Estafas de fin de año: no te dejes engañar

Los estafadores se aprovechan de la solidaridad de quienes quieren hacer donaciones a instituciones benéficas, o cometen fraude cibernético gracias a la creciente popularidad de las compras por Internet

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Estafas de fin de año: no te dejes engañar
Te contamos cuáles son los fraudes más comunes de la temporada festiva.
Foto: Archivo / Shutterstock

“Ayuda para las víctimas”, “El negocio del siglo”, “Oferta increíble”. 

Cada año, estafadores y oportunistas aprovechan la temporada navideña para cobrarse nuevas víctimas, con fraudes disfrazados de obras de caridad o de oportunidades realmente difíciles de creer.

Es por ello que ScamAwareness.org, una organización sin fines de lucro que busca proteger al  público de posibles fraudes, publicó una lista corta con las estafas más comunes de este año.

Compartimos los tres fraudes más reportados de esta temporada.

  1. Estafas de compras por Internet. Según la organización, este tipo de fraude es el más reportado por los consumidores estadounidenses. Básicamente, se trata de ofertas que son demasiado buenas para ser reales, pero que mucha gente quiere creer. La Federación Nacional de Minoristas estimó que este año, los consumidores gastarán alrededor de $117 mil millones de dólares en compras a través de la internet y los estafadores aprovechan esta situación.
  2. Obras de caridad – para el estafador. Tradicionalmente, el martes después del fin de semana de Acción de Gracias se conoce como #GivingTuesday. En el espíritu navideño, muchas personas envian sus donaciones a organizaciones de caridad, y los estafadores aprovechan la ocasión para llenar sus bolsillos. Cuando hagas una donación, evita enviar el dinero en efectivo y en su lugar, envía un cheque o utiliza una tarjeta de crédito, que se pueda rastrear.
    Antes de hacer una donación, asegúrate de que se trata de una institución legal. Una manera de hacerlo es chequeando el sitio http://www.charitynavigator.org. En su página de internet, esta organización ofrece una lista con las mejores y peores instituciones de caridad. De este modo, puedes encontrar el tipo de organización según la causa (educación, defensa de animales, salud, etc) y asegurarte de que se trata de una donación legítima.
  3. El empleo de tus sueños. Una estafa común es la que les pide dinero a los candidatos laborales para pagar por su supuesta capacitación o materiales. Siempre recuerda que es el empleador quien debe pagar por el trabajo y no el empleado. Si te piden dinero antes de darte el empleo, lo más probable es que se trate de una estafa.
La mayoría de las personas estafadas eran ancianos e inmigrantes. /Archivo
Las personas mayores son frecuentemente víctimas de estafas (Foto: Archivo/La Opinión)

Señales de alerta

La Comisión Federal de Comercio compartió una lista con las frases más comunes que usan los estafadores y que podrían alertarte de que se trata de una estafa.

Si recibes un llamado sospechoso o una oferta difícil de creer, la agencia gubernamental recomienda contestar con un “No, gracias”, cortar de inmediato  y reportarlo a las autoridades.

Estas son algunas de las frases de las que debes desconfiar:

  • “Usted ha sido especialmente seleccionado para recibir esta oferta”.
  • “Has ganado un premio, o una cantidad importante de dinero en una lotería de otro país”.
  • “Si compras el producto, te daremos un bono, o un segundo producto gratis”.
  • “Tienes que tomar una decisión inmediatamente”.
  • “Se trata de un inversión de bajo riesgo, pero que te dará una gran recompensa”.
  • “Esta es una oferta especial que no podrá encontrar en ningún otro sitio”.

Otras estafas comunes

  • Vacaciones gratis o de muy bajo costo. Este tipo de paquetes de vacaciones suelen tener costos ocultos que descubres una vez que aceptas la oferta. En muchos casos, estas “vacaciones increíbles” ni siquiera son reales.
  • Préstamos y avances de dinero. Los préstamos de dinero hasta el día de pago (daypay loans) tienen costos ocultos e intereses excesivos. Si necesitas dinero, la Comisión federal de comercio recomienda buscar opciones en las uniones de crédito locales, comparar el costo del préstamo que te ofrecen en distintas agencias,  y hacer un presupuesto realista de gastos para manejar mejor tus finanzas, entre otros.
    La agencia también aconseja desconfiar de prestamistas que no están interesados en tu historial crediticio, de costos escondidos, o de prestamistas que te ofrecen dinero por teléfono, entre otros.
  • Prueba gratis. Muchas compañías ofrecen servicios o productos gratis por tiempo limitado, que luego son difíciles de cancelar y el consumidor termina pagando cada mes por ellos.

Una manera de evitar posibles llamados fraudulentos, puedes registrar tu teléfono en el sitio donotcall.gov. Esto ayudará a filtrar muchos de estos llamados.

fraude
Si crees que has sido víctima de una estafa, debes reportarlo de inmediato (Foto: Archivo/La Opinión)

Dónde reportarlo

  • Si crees que has sido víctima de fraude en general, puedes reportarlo llamando a la línea del FBI al 202-324-3000, o enviando la información por internet en la página https://tips.fbi.gov/.
  • Si la estafa está relacionada al cuidado de salud, Medicare o Medical, puedes llamar al 1-800-HHS-TIPS, o visitar la página del Departamento de Salud al www.oig.hhs.gov.
  • Si se trata de un fraude al consumidor, llama al 1-877-FTC-HELP. Si en cambio crees que te han robado tu identidad, llama al 1-877-ID-THEFT.
  • Los fraudes relacionados al correo, loterías y otro tipo de sorteos deben ser reportados llamando al Servicio nacional de inspección postal, al 1-800-372-8347.
  • Los fraudes de Internet, así como de loterías y sorteos online son reportados en el Centro de quejas de crímenes de la internet (IC3) www.ic3.gov.
  • Si un estafador trata de obtener dinero argumentando que los fondos son para un desastre natural, u otro tipo de tragedia, debes reportarlo al Centro nacional de fraudes de desastres llamando al 1-877-623-3423, o enviando un correo electrónico a disaster@leo.gov.
  • Los fraudes también pueden reportarse al departamento de policía más cercano a tu domicilio.

Te recomendamos