¡Cuidado, controla tus gastos!

Experta en finanzas te ofrece consejos básicos para mantenerte en tu presupuesto de gastos en esta temporada festiva y vacacional

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

¡Cuidado, controla tus gastos!
El establecer un presupuesto para las compras de Navidad y hacer una lista de las personas a quienes se les desea regalar algo, ayuda a no gasta el dinero de forma compulsiva.
Foto: Shutterstock

¿Ya estableciste un presupuesto para las compras de navidad?, ¿hiciste ya la lista de las personas a quién deseas sorprender con un obsequio?

Si eres una persona poco organizada en tus finanzas, probablemente no.  Pero estas dos acciones son imprescindibles para evitar que realices compras compulsivas y te ciñas a los gastos que realmente puedes hacer de acuerdo a tu presupuesto real familiar.

Y es que como dice la experta en finanzas, Maribel Zisch, vinculada a la compañía Northwestern Mutual, “la época más maravillosa del año puede convertirse rápidamente en la más cara, tras grandes gastos en la compra de regalos, viajes y fiestas”.

Así que para evitar esto, Zisch (de origen cubano y oriunda de Los Ángeles) te brinda estos cinco consejos para que los gastos de esta temporada festiva y vacacional las hagas de una más inteligentes y no quiebres el presupuesto familiar.

1.       Define tus límites presupuestales

Para ello, sigue estos pasos:

  • Identifica el monto de todos tus gastos mensuales rutinarios, incluyendo alquiler, comestibles, entretenimiento y cualquier otro gasto de rutina como membresías o suscripciones a gimnasios o revistas. Sabiendo cuál es la cantidad total de los gastos substráelo de tus ingresos y de esta manera sabrás si cuentas con dinero o no para los gastos de Navidad o vacaciones.

“En Northwestern Mutual, recomendamos seguir la regla 20/60/20: 20% de tus ingresos para ahorrar e invertir, 60% para gastos esenciales y 20% para gastos discrecionales, es decir el dinero que te queda por mes para este tipo de gastos [no rutinarios]”, detalla Zisch.

  •  Teniendo identificado el monto para gastos discrecionales, haz una lista de todos aquellos a quienes planeas comprar un regalo y cuánto quieres gastar en cada uno. “Dentro de esta lista, se debe incluir también los gastos a incurrir si se hará una fiesta o se saldrá de vacaciones. En este último caso, hay que considerar el dinero a gastar por hospedaje y costos de pasajes aéreos”, especifica la experta en inversiones.
  • Compara tus costos de vacaciones proyectados con tu presupuesto. ¿Cómo financiarás tus gastos de vacaciones? Dependiendo de tu presupuesto y lo que necesitarás, puede recortar o suspender temporalmente cualquier costo mensual de cosas que realmente no necesitarás durante la temporada navideña.
  • Si ves que tu presupuesto para gastos discrecionales es demasiado reducido, tienes la opción de empezar de inmediato a adoptar un buen hábito de gastos que te permita tener el suficiente dinero para realizar tus planes vacacionales si el estrés de las restricciones presupuestarias poco realistas o el gasto que excede tus límites.
Al llevar un control de las pequeñas compras que haces a diario, como del café latte que te gusta tanto, te darás cuenta cómo se disparan los gastos que reducen tu presupuesto.
Al llevar un control de las pequeñas compras que haces a diario, como del café latte que te gusta tanto, te darás cuenta cómo se disparan los gastos que reducen tu presupuesto. /Shutterstock

2. Mantente leal a tu propósito de no excederte en tus gastos

Una vez que hayas creado un presupuesto, asegúrate de mantenerlo e ir realizando un registro de cómo estás gastando tu dinero.

“Cuando se paga con una tarjeta de débito, es fácil perder la pista de lo que se está gastando, así que guarda tus recibos y ve sumando”, apunta Zisch. “Al escribir físicamente todo, o al realizar un seguimiento de los gastos con una aplicación o herramientas en línea, se hará responsable de cualquier gasto adicional”, agrega.

Esta responsabilidad también se extiende a los gastos que estás haciendo con tus tarjetas de crédito, por eso el consejo es que uses el crédito “como último recurso”, ya que cuando se gasta de más de lo que se tiene a través del crédito, esto simplemente “prolonga tus problemas de presupuesto y aumenta el estrés futuro”.

3. Dile adiós a los pequeños gastos que disparan el presupuesto

Si sumas los pequeños gastos que haces durante la semana —como por ejemplo esos café lattes que te gustan tanto o los almuerzos fuera de casa— te darás cuenta que pueden llegar a sumar fácilmente más de $200 en un mes determinado. Así que Zisch aconseja llevar muy de cerca su control y evitar durante la temporada festiva el participar en actividades sociales que implican gastos no programados o con personas que realmente no son de tu círculo laboral, familiar o social.

Recomienda además que al seleccionar un artículo a comprar se haga una la pregunta: ¿está el precio dentro de la cuota establecida o muy lejos de está?

4. Busca las mejores ofertas

Hacer una investigación previa de los lugares donde están los mejores precios de los regalos que deseas comprar te ayudará a mantenerte dentro de tu presupuesto establecido y hasta ahorrar dinero.

Dentro de estas búsqueda, Zisch recomienda tener cuidado de caer en las ofertas llamativas de ahorro tras sacar una tarjetas de crédito de las tiendas minoristas, ya que, por lo general, las tasas de interés de éstas son mucho más altas que las que ofrecen bancos o uniones de crédito.

Te recomendamos