Lunes 23 de Enero 2017

Incendio en Oakland: “Déjenme hallar a mi hermano”

Incertidumbre desespera a familias, mientras la cifra de muertos por incendio sube a más de 30 y se abre investigación criminal

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Incendio en Oakland: “Déjenme hallar a mi hermano”
Familiares y vecinos lloran la muerte de las víctimas del incendio en Oakland.
Foto: Getty Images

El número de víctimas mortales que arrasó el viernes un almacén en el que se celebraba un concierto en la ciudad de Oakland subió a 33, según informaron las autoridades al cierre de esta edición, pero advirtieron que esa cifra podía aumentar.

La cifra fue confirmada el domingo por el sargento Ray Kelly, de la Oficina del Sheriff del condado de Alameda, durante una rueda de prensa, en la que precisó que los equipos de rescate habían rastreado “entre el 35 y el 40 por ciento” del edificio.

El equipo de rescate solo ha logrado escudriñar el 35% del lugar. /Getty Images
El equipo de rescate solo ha logrado escudriñar el 35% del lugar. (Foto: Getty Images)

“Hay adolescentes y adultos jóvenes entre las víctimas”, indicó Kelly, al concretar que se hallaron fallecidos de “17 años, posiblemente más jóvenes”. “Tenemos víctimas de otros países. Estamos en proceso de contactar con sus embajadas. Son países de Europa y Asia”, agregó el sargento.

Ante las novedades, el nerviosismo cunde entre los familiares que siguen sin conocer el paradero de sus seres queridos, como Daniel Vega, quien aseguró que su hermano Alex, de 22 años, no responde al teléfono y tiene constancia de que asistió al concierto.

“Denme unos guantes. Tengo calzado de trabajo. Estoy preparado. Déjenme hallar a mi hermano. Es todo lo que quiero”, suplicó Vega a las autoridades.

Así quedó el edificio siniestrado. / EFE
Así quedó el edificio siniestrado. (Foto: EFE)

Investigación criminal

La alcaldesa de Oakland, Libby Schaaf, afirmó que un “equipo de investigación criminal se activó como precaución” en relación con el suceso, aunque aún no hay ninguna hipotesis oficial de qué provocó el siniestro.

“Es demasiado pronto para tener sospechas sobre lo que causó este fuego”, dijo e indicó que hay “muchos testigos a los que entrevistar”.

El sargento Kelly calificó de “astronómico” el número de muertos y advirtió de que esa cantidad podría subir, pues se desconoce “la gente que había o que escapó” del siniestro.

“Estamos empezando a llegar a zonas del edificio en las que estamos encontrando más víctimas”, explicó y señaló que los expertos necesitarán pruebas de ADN para identificar los cadáveres.

Por eso instó a las familias de las víctimas a “preservar cualquier evidencia” que contenga ADN, como un mechón de cabello o un cepillo de dientes, para que sirva de ayuda en el proceso de identificación genética de los fallecidos.

El fuego se declaró la noche del viernes en el barrio de Fruitvale en Oakland, a unas 12 millas de San Francisco, en un edificio de dos plantas que albergaba estudios de artistas y estaba abarrotado de muebles, cuadros, esculturas y alfombras, entre otros objetos.

Decenas de personas se cree que disfrutaban de un concierto de música electrónica en el inmueble, descrito por las autoridades como un “laberinto”, cuando les sorprendió el horror de las llamas.

Como consecuencia del fuego, el techo del almacén —conocido como “El Barco Fantasma”- se derrumbó sobre el segundo piso, lo que hoy complica la labor de los equipos de rescate, que rastrean en busca de cadáveres.

Melinda Drayton, responsable del Departamento de Bomberos de Oakland, precisó ayer que sus efectivos armados de cubos y palas, escudriñan de “forma metódica” los restos del almacén.

Mientras prosiguen las labores de rescate, la desolación arrecia entre los sobrevivientes, como la artista de 29 años Aja Archuleta, que tenía previsto actuar en el concierto y estaba en la puerta del almacén cuando se originaron las llamas.

“Había dos personas en el primer piso que divisaron un pequeño fuego que creció rápidamente. Fue una progresión rápida y caótica (…). He perdido 20 amigos en las últimas 24 horas”, lamentó.

Flores y veladoras se han depositado en los alrededores del lugar de la tragedia /Getty Images)
Flores y veladoras se han depositado en los alrededores del lugar de la tragedia. (Foto: Getty Images)

Otros incendios letales

El número de víctimas totales en el incendio de Oakland aún es incierto. Aquí un breve recuento de algunas discotecas y salas de concierto en el mundo que también terminaron en tragedia:

  • Noviembre de 1942: el incendio en el club Cocoanut Grove de Boston fue el más mortífero en la historia de EEUU. Acabó con la vida de 492 personas; la tragedia generó nuevos requerimientos como sistemas de aspersores y más acceso para salidas en las discotecas.
  • Marzo de 1990: un incendio provocado en la discoteca Happy Land mató a 87 personas en Nueva York. Un hombre enojado con su novia tiró gasolina en la única salida del lugar y atracó la puerta.
  • Marzo de 1996: el fuego en el bar Ozone Disco en Filipinas arrasó con 162 personas. Varias de las
    víctimas eran estudiantes que celebraban el fin del año académico.
  • Diciembre de 2000: 309 personas murieron en una discoteca en China; las llamas se debieron a un accidente por labores de soldadura.
  • Diciembre de 2004: las víctimas del club Cromagnon Republic, en Argentina, ascendieron a 194 luego de que se incendiara el techo del lugar, relleno de espuma.
  • Enero de 2013: En el club Kiss de Brasil murieron 200 personas luego de que las paredes del lugar, con material para aislamiento acústico, se prendieran y soltaran gases venenosos.

Te recomendamos