Domingo 22 de Enero 2017

Inmigrantes o robots: ¿quién “le quita” el trabajo a los estadounidenses?

Muchos estadounidenses eligen republicanos bajo la premisa que los inmigrantes han tomado sus plazas de trabajo, pero hay otra fuerza laboral emergiendo

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Inmigrantes o robots: ¿quién “le quita” el trabajo a los estadounidenses?
Un robot hace un retrato en una tableta. TOBIAS SCHWARZ/AFP/Getty Images)

El lunes la empresa de comercio online Amazon abrió un supermercado en Seattle sin cajas registradoras. Un video promocional muestra a los consumidores entrar al sitio, escanear un app, escoger los productos y retirarse sin hacer línea ni hablar con un cajero.

El sistema es posible gracias a “Machine learning” y “Deep learning”, sistemas que aplican principios computarizados para ayudar a mejorar algoritmos predictivos y constituyen un paso previo a la inteligencia artificial.

Al compartir la información en páginas de Facebook de La Opinión y El Diario, miembros de la comunidad expresaron su preocupación con los avances de las tecnología. Lo que propone Amazon amenaza los trabajos de muchos latinos en Estados Unidos.

Carmen Castro puede tener razón. Muchos estadounidenses votaron por Donald Trump bajo la premisa que los inmigrantes han tomado sus plazas de trabajo al ser mano de obra económica. Sin embargo, lo que hace Amazon o Uber, que prueba autos sin conductores en Pittsburg, indica que hay una fuerza laboral invisible emergiendo y no es humana.

El presente es cada vez más parecido a las obras de ciencia ficción de hace 10-20 años. Los avances con Inteligencia Artificial permite que las máquinas pueden hacer tareas que antes han requerido de una mente humana.

Del avance de la tecnología no se salva nadie. Ni siquiera los más preparados. Por un tiempo se han hecho campañas para que más personas aprendan a escribir código de programación para tecnologías de la información, pero un robot bien sincronizado puede tomar ese trabajo. Lo que hacen los robots de la serie WestWorld de HBO es posible. Ellos pueden ser creados para controlar otros aparatos.

Las promesas de Trump

Reemplazar humanos con robots en la producción permite una reducción de gastos que ningún capitalista dejará pasar. Cuando Trump promete a los habitantes de Ohio,  Pennsylvania, Michigan y Wisconsin que traerá devuelta sus trabajos lo que vende es humo. El carbón está siendo reemplazado por energía sostenible. Los inversionistas en esa industria ya han desplazado su capital y no tienen interés en las minas que alimentaros familias por años.

Algo similar pasa con la industria automotriz. El problema no es que las plantas se vayan a México, los avances tecnológicos están reduciendo la fuerza laboral. A medida que avance la Inteligencia Artificial, los robots podrán ensamblar los coches, llevarlos al concesionario y hasta venderlos.

Robots ensamblan autos de Crysler. Bill Pugliano/Getty Images
Robots ensamblan autos de Crysler. Bill Pugliano/Getty Images

Los avances tecnológicos seguirán cobrando puestos laborales en Estados Unidos. Incluso los que los inmigrantes tomaron. Las empresas de tecnología pueden crear máquinas que recojan las frutas y las legumbres o que construyan casas. De hecho, cada vez son menos los inmigrantes que llegan a Estados Unidos. Un reporte del New York Times de hace unas semanas indicaba que en Texas hay empleadores con plazas laborales abiertas por mucho tiempo, sin poder tomar proyectos, debido a la falta de trabajadores. Existe la noción de que en Estados Unidos hay menos trabajo.

¿Trabajarán los humanos?

Ante la posibilidad que todos los trabajos sean desplazados por la tecnología, ¿qué pasara con el empleo? ¿De qué vivirán las personas?

La solución no está en el corto plazo. Hay personas que hablan de una sociedad subsidiada por completo. Si en Alaska los residentes reciben dividendos por la explotación de petróleo, es posible que se cree una fórmula similar con los ingresos de la industria de la tecnología.

LEE ADEMÁS: Cuáles son los empleos que no se automatizarán en el futuro

No obstante, ¿es posible que los humanos se queden en sus casas sin hacer nada, gozando de los beneficios de la tecnología?

Hay otras personas que visualizan a los humanos dedicados a hacer arte y artesanías para darle un toque original a la vida. Socialistas en el Foro Mundial Social de Porto Alegre, Brasil, han pensando en que las personas dediquen 20 horas de la semana a un trabajo y otras 20 a su pasión o hobby, que sería subsidiado.

Lo cierto es que el supermercado sin registradoras de Amazon es un anuncio de que el futuro, como lo imaginamos, ya está aquí.

Te recomendamos