Sanders pide a Trump adoptar medidas en defensa de los trabajadores

El demócrata participó en una manifestación, acompañado de trabajadores y activistas latinos y afroamericanos

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Sanders pide a Trump adoptar medidas en defensa de los trabajadores
El senador independiente de Vermont y exprecandidato presidencial demócrata, Bernie Sanders, pide que Donald Trump cumpla sus promesas con la clase trabajadora. Foto: María Peña/Impremedia

WASHINGTON.- Como abanderado de la “revolución política”, el senador y exprecandidato presidencial demócrata, Bernie Sanders, instó este miércoles al presidente electo, Donald Trump, a que cumpla su promesa electoral y adopte medidas que protejan a los trabajadores en EEUU.

Acompañado de trabajadores y activistas latinos y afroamericanos y congresistas demócratas, Sanders participó en una protesta en la “Freedom Plaza”, a dos cuadras de la Casa Blanca, en la que repitió su mensaje en defensa de la clase trabajadora, que le granjeó el apoyo de 19 millones de votantes durante la contienda.

Sanders dice que EEUU, el país más rico del mundo, no tiene excusas para no mejorar los salarios y beneficios de los trabajadores. Foto: María Peña/Impremedia
Sanders dice que EEUU, el país más rico del mundo, no tiene excusas para no mejorar los salarios y beneficios de los trabajadores. Foto: María Peña/Impremedia

“Este es el país más rico en la  historia del mundo. No es una idea radical decir que si ustedes trabajan 40 horas a la semana, no deberían vivir en la pobreza”, dijo Sanders, interrumpido por vítores.

Gracias a las presiones de los trabajadores y sindicatos, ciudades como Seattle, Los Angeles y San Francisco, además del estado de Nueva York, han adoptado medidas para aumentar el salario mínimo a $15 la hora, por encima de los $7,25 del gobierno federal, precisó Sanders.

Tampoco es una “idea radical” que, al igual que otros países industrializados, EEUU garantice beneficios como cobertura médica, y licencia médica o familiar con goce de sueldo, añadió.

Sanders ha propuesto negar contratos federales a negocios que “exporten” más de 50 empleos fuera de EEUU, algo que podría afrontar trabas en el marco de pactos comerciales vigentes.

Los trabajadores ondeaban banderas de EEUU y, a manera de escudo, portaban carteles con el mensaje “en defensa de buenos trabajos”, y azuzados por los oradores en el escenario, incluyendo al actor Danny Glover, coreaban la consigna de “buenos trabajos, buenos salarios”.

img_0676

“Robo de salario”

La entrante Administración Trump, a juicio de los activistas, debe adoptar una medida ejecutiva en los primeros 100 días para que los contratos del gobierno federal, por $1,3 billones al año, vayan a empresas que, en vez de “robar” a sus empleados, inviertan en la creación de empleos en EEUU, protegidos por sindicatos.

El “robo” de salario afecta, por ejemplo, a intérpretes en los tribunales de Inmigración, a ciertos empleados de puertos y aeropuertos, socorristas en zonas de desastres naturales, preparadores de comida y empleados de limpieza en el Senado –muchos de ellos latinos-, y trabajadores que tramitan pensiones para jubilados.

Según un informe divulgado esta semana, las empresas con jugosos contratos federales “roban” entre $1,600 millones y $2,500 millones del salario de sus empleados al año, al pagarles menos del salario mínimo, privarlos del cobro de horas extra, o clasificarlos erróneamente como “contratistas independientes” para no darles ciertos beneficios.

Se calcula que uno de cada cinco estadounidenses trabaja para empresas con contratos federales, y el gobierno federal debe alentar a los contratistas a que cumplan con las leyes y mejoren las protecciones en los sitios de trabajo, o negarles contratos, según activistas.

Dos intérpretes de tribunales, la guatemalteca Carmelina Cadena y el ecuatoriano-estadounidense Charles Gray, que forman parte de una demanda contra SOS International, coincidieron en que Trump debe obligar a las empresas a que corrijan los abusos laborales.

