A corte supuestos pandilleros que habrían ejecutado a marine latino de 19 años

Carlos Segovia-López fue ejecutado el pasado 16 de septiembre, cuando visitaba a su familia en Sur Los Ángeles

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
A corte supuestos pandilleros que habrían ejecutado a marine latino de 19 años
Carlos Segovia-López, de 19 años, fue abatido a muerte el pasado 16 de septiembre en el sur de Los Ángeles.
Foto: Suministrada

Dos supuestos pandilleros comparecerán ante un juez este miércoles acusados de haber matado a tiros a un marine de 19 años en septiembre de este año.

Oscar Aguilar, de 26 años, y Esau Ríos, de 28, ambos enfrentan un cargo de homicidio por la muerte del cabo de los U.S. Marines Carlos Segovia-López ocurrida el 16 de septiembre.

Un tercer hombre, Ricky Valente de solo 18 años, fue detenido bajo sospecha de ser accesorio al homicidio. También comparecerá ante un juez por supuestamente tener conocimiento del crimen.

Aguilar se encuentra detenido bajo fianza de $4.2 millones, y Ríos de $3 millones. Valente está detenido también bajo fianza de $1 millón.

Carlos Segovia fue baleado cuando estaba dentro de su auto en el Sur de Los Ángeles.
Carlos Segovia fue baleado cuando estaba dentro de su auto en el Sur de Los Ángeles.

Segovia-López fue encontrado herido de bala, pero aún con vida, dentro de un coche cerca de la intersección de la calle 31st y la avenida Western la noche del 16 de septiembre, informó la Policía de Los Ángeles (LAPD). El joven de origen salvadoreño se encontraba de permiso visitando a su familia, pues era miembro de la marina estadounidense y estaba destinado a Camp Pendleton.

Tres días después, el joven fue desconectado de un respirador artificial tras ser declarado con muerte cerebral.

Según la Policía, el joven fue disparado a eso de las 11:30 p.m. cuando conducía su Dodger Charger, cuando los sospechosos a bordo de un vehículo se acercaron al de Segovia, intercambiaron palabras y una persona disparó contra él.

La querella criminal alega que Aguilar fue quien disparó su arma contra la cabeza de Segovia-López, matándolo de forma de ejecución. Según la querella, el homicidio fue realizado en asociación con una pandilla local.

Carlos Segovia, 19, lucha por su vida al ser declarado con muerte artificial. En la foto posa junto a su amiga Claudia Pérez. (Facebook)
Carlos Segovia, 19, lucha por su vida al ser declarado con muerte cerebral. En la foto posa junto a su amiga Claudia Pérez.

Aguilar también es acusado de poseer un arma de fuego y de disuadir a un testigo por medio de amenazas.

Ambos acusados fueron detenidos el pasado 10 de noviembre por agentes de la Policía de Los Ángeles.

De ser hallado culpable, Aguilar enfrenta 167 años de por vida en una prisión estatal, mientras que Ríos enfrenta 50 tras las rejas, informó la Oficina del Fiscal del distrito del condado de Los Ángeles. Valente enfrenta solo siete años de sentencia.

El joven había acudido al sur de Los Ángeles, estando de vacaciones de su base en San Diego, para visitar a familiares y a su novia, y al momento del tiroteo, no portaba su uniforme.

Segovia, previo a establecerse como un miembro activo de los Marines, se dedicaba a alimentar a la gente desamparada como voluntario de la organización L.A. on Cloud 9. Fue a principios del año que el joven angelino decidió convertirse en parte de las fuerzas armadas.

Miembros de los marines de EEUU asistieron en trasladar el ataúd de Carlos Segovia.
Miembros de los marines de EEUU asistieron en trasladar el ataúd de Carlos Segovia.

Durante su servicio fúnebre, oficiado el pasado 5 de noviembre, el alcalde Eric Garcetti rindió honor a Segovia-López y a su familia por su trabajo comunitario, y pidió que todo angelino siguiera el ejemplo del joven.

“[Fue] un hombre que no deberíamos de elogiar en su muerte, porque fue en vida él una persona que todos aspiramos a ser. No sólo en nuestro servicio, pero en nuestros corazones”.

El cuerpo de Segovia fue sepultado en el cementerio nacional de Los Ángeles.

Te recomendamos