Domingo 22 de Enero 2017

El LAPD mató a 3 civiles; ahora le toca a la Ciudad pagar $8 millones

Dos afroamericanos y un latino baleados a muerte por agentes del LAPD

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

El LAPD mató a 3 civiles; ahora le toca a la Ciudad pagar $8 millones
Los Ángeles alza su voz en contra de la brutalidad policial.
Foto: Getty Images

El Concejo de la ciudad de Los Ángeles acordó el martes pagar más de $8 millones para dar fin a una serie de demandas impuestas por la muerte de tres hombres a manos de agentes angelinos.

Fueron un total de tres tiroteos que culminaron en la muerte de tres residentes de Los Ángeles:

  • Sergio Navas, murió en marzo de 2015 a manos de agentes policiacos
  • Brendon Glenn, un hombre no armado que vivía en Venice, fue abatido a tiros en mayo de 2015
  • Reginald Doucet Jr., un exjugador de futbol americano quien fue muerto en 2011

Cada una de estas muertas habían sido denunciadas por familiares de los occisos como muertes injustas, y al acordar dar fin a los litigios se designó un monto a pagar de $4 millones para la familia de Glenn; $2.5 millones para la familia de Navas; y $1.65 millones para los Doucet. El concilio aprobó el monto de manera unánime.

Los tres abatidos por policías del Departamento Policiaco de Los Ángeles (LAPD) eran hombres de color: dos afroamericanos y un latino, hecho que agregó más leña al fuego que desde hace años estalla a lo largo del país por el sinnúmero de personas de minorías que han sido mortalmente baleados por agentes del orden.

“Lo mataron como a un perro”

En la madrugada del pasado 5 de marzo, Navas, de 35 años, quien había sido liberado de la cárcel el 13 de enero se vio involucrado en una persecución que comenzó en North Hollywood y concluyó en Burbank y, según los abogados, estaba desarmado.

“Lo mataron como a un perro”, dijo Alfredo Navas, padre del occiso. “Ellos [los policías] no sabían de quien se trataba cuando lo asesinaron”.

Sergio Alexander Navas, de 36, fue baleado a muerte en marzo de 2015.
Sergio Alexander Navas, de 36, fue baleado a muerte en marzo de 2015. (Foto: Archivo)

Funcionarios del LAPD dijeron que inicialmente el sospechoso los había embestido intencionalmente y cuando se emparejaron le dispararon a Navas, quien se encontraba en un vehículo Mercury Sable que resultó ser robado.

La mortal persecución que duró apenas seis minutos, comenzó en Magnolia Boulevard, cerca de la Avenida Riverton en North Hollywood hasta un callejón sin salida en el 410 de la Avenida National, en Burbank.

Según el recuento del agente Brian Van Gorden, él estaba sentado en el asiento del pasajero cuando de pronto Navas salió de su coche y giró en dirección de la patrulla, fijándose en Van Gorden. Por temor a su vida, el policía abrió fuego contra Navas, hiriéndolo mortalmente.

Beck y la Comisión también culparon al agente en cuestión, puesto que otro policía con experiencia y entrenamiento similar al de Van Gorden no creería correr peligro ante las acciones de Navas.

Muerto en Venice

Los $4 millones que le fueron otorgados a la familia de Glenn serán repartidos entre su madre y su hijo de 4 años.

Glenn fue mortalmente tiroteado el pasado 5 de mayo de 2015, cuando él y un agente del LAPD se enfrascaron en una pelea. Según el agente Clifford Proctor, él detonó su arma cuando observó que Glenn parecía querer tomar el arma de su compañero, según el reporte policial.

Brendon Glenn, de 29 años, fue acribillado a muerte por dos agentes del LAPD el pasado 5 de mayo.
Brendon Glenn, de 29 años, fue acribillado a muerte por dos agentes del LAPD el pasado 5 de mayo. (Foto: Archivo)

Sin embargo, lo que tornó el hecho aún más controversial, fue la grabación realizada desde las cámaras de vigilancia de un bar local. Además, el compañero de Clifford dio una declaración diferente a la de él.

En este caso, tanto Beck como la Comisión de la Policía de Los Ángeles encontró que Clifford había violado protocolo al utilizar fuerza letal. Beck incluso recomendó a la Oficina del Fiscal del Distrito imponer cargos en contra de su uniformado.

Años de espera

El tercer acuerdo del día también era uno disputado desde hace años: cinco para ser exactos.

En enero de 2011, cuando agentes acudieron a Playa Vista después de recibir un reporte sobre un posible robo, encontraron a Doucet, de 25 años, desnudo y sobre la acera.

En un reporte entregado a la Comisión, Beck informó que al hacer contacto con él, Doucet inicialmente parecía colaborar, pero al querer esposarlo, éste se libró de los dos agentes y huyó hacia la puerta de su complejo de apartamentos.

Fue entonces que el agente Aaron Goff intentó someter a Doucet por detrás, pero el hombre actuó rápido y lanzó un puñetazo contra el rostro del policía, y en segundos intentó también hacerse de la pistola del uniformado. Continuó Doucet forcejeando con ambos agentes hasta que Goff tomó su pistola y disparó dos veces en contra de Doucet, perforando su cuello y matándolo.

La Comisión encontró que Goff había actuado de acorde con protocolo policial.

Doucet fungía como entrenador atlético y había sido parte de los equipos de futbol americano del Colegio El Camino y la Universidad Estatal de Middle Tennessee.

Millonarios pagos a víctimas

Desde principios de 2002 a octubre de 2011, la ciudad de Los Ángeles ha pagado poco más de 138 millones de dólares en casi un millar de acuerdos extrajudiciales para resolver demandas en contra del LAPD.

Datos de la Oficina del Fiscal de la ciudad indican que la mayoría han sido casos de violación de derechos civiles, aunque una porción significativa representa el involucramiento de agentes en el uso de fuerza excesiva o fuerza letal.

Dentro del historial, la ciudad aceptó pagar en febrero de 2011 un total de 12,860,000 a individuos como como Xiomara Ajuria, María Dolores Alducia, Rosa Herrera, Braulio Lezama, José Lona y Antonio López, quienes fueron parte de los centenares de demandantes por las golpizas de “May Day”, en el Parque MacArthur, en 2007.

Te recomendamos