Becerra: “Como hijo de inmigrantes, haré todo por proteger a las familias trabajadoras”

Xavier Becerra será el primer fiscal general latino del estado de California

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Becerra: “Como hijo de inmigrantes, haré todo por proteger a las familias trabajadoras”
El cogresista demócrata Xavier Becerra.
Foto: Alex Wong / Getty Images

WASHINGTON.- El legislador demócrata, Xavier Becerra, aún trata de asimilar la noticia de que está a punto de convertirse en el primer fiscal general latino en la historia de California pero aseguró este viernes que, desde ese cargo, hará lo posible para defender a las familias inmigrantes.

Becerra, el latino de mayor rango en la Cámara de Representantes, fue nombrado ayer por el gobernador Jerry Brown como el próximo fiscal general del estado, en reemplazo de Kamala Harris, quien juramentará el próximo 3 de enero como miembro del Senado en Washington.

Becerra aguarda ahora la esperada confirmación de la Asamblea y el Senado estatal de California pero, en declaraciones a este diario antes de tomar un vuelo de regreso a casa, delineó sus máximas prioridades en el nuevo cargo.

“Como fiscal general, estoy listo para proteger las políticas progresistas de California en asuntos como inmigración, el Acta de Cuidado Médico Accesible (Obamacare), energía y justicia criminal. Si alguien quiere desafiar a un estado progresista que está listo para defender sus derechos e intereses, entonces adelante!”, dijo Becerra a manera de reto.

“Cumpliré con la Constitución y ejecutaré las leyes de nuestro estado. Pero, como hijo de inmigrantes, voy a hacer todo por proteger a las familias que trabajan duro”, prometió.

Becerra, de 58 años y reelegido al escaño recientemente, fue uno de los rostros más visibles entre los “suplentes” de la campaña presidencial de la demócrata Hillary Clinton.

En un acto electoral con Clinton en junio pasado.
En un acto electoral con Clinton en junio pasado. María Peña/Impremedia

Becerra acompañó a Clinton en numerosos actos electorales, reiterando ante la prensa su conocida historia como hijo de padres mexicanos que jamás pudieron ir a la universidad.

Becerra obtuvo una licenciatura en Economía de la prestigiosa Universidad Stanford, donde más tarde se tituló también como abogado. En parte por esa experiencia, fue uno de los más férreos defensores de los “Dreamers” y de la reforma migratoria en los pasillos del Congreso en Washington.

Entre sus logros más destacados en el Congreso, Becerra es hasta este año presidente del Caucus Demócrata –un cargo con un período limitado- pero, ante el escenario actual, no tenía posibilidades de trepar en los escalafones del liderazgo demócrata.

De fácil sonrisa,  Becerra dejó su huella en numerosas legislaciones y esfuerzos de corte progresista: lideró el diálogo bipartidista sobre una reforma migratoria en 2009 y 2013; votó a favor de “Obamacare” en 2010, y promovió medidas a favor de los matrimonios homosexuales, de un mayor control de armas, y por la defensa de beneficios para las clases media y trabajadora, según un listado ofrecido por su oficina.

Su nombre figuró en la lista de posibles compañeros de fórmula, puesto que finalmente logró el senador demócrata de Virginia, Tim Kaine, o como miembro del eventual Gabinete.

El nombramiento por parte de Brown le cayó de sorpresa –se acaba de postular como el demócrata de mayor rango en el influyente Comité de Medios y Arbitrios- pero afirmó sentirse “honrado” con la confianza depositada en él.

Becerra ahora se prepara para los desafíos que tendrá como fiscal general del estado más poblado de EEUU, un poderoso puesto desde el que defenderá los derechos autónomos de California, y perseguirá o supervisará casos relacionados con crímenes, investigaciones forenses criminales, y la aplicación, defensa y elaboración de leyes estatales.

Aunque reconoció que la idea de abandonar el Congreso, su segunda casa desde que desembarcó en Washington en 1992, es un momento “agridulce” que, no obstante, le permitirá estar más cerca de su familia.

Pero insiste en que una de sus prioridades es asegurar que la seguridad pública “se aplica a todos por igual” y que la gente sepa que podrá “sentirse segura en sus hogares y vecindades”.

En las últimas horas, Becerra ha dividido su apretado calendario entre numerosas llamadas telefónicas o reuniones para prepararse para el proceso de confirmación, cuya fecha no ha sido fijada.

El nombramiento de Becerra se ha granjeado desde ayer el elogio de la bancada demócrata en la Cámara Baja y del gobierno estatal, pero también dio pie a especulaciones sobre sus ambiciones políticas a más largo plazo.

Después de todo, no sería la primera vez que la oficina de la fiscalía sirve de “trampolín” para cargos más altos, como gobernador, miembro del Senado, o incluso una candidatura presidencial.

Antes de posicionarse como gobernador de California, Brown fue fiscal general del estado entre 2006 y 2010, y el padre de éste recorrió ese mismo camino hace más de medio siglo.

Te recomendamos