Conoce a los dos nuevos jueces hispanos de Los Ángeles

Ganaron elecciones reñidas el 8 de noviembre después de una campaña de casi dos años

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Conoce a los dos nuevos jueces hispanos de Los Ángeles
Efraín Aceves fue electo como juez para la Corte Suprema de Los Ángeles.
Foto: Suministrada

El inmigrante mexicano Efraín Aceves, y la española-americana Debra Archuleta, son los dos nuevos jueces de origen hispano en la Corte Superior del Condado de Los Ángeles.

Aceves ganó con el 60.84% de los votos, y Archuleta con el 60.29% en medio de elecciones muy reñidas el 8 de noviembre.

Todavía es difícil para mi procesar el triunfo pero se ha cumplido mi sueño y es muy gratificante”, dijo Aceves de 48 años, nacido en Tijuana pero quien fue traído por sus padres a los seis años de edad a Los Ángeles y creció en Whittier.

Fiscal por más de 18 años, dedicado a representar a víctimas de violencia doméstica y niños que han sufrido abuso sexual, confió que los 15 meses de campaña fueron agotadores pero valieron la pena.

Mis padres rezaban a todos los santos e hicieron mandas para que yo ganara”, comparte feliz.

Maricela Ramos y Manuel Aceves, los progenitores de Aceves, vinieron de Jalisco y trabajaron toda su vida como obreros en fábricas de Los Ángeles.

Aceves cuenta que desde hace varios años, soñaba con convertirse en juez. “Traté de lograrlo por la vía del nombramiento por parte de la Oficina del Gobernador Jerry Brown. Hace siete años presenté mi solicitud. Pero no pasaba nada. Así que dije, ya tengo 48 años voy a intentarlo por la vía de la elección”, precisa.

Tuvo el apoyo de muchos jueces y abogados quienes le hicieron donativos por alrededor de 200,000 dólares. “Gastamos como 280,000 dólares. Y la verdad fue una campaña intimidante. Yo había participado en tres elecciones para el Distrito Escolar de Whittier donde vivo pero competir para ser juez por 88 ciudades, es otra cosa”, indica.

Aceves desvela que quiere desmitificar lo que es un juez. “Yo quiero involucrarme con la comunidad, ser más accesible y un modelo a seguir”.

Considera que es importante presionar al gobernador Brown para que nombre más jueces latinos. “Ha hecho avances pero necesitamos más. Lo que tengo que decir a los abogados es que no debemos tener temor a competir por el cargo de juez. Podemos hacerlo y ganar”, enfatiza.

El juez electo va a tomar posesión del cargo el 6 de enero pero antes para finales de diciembre renunciará a su cargo como presidente del Distrito Escolar de Whittier. “Es triste que no se permita seguir en la directiva escolar pero estoy listo para juramentar como juez de la oficina número 42 de la Corte Superior de Los Ángeles”.

Aceves hizo campaña con la promesa de que será duro con quienes se aprovechen de las víctimas vulnerables, pero al mismo dijo que cree en las segundas oportunidades y en los programas de rehabilitación contra las drogas, los ofensores no violentos y para quienes cometen un delito por vez primera.

Debra Archuleta se convirtió en jueza de la Corte Superior de Los Ángeles. (foto suministrada).
Debra Archuleta se convirtió en jueza de la Corte Superior de Los Ángeles. (Foto: Suministrada)

Le cumple el sueño a su padre

Debra Archuleta, española-americana se convirtió en la jueza por la oficina 11 de la Corte Superior de Los Ángeles.

“Me siento muy honrada, muy agradecida sobre todo porque mis abuelos apenas cursaron hasta el cuarto grado y quinto grado. Mi abuela fue sirvienta y mi abuelo obrero pero pudieron mandar a sus cuatro hijos a la universidad”, señala a La Opinión.

Archuleta dice que su padre quien sirvió en la Guerra de Corea, se graduó de la carrera de justicia criminal y fue el primer oficial de libertad condicional bilingüe del condado de Orange.

Mi triunfo es una combinación de los sueños de mi padre Alfredo Archuleta de 88 años. Me dice que al haber ganado el cargo de jueza, sus sueños ya están completos”, dice complacida.

Y sostiene que siempre creció con un sentido muy fuerte de lo que debe ser correcto y de lo malo. “En la escuela elemental, me disgustaba mucho ver la discriminación”, recuerda.

Confiesa que quiere ser una jueza justa pero compasiva. “Sé que puedo”, subraya.

De 57 años, casada con Jay Stollmack quien ha trabajado por 30 años en el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, y madre de dos hijos, uno en la universidad y el otro en la universidad, Archuleta tiene 25 años de experiencia como vicefiscal en casos de acoso sexual a menores, violencia doméstica, abuso a niños, asalto sexual y delitos relacionados con pandillas.

Economista y abogada de profesión, indicó en su campaña que sus compromisos serán tratar a todas las partes con dignidad y respeto y buscar la diversidad en la Corte Superior del Condado de Los Ángeles.

“No solo se necesitan más latinos como jueces sino en todas las posiciones de poder“, remarca. Pero agrega que el desafío mayor es hacer que los latinos participen en el proceso político. “Durante la campaña descubrí mucha apatía de la comunidad latina contrario a los afroamericanos”.

Te recomendamos