Hispana de Denver pide santuario en iglesia para evitar deportación

"He vivido en Estados Unidos casi la mitad de mi vida"

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Hispana de Denver pide santuario en iglesia para evitar deportación
La hispana es respladada por una coalición pro inmigrante. Facebook

DENVER. — Una inmigrante latina, que después del fracaso de sus gestiones más recientes ante las autoridades federales de inmigración, pidió santuario hoy en una iglesia de Denver, Colorado, donde piensa permanecer junto con su familia por tiempo indefinido hasta que el caso se resuelva.

“He vivido en Estados Unidos casi la mitad de mi vida. Mis hijos me necesitan en la casa, donde pertenezco”, declaró Ingrid Encalada La Torre en rueda de prensa al ingresar esta tarde en la Mountain View Friends Meeting, una congregación de la Sociedad Religiosa de Amigos o cuáqueros, como también se los conoce.

“Hago esto no sólo para detener mi deportación, sino también porque quiero que se sepa que existen miles de otros como yo, personas cuyo único delito fue trabajar y aportar al seguro social y cuyo único deseo es vivir una vida segura con sus familias”, agregó.

Como el caso sigue pendiente, ciertos detalles se mantuvieron en reserva y sólo se informó que La Torre presentó el pasado 24 de noviembre un pedido formal ante el Servicio de Inmigración de Aduanas de Estados Unidos (USCIS) para que su deportación sea postergada indefinidamente, sin que se sepa cuándo llegará una respuesta.

La Torre explicó que es ella quien lleva y trae a su hijo mayor, Bryant, de la escuela y lo ayuda con los deberes y que es ella quien ayuda a su hijo menor, Aníbal, quien acaba de cumplir un año, con terapia física.

El santuario para La Torre, su esposo Eliseo y sus hijos fue coordinado por la Coalición Santuario de Metro Denver, creada en 2014 por siete iglesias (unitarias, cuáqueras o universalistas) de Denver y de Boulder.

La coalición ayudó anteriormente a Arturo Hernández García, quien vivió nueve meses en una iglesia unitaria de Denver, hasta julio de 2015, mientras esperaba una resolución positiva de su caso.

“Le damos la bienvenida a Ingrid y a su familia con brazos abiertos. No podemos permanecer de brazos cruzados y dejar que nuestro Gobierno amenace la integridad de las familias”, expresó David Poundstone, miembro de Mountain View Friends Meeting y del grupo de dirigentes de la Coalición Santuario.

“Se nos ha llamado a participar de iniciativas civiles basadas en la tradición del santuario para proteger a aquellos amenazados de peligro. Públicamente le pedimos al Gobierno un tratamiento discreto y humano para proteger el derecho humano básico de mantener unidas a las familias de aquellos que trabajan y viven entre nosotros”, agregó.

“También hemos acompañado a muchos otros de nuestros hermanos y hermanas inmigrantes en su lucha por mantener a sus familias unidas”, subrayó.

Las iglesias de la coalición se turnarán, desde hoy y durante el tiempo necesario, para suplir las necesidades básicas de La Torre y su familia.

Te recomendamos