Los desamparados de O.C. podrían usar sus Cupones de Alimentos para comprar comida caliente

El condado busca permitir que los beneficiarios de CalFresh sin hogar, con discapacidades o ancianos puedan usar sus tarjetas EBT en restaurantes participantes

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Los desamparados de O.C. podrían usar sus Cupones de Alimentos para comprar comida caliente
Unas 19,000 personas serían elegibles en el condado de Orange para participar en el Restaurant Meals Program, que permite utilizar los cupones en ciertos establecimientos.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Una coalición de activistas por los derechos de las personas sin hogar, directores de bancos de comida y otros actores están a un paso de conseguir que en el condado de Orange se permita a los beneficiarios de los Cupones de Alimentos utilizarlos en restaurantes y otros sitios donde puedan comprar comida caliente ya cocinada.

Buscan que el condado establezca el Restaurant Meals Program, una opción disponible dentro del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP, por sus siglas en inglés), conocido como CalFresh en California.

Desde mediados de 2015 hasta mediados de 2016, CalFresh benefició a una media de 263,941 por mes en el condado de Orange, la mayor parte niños. Sin embargo, no todos los recipientes de los cupones para alimentos serán elegibles para formar parte del Restaurant Meals Program si este es aprobado.

Solo las personas sin hogar, con discapacidades y ancianas que sean beneficiarias de las tarjetas EBT pueden participar en el programa. Se calcula que en el condado de Orange suman aproximadamente 19,000.

Las actuales restricciones para comprar comida con sus cupones, afirman los defensores del Restaurant Meals Program, les impiden comprar comida saludable.

Las personas sin hogar, por ejemplo, no tienen dónde conservar su comida y por eso no pueden comprar alimentos perecederos como fruta, verduras, carne o pescado y en su lugar tienen que alimentarse mediante comida enlatada y productos no muy saludables como patatas fritas o galletas saladas. Además, tanto los desamparados como algunas personas mayores o con discapacidades no pueden cocinar.

Actualmente los beneficiarios de CalFresh en Orange County pueden comprar comida en supermercados, así como semillas para cultivar comida, pero no pueden usar sus tarjetas EBT en restaurantes.

El Restaurant Meals Program tendría la ventaja de permitir a estas poblaciones vulnerables tener una dieta más sana y reducir la incidencia de enfermedades relacionadas con una mala alimentación o la ingesta de alimentos deteriorados por no haber sido conservados adecuadamente.

Los supervisores del condado votaron unánimemente el martes para solicitar pasar a formar parte del programa. Si el Estado lo aprueba, los restaurantes interesados solicitarían participar y las autoridades del condado han indicado que aprobarían primero aquellos de zonas con más necesidad para luego ir expandiendo el número de locales involucrados. El programa podría ser efectivo ya a partir del verano.

California ha aprobado el Restaurant Meals Program en ocho condados a lo largo de los últimos trece años. San Francisco fue el primero en 2013, y San Diego el último, en 2013. Los Ángeles lo aprobó en 2005 y se volvió tan popular que el condado ha tenido que limitar el número de restaurantes participantes debido a la escasez de recursos.

Un informó de la Agencia de Servicios Sociales de 2014 estimó que la implementación del programa en el condado de Orange costaría $160,000, y serían necesarios $250,000 anualmente para gestionarlo.

Te recomendamos