Mujer fue secuestrada, torturada y abandonada a un costado de Autopista 5

"Su cuerpo demacrado de ahora solo 87 libras estaba cubierto de moretones multicolor, severas quemaduras, sarpullidos rojos y marcas de cadenas"

¡Muestra tu orgullo latino!

Sigue a La Opinión en Facebook
Mujer fue secuestrada, torturada y abandonada a un costado de Autopista 5
Sherri Papini ha descrito a sus captoras como dos mujeres latinas armadas.
Foto: Cortesía de la familia Papini

Sherri Papini es una mujer de 34 años, madre de dos pequeños de 4 y 2 años, que saltó a los medios tras desaparecer el pasado 2 de noviembre mientras salió a hacer ejercicio por las cercanías de su residencia en el norte de California.

Su marido, Keith Papini, denunció su desaparición cuando se dio cuenta de que su esposa no había acudido a recoger a sus hijos a la guardería. Poco después su teléfono móvil y sus auriculares fueron encontrados tirados al lado de un sendero en su comunidad de Mountain Gate, en el condado de Shasta, despertando el temor de que hubiera sido secuestrada por la fuerza.

Sherri fue hallada con vida el pasado jueves, Día de Acción de Gracias –pero los horribles detalles de lo que sufrió durante su cautiverio todavía están saliendo a la luz, y por el momento la policía todavía no ha logrado hallar a los culpables.

La mujer ha descrito a sus captoras como dos mujeres adultas latinas, que conducían un todoterreno de color oscuro y estaban armadas con una pistola. La mantuvieron retenida durante más de tres semanas, para luego empujarla desde un auto y dejarla en la Interestatal 5 en el condado de Yolo a 150 millas de su casa, con una cadena atando su cintura y sus manos y con una bolsa sobre la cabeza.

Pudo liberar una de sus manos y llamar la atención de un conductor, y ya ha sido reunida con su familia. El Sheriff del condado de Shasta ha indicado que no tienen ningún motivo para dudar de su historia. “Fue agredida y presentaba heridas por las que tuvo que ser tratada”, dijo el domingo al noticiero ABC el alguacil Tom Bosenko.

Keith compartió el martes con Good Morning America algunos detalles de esas heridas, en un esfuerzo por acallar los rumores malintencionados y sin fundamento que circulaban por Internet y sugerían que el secuestro se trataba de una farsa.

El esposo contó que la víctima sufrió “intensa agonía física y severa tortura mental” durante días. “Su cuerpo demacrado de ahora solo 87 libras estaba cubierto de moretones multicolor, severas quemaduras, sarpullidos rojos y marcas de cadenas“, describió.

“Su largo y característico cabello rubio había sido cortado. Había sido marcada”, añadió, explicando que las secuestradoras habían dejado un mensaje no especificado en el cuerpo de su esposa. Bosenko describió esta marca, grabada a fuego en la piel de la víctima, como una “muestra de poder y control”.

Keith contó el horror que sintió al ver el estado en que se encontraba su esposa, así como su alegría por haberla recuperado con vida. “Mi reacción fue de extrema felicidad y abrumadora náusea cuando contemplé su cuerpo. Mi Sherri sufrió terriblemente y cualquier imagen que se estén formando en su cabeza sobre su apariencia, les aseguro, no es tan gráfica y horrible como la realidad.

Aprovechó para agradecer el apoyo de quienes habían ayudado a encontrar a su esposa, pero también para defenderse de quienes extendían rumores por las redes sociales. “Los rumores, presunciones, mentiras, y el odio han sido tan agotadores como repulsivos. Esa gente debería avergonzarse de su comportamiento infrahumano y malicioso“, acusó.

Keith Papini expresó que sentía inmensa alegría de recuperar a su esposa Sherri, pero que estaba horrorizado por la crueldad que había sufrido (Foto: Cortesía de la familia Papini)
Keith Papini expresó que sentía inmensa alegría de recuperar a su esposa Sherri, pero que estaba horrorizado por la crueldad que había sufrido (Foto: Cortesía de la familia Papini)

Bosenko explicó que tras mantener dos entrevistas con la víctima tienen una idea bastante clara de lo que ocurrió, y ayer se reunieron por tercera vez con ella para conseguir aún más detalles. El Sheriff ha indicado que Sherri no conocía a las secuestradores, y que no está claro por qué la raptaron.

“No sabemos si está relacionado con el tráfico sexual, si fue atacada específicamente o se trata de un secuestro al azar”, explicó.

Te recomendamos