bien que me hace esta comida. Vivo en la calle, sobre un callejón en el sur de Los Ángeles, desde hace un año. Sí tengo hijos, pero no sé dónde están. Gracias a Dios tengo vida, el cielo como techo y estoy esperando que la Ciudad me dé vivienda”, comentó animada a pesar de su precaria condición.

El padre Corral Nevárez, al ver a los desamparados saborear felices su comida de Acción de Gracias, dijo que esperaba que la medida electoral recién aprobada por los votantes para construir vivienda para los sin hogar en la ciudad de Los Ángeles se aplique bien y tomen en cuenta a las iglesias que son quienes siempre están detrás, dando apoyo a las personas que no tienen un techo.

Te recomendamos