Los pilotos en Los Ángeles, blanco de los punteros láser

La ciudad ocupa el segundo lugar a nivel nacional en estos ataques, que van en aumento

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Los pilotos en Los Ángeles, blanco de los punteros láser
Los punteros láser pueden deslumbrar y llegar a cegar a los pilotos y ponen en peligro la seguridad de tripulación y pasajeros.
Foto: BBC

Los pilotos y las autoridades de aviación tienen una preocupación que va en aumento en Los Ángeles – los ataques con los punteros láser hacia las aeronaves que cruzan el cielo angelino. Esto supone graves riesgos para los pilotos y las tripulaciones, que pueden ser temporalmente cegado por la luz.

El portavoz de la Administración Federal de Aviación (FAA), Ian Gregor, dijo a la radio KPCC 89.3 FM que los peligros son especialmente agudos durante el despegue y el aterrizaje. En algunos casos, los pilotos han sido forzados a dejar el control de un avión en el piloto automático, o abandonar un aterrizaje hasta que su visión pueda acercarse al aeropuerto nuevamente sin estar expuestos a estos destellos de luz.

Cientos de “ataques láser” han sido reportados a la FAA en Los Ángeles desde 2010, convirtiéndolo en un punto de preocupación nacional, y el número de incidentes aumentó fuertemente el año pasado.

En un caso reciente, un piloto informó que temporalmente fue cegado por un rayo láser mientras aterrizaba en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX) en 2014.

“La FAA toma los ataques con láser muy en serio”, dijo Gregor a KPCC.

Agregó que una vez que los oficiales de control aéreo son notificados de un incidente, inmediatamente se ponen en contacto con la policía local.

 

Los destellos por los punteros laser pueden cegar a los pilotos. /EFE
Los destellos por los punteros laser pueden cegar a los pilotos. /EFE

Los destellos por rayos láser no sólo están en el radar de la FAA, sino que también están en el del Buro Federal de Investigaciones (FBI). La agencia ofrece hasta $10,000 dólares por información que conduzca al arresto de cualquier persona apuntando un láser a aviones. Ha sido un delito federal desde 2012, castigado con cinco años de cárcel.

Los informes de ataques láser que reportan los pilotos están aumentando a nivel local y nacional. El año pasado, los datos de la FAA registraron 7,437 incidentes. Ese número fue un poco menos de 4,000 en el año anterior.

Los Ángeles ve un gran número de estos casos, debido en parte a la geografía de la región.

“Las aeronaves que llegan a LAX pasan por zonas densamente pobladas por millas y millas, lo que significa que están expuestas durante ese período a ataques láser”, dijo Gregor.

El considera que el clima de la región también significa que la gente está afuera con más frecuencia que en otras partes del país.

Los Ángeles registró 246 incidentes en 2015. Sólo Phoenix vio más, con 263. Houston fue la otra ciudad con más de 200. San Diego ocupó el puesto número ocho en la lista, con 145 casos. La ciudad de Nueva York no estuvo en los primeros 10 puestos.

La agencia aún no ha desglosado sus datos de 2016 por ciudad.

“Parte de la razón por la que estás viendo un aumento de año a año es que el poder de estos [punteros láser] ha aumentado, el precio ha bajado, y la disponibilidad ha subido también”, dijo Gregor .

Los ataques láser se han reportado en aviones que vuelan a más de 10,000 pies de altura. Los avistamientos de los rayos láser color verdes en el cielo son especialmente comunes, según los datos de la FAA. Más del 90% de los informes citan los rayos láser color verde, aunque los pilotos también han detectado rayos azules, rojos, blancos e incluso púrpuras.

Mientras que los rayos láser en los aviones son una preocupación seria, Gregor dijo a la radio que ningún avión se estrelló debido a los punteros láser. Cientos de aviones vuelan desde el sur de California a diario, por lo que incluso unos pocos cientos de ataques láser anuales afectan sólo una pequeña parte de los viajes aéreos de la región.

Aunque esto no deja de ser una preocupación.

Te recomendamos