Sábado 21 de Enero 2017

Tóquense el corazón y dejen de penalizarnos, dicen vendedores ambulantes a concejales

Comité del Concejo de Los Ángeles envía al pleno la medida para legalizar las ventas en las aceras con una amnistía de multas

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Tóquense el corazón y dejen de penalizarnos, dicen vendedores ambulantes a concejales
Vendedores ambulantes se manifestaron enfrente del Ayuntamiento de Los Ángeles para urgir a que se legalice la venta callejera.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Con lágrimas en los ojos y la voz cortada por el sentimiento, más de una vendedora ambulante, muchas de ellas madres solteras e inmigrantes indocumentadas pidieron a los concejales de Los Ángeles, tocarse el corazón, legalizar sus ventas y dejar de criminalizarlos.

He sido humillada, arrestada, y ante la mirada asustada de mi hijo, subida a un patrulla como una criminal por el único delito de ser una vendedora ambulante honesta”, les dijo Isabel Rodríguez quien vende en aceras y parques de Los Ángeles.

Una multitud de vendedores ambulantes llegaron al Ayuntamiento de Los Ángeles para exigir a los concejales no retardar más la promulgación de una ley que legalice sus ventas en las aceras de la ciudad, más ahora que temen que la administración de Trump haga realidad sus promesas de campaña de deportaciones masivas.

Legalizar la venta ambulante y perdonar las multas ayudaría a muchos inmigrantes a evitar las deportaciones prometidas por Trump (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)
Legalizar la venta ambulante y perdonar las multas ayudaría a muchos inmigrantes a evitar las deportaciones prometidas por Trump (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Y sus voces se hicieron escuchar, porque tras un año de mantener el tema archivado, el Comité de Obras Públicas del Concejo de Los Ángeles aprobó la medida y determinó enviarla al pleno del Concejo para un voto en enero.

La propuesta contempla además una amnistía para eliminar las multas a los vendedores callejeros.

Así que es muy probable que para enero o febrero, la ciudad de Los Ángeles apruebe su primera ley local para legalizar a los vendedores de las aceras.

En la actualidad, la venta callejera es un crimen y por vender un hot dog, el vendedor puede ser procesado por un delito menor con consecuencias devastadoras para sus familias si Trump cumple con su promesa de deportaciones masivas.

Se estima que hay 20,000 vendedores ambulantes en las calles de Los Ángeles, que venden desde comida hasta diferentes mercancías. Los Ángeles es la única ciudad de las diez más grandes de la nación que no ha promulgado leyes para regular las ventas en las banquetas.

La medida legalizaría y regularía la venta callejera, y podría incluir una amnistía por delitos relacionados con ella (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)
La medida legalizaría y regularía la venta callejera, y contempla una amnistía por delitos relacionados con ella (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Todos ganarían

Con esta ordenanza todos nos vamos a beneficiar porque sabremos que la comida que se vende en la calle es saludable, los vendedores saldrán del lado oscuro de la economía y será menos costoso para la policía”, dijo el concejal José Huizar quien junto con el concejal Curren Price presentó hace tres años el proyecto de ley local para regular las ventas en las banquetas de Los Ángeles.

El mes pasado, Price junto con el concejal Joe Buscaino planteó un marco regulatorio que despenaliza las ventas callejeras y no pone en riesgo a los pequeños negocios familiares.

“No vamos a permitir que los vendedores ambulantes vendan lo mismo que los negocios establecidos. No queremos darle ni a uno ni a otro ventajas sobre el otro”, precisó Huizar.

La propuesta aprobada daría permisos a los vendedores en las aceras y fijaría horas de operación, entre otras reglas. Aún se desconoce cuánto costarían los permisos. Los concejales aún necesitan trabajar en diferencias como horarios de operación y el número de los que se permitirán por cuadra así como el requisito de pedir un permiso a los comerciantes.

El concejal José Huizar recalcó la importancia de llegar a un acuerdo que beneficie tanto a los vendedores ambulantes como a los pequeños comerciantes (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)
El concejal José Huizar recalcó la importancia de llegar a un acuerdo que beneficie tanto a los vendedores ambulantes como a los pequeños comerciantes (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

No a límites de horarios

Ofelia Ruiza una vendedora en el parque MacArthur pidió que no haya límites de horarios ni se permita solo dos vendedores por cuadra. “En mi cuadra, hay 30 vendedores ambulantes. Me temo que en la propuesta que ustedes plantean, no se consideran las necesidades de nosotros. El 99% quedaría fuera. Somos muchos y pocos se beneficiarían con las regulaciones tal y como están”, indicó.

Isela Gracian, presidenta de la Corporación del Este de Los Ángeles, dijo que más que nunca, tienen la sensación de que la legalización se va a dar. “El Concejo busca cómo apoyar al inmigrante en la ciudad de Los Ángeles, y esta propuesta quita la carga de los delitos menores, que los pone en riesgo de ser deportados”, destacó.

Algunas de las consideraciones de la medida propuesta, como los límites de horarios o del número de vendedores ambulantes por cuadra, no contentan a todos (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)
Algunas de las consideraciones de la medida propuesta, como los límites de horarios o del número de vendedores ambulantes por cuadra, no contentan a todos (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Las preocupaciones de los comerciantes

Verónica Pérez en representación de los pequeños comerciantes dijo que apoyan la despenalización de los vendedores ambulantes pero les preocupa que la Ciudad no disponga de suficientes recursos para hacer cumplir el marco regulatorio y que las comunidades no tengan una voz para decidir si los quieren en sus áreas.

“Apoyamos también que se pida el consentimiento a los comerciantes. Y claro que no estamos de acuerdo con la extorsión de pequeños comerciantes a vendedores de la calle y quienes lo hagan deben ser procesados”, indicó.

De acuerdo a algunos vendedores ambulantes, hay pequeños comerciantes que le cobran una renta de hasta 1,800 dólares por mes o 60 dolares diarios por ponerse en sus banquetas. “Si no les pagamos, nos bloquean la acera con sus mercancías”, denunció una vendedora.

Pérez remarcó que los pequeños negocios constituyen el 99% de los empleadores del estado. “Por eso es importante aprobar una regulación balanceada que asegure que haya límites al número de vendedores por cuadra y horas de operación”, destacó.

Te recomendamos