Martes 24 de Enero 2017

¿Resistirá Ivanka Trump la guerra comercial de su padre?

La ropa de su marca se maquila en China, revela Bloomberg;, y su padre ha iniciado una campaña en contra de las empresas que lleven sus empleos fuera de EEUU

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

¿Resistirá Ivanka Trump la guerra comercial de su padre?
Además de dedicarse a diseñar ropa y accesorios, la hija del magnate es también vice presidenta de desarrollo y compras en Trump Corporation.
Foto: Neilson Barnard / Getty

¿La línea de ropa de fabricación china de Ivanka Trump podrá sobrevivir la guerra comercial de su padre?, así se tituló Bloomberg un texto en el que destacó que la hija del magnate manufactura las prendas de su marca en países asiáticos.

“Si el Presidente electo Donald Trump necesita una lección objetiva de la dificultad de la reactivación de amplios sectores de manufactura en Estados Unidos, que tiene más que mirar solamente hasta el armario de su hija”, abrió el texto escrito por Lindsey Rupp.

El artículo destacó que la modelo de 35 años manda a fabricar su ropa mediante un acuerdo de licencia con G-III Apparel Group Inc., empresa que salió de Nueva York “para convertirse en un fabricante de alcance mundial”.

Una llamada provoca el primer conflicto diplomático de Trump con China

“G-III, que hace el trabajo físico de la marca, es un ejemplo de la forma en que la industria estadounidense ha movido puestos de trabajo fuera del país”, señaló el texto y detalló que la empresa que lleva el mismo nombre de la segunda hija, de cinco que tiene el magnate, no quiso hacer comentarios sobre el tema.

Bloomberg detalló que G-III, que tampoco respondió a las solicitudes de entrevista, fue fundada en 1956 por Aron Goldfarb, un sobreviviente del Holocausto que se trasladó a Nueva York desde Israel y encontró un trabajo en el negocio de las prendas de piel. La empresa se llamó en un inicio G & N y con el paso de los años pasó de hacer “chaquetas de cuero para convertirse en una que cotiza en la bolsa”.

Trump pone las relaciones con China en riesgo al hablar con la presidenta de Taiwán

El escrito recuerda que hace cuatro años, G-III anunció su acuerdo con la empresa de Ivanka Trump para adquirir la licencia de una línea de vestidos, ropa deportiva y ropa interior.

La ropa de Trump se obtiene principalmente de China y Vietnam, porque ahí es donde se hacen las telas y la mano de obra es barata y calificada, refiere Bloomberg.

“La marca genera un estimado de ventas de 100 millones de dólares, una pequeña parte de la captura anual de G-III de más de 2 mil millones de dólares”, dijo a Bloomberg John Kernan, analista de Cowen & Co.

El experto apuntó que si Ivanka Trump convence a G-III de mover la totalidad o parte de su producción a los Estados Unidos, similar a la campaña que ha emprendido su padre con Ford y Carrier, los costos aumentarían de manera considerable el producto final. “Y eso podría ser una sentencia de muerte”.

“Si le preguntas a una persona si así lo prefieren comprar hecha en los Estados Unidos, ellos siempre dicen que sí, pero cuando se trata de compras que no actúan de esa manera […]. Ellos quieren una ganga, que quieren un valor, quieren algo que se ve muy bien. Nunca miran a la etiqueta “, refirió Ed Gribbin, presidente de Alvanon, una empresa de ropa de consultoría con sede en Nueva York.

G-III dice en su sitio web que “se enorgullece de tener una amplia cartera de más de 30 marcas de licencia y de propiedad, incluyendo Calvin Klein, Kenneth Cole, Cole Haan, Guess, Tommy Hilfiger, Karl Lagerfeld, Levis, Dockers, Jessica Simpson, Vince Camuto, Ellen Tracy, Kensie, Ivanka Trump, y GH Bass, entre otros”.

Te recomendamos