“Los intérpretes cumplimos una función muy importante con los que están en vías de deportación, pero la empresa (SOS International) está contratando intérpretes sin experiencia, de poco calibre, y no nos paga debidamente”, se quejó Cadena, que lleva 14 años como “contratista independiente” interpretando dos de los 24 dialectos maya.

Carmelina Cadena trabaja como intérprete en tribunales de Inmigración y se quejó de los bajos salarios y abusos que afrontan profesionales como ella. Foto: María Peña/Impremedia
Carmelina Cadena trabaja como intérprete en tribunales de Inmigración y se quejó de los bajos salarios y abusos que afrontan profesionales como ella. Foto: María Peña/Impremedia

Por su parte, Gray consideró importante que “la gente sepa las irregularidades y abusos que suceden en estas empresas… porque también afecta a los inmigrantes que requieren nuestros servicios”.

Charles Gray, intérprete en tribunales de Inmigración, dijo que Trump está en deuda con los trabajadores y debe cumplir sus promesas electorales. Foto: María Peña/Impremedia
Charles Gray, intérprete en tribunales de Inmigración, dijo que Trump está en deuda con los trabajadores y debe cumplir sus promesas electorales. Foto: María Peña/Impremedia

Trump “dijo que iba a defender a los trabajadores… es hora que tome cartas en el asunto, que no solo hable sino que sea el cambio que prometió”, enfatizó Gray, quien viajó desde Los Angeles.

El presidente Barack Obama emitió tres órdenes ejecutivas para aumentar el salario mínimo de trabajadores de contratistas federales a $10,10 la hora, combatir el “robo” de salario, y aumentar las licencias laborales con goce de pago.

Sin embargo, la legisladora demócrata de Chicago, Jan Schakowsky, dijo que falta hacer más y, tomando en cuenta su historial en contra de los sindicatos y trabajadores, está por verse si Trump cumplirá sus promesas cuando asuma las riendas del gobierno el próximo 20 de enero.

La legisladora demócrata de Chicago, Jan Schakowsky, dijo que falta ver si Trump será consecuente con sus promesas, porque se ha opuesto a sindicatos y a medidas para los trabajadores. Foto: María Peña/Impremedia
La legisladora demócrata de Chicago, Jan Schakowsky, dijo que falta ver si Trump será consecuente con sus promesas, porque se ha opuesto a sindicatos y a medidas para los trabajadores. Foto: María Peña/Impremedia

Durante la contienda, Trump prometió mejorar las condiciones de las clases media y trabajadora. El pasado 15 de septiembre, durante un discurso en el New York Economic Club, Trump delineó su plan para la creación de empleos, el incremento de ingresos y oportunidades, con una “mínima” injerencia del gobierno.

Trump argumentó que 92 millones de estadounidenses quedaron marginados de la recuperación económica, y que una prueba fundamental de cada política pública bajo su gobierno sería “si crea más empleos y mejores salarios para los trabajadores”.

En días recientes, Trump logró un controvertido “acuerdo” para que Carrier, perteneciente a la empresa matriz United Technologies –una empresa con $6,000 millones en contratos con el Pentágono-, dejase intactos unos mil empleos en Indiana, a cambio de incentivos fiscales. Carrier aún piensa trasladar 1,500 empleos a México.

El evento con Sanders estuvo organizado por Good Jobs Nation , una organización que viene realizando en los últimos tres años huelgas de trabajadores de contratistas federales en el Capitolio, el Senado, el Pentágono, y otras instituciones, así como campañas de presión a favor de un aumento del salario mínimo federal y mejores beneficios para trabajadores de escasos recursos.

El grupo interpuso una demanda en nombre de 1,500 trabajadores que alegan “robo” de salario, con la meta de recuperar más de cinco millones de dólares en salarios.

Te recomendamos