Los Ángeles podría aumentar los impuestos para financiar los servicios a desamparados

Las autoridades del condado se plantean subir un 0.25% el impuesto a las ventas para recaudar millones que destinar a la lucha contra la indigencia

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Los Ángeles podría aumentar los impuestos para financiar los servicios a desamparados
Los conteos tendrán lugar a lo largo de esta semana en los condados de Riverside, San Bernardino, Orange y Los Ángeles.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Durante una reunión que ha tenido lugar este martes, la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles ha aprobado incluir en la boleta electoral de marzo una propuesta para subir un 0.25% el impuesto a las ventas y financiar con lo recaudado los servicios de atención a las personas sin hogar.

Los votantes angelinos aprobaron recientemente en las elecciones del 8 de noviembre la Medida HHH, que destinará $1.2 billones a la construcción de 10,000 viviendas a lo largo de los próximos diez años para empezar a atajar la crisis de desemparados. También aprobaron ya otro incremento del impuesto a las ventas del 0.5%, como parte de la Medida M para mejorar el transporte público en la ciudad.

El último reporte del U.S. Department of Housing and Urban Development señalaba que había hasta 44,000 personas sin hogar en el condado de Los Ángeles,y tres cuartas partes de ellas viven en la calle o en sus autos.

La medida duraría 10 años con posibilidad de prolongarse, y elevaría el impuesto a las ventas del actual 9.25% a un 9.5%. Se espera que ayude a recaudar hasta $335 millones por año, que se emplearán para financiar un plan para todo el condado con 47 pautas necesarias para solucionar la indigencia, que fue desarrollado este año conjuntamente por ciudades, agencias públicas y socios comunitarios.

La ciudad de Los Ángeles declaró uina emergencia por el alto número de desamparados
Decenas de miles de personas viven en las calles del condado de Los Ángeles, y su número no deja de crecer (Foto: Ciro César/La Opinón)

El Supervisor Mark Ridley-Thomas había intentado presentar la medida ya en julio para que entrara en la boleta del 8 de noviembre, pero no consiguió reunir el suficiente apoyo como para que pasara.

Esta vez, sin embargo, la propuesta ha sido aprobada por 5 votos a cero y además ha recibido un gran apoyo por parte de la comunidad, con más de 100 personas dirigiéndose a la Junta de Supervisores durante la audiencia previa a su votación, en la que estaban presentes cientos de personas afines a la causa entre las que se encontraba el filántropo Eli Broad.

Además, unas 2,000 personas han enviado cartas de apoyo. Asimismo más de 75 asociaciones entre las que se cuentan proveedores de servicios, grupos religiosos y asociaciones comerciales firmaron un comunicado conjunto que también enviaron a la Junta para manifestar su respaldo a la medida.

En la audiencia también estuvieron presentes los concejales de la ciudad de Los Ángeles José Huizar, Gil Cedillo y Marqueece Harris Dawson, en un gesto que indica la voluntad del ayuntamiento local de colaborar con las autoridades del condado. Así, la ciudad ha tomado la iniciativa de construir estructuras que sirvan para alojar a los desamparados, mientras que el condado financia programas para la lucha contra las adicciones o para la salud mental.

Como señaló Harris Dawson, “HHH solo funciona si el condado puede hacer una inversión en servicios“.

La propuesta ayudaría a recaudar $335 millones al año para proporcionar servicios a los desamparados y complementar la Medida HHH (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)
La propuesta ayudaría a recaudar $335 millones al año para proporcionar servicios a los desamparados y complementar la Medida HHH (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Además, la Junta también votó por unanimidad la aprobación de una moción que declara la indigencia una situación de emergencia en todo el condado, aunque en el pasado esta decisión no consiguió que el estado proporcionara fondos de emergencia a las autoridades locales.

Previamente, la Junta había intentado presionar a las autoridades estatales para que declaran la crisis de desamparados una situación de emergencia a nivel de toda California, pero el Gobernador Jerry Brown se resistió a la iniciativa.

La actual crisis está perturbando a casi todas las comunidades y poniendo en peligro la salud y la seguridad públicas“, recordó Ridley-Thomas, que co-escribió ambas medidas.

Las dos nuevas supervisoras, Janice Hahn y Kathryn Barger, declararon estar de acuerdo con los otros tres miembros de la Junta  sobre la filosofía conocida como “housing first”, el alojamiento es primero, que se centra en sacar a las personas de la calle independientemente de sus posibles problemas de adicción o salud mental, y ofrecer luego los servicios y tratamientos necesarios para abordar estas aflicciones.

Es imposible recomponer tu vida si estás en la calle“, declaró Hahn.

El concejal Huizar por su parte recordó que la atención a las personas sin hogar es actualmente muy costosa.

Será necesario que la propuesta consiga dos tercios de los votos para que sea aprobada el próximo marzo.

Te recomendamos