“Los millonarios y generales del gabinete de Trump, no representarán a la clase trabajadora”

Así lo afirma el líder afroamericano Jesse Jackson quien dice que los latinos y afroamericanos deben permanecer unidos para enfrentar los ataques que vienen, pero que los partidarios de Trump tampoco tendrán representantes en la Casa Blanca

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

“Los millonarios y generales del gabinete de Trump, no representarán a la clase trabajadora”
El líder de derechos civiles Jesse Jackson durante una reunión con la junta editorial de La Opinión.
Foto: Pilar Marrero / Impremedia

El gabinete que Donald Trump está formando no da a la mayoría de sus votantes la representación que estos supuestamente celebraron tras el triunfo del magnate ni la esperanza de que este grupo de “millonarios y generales”, defenderá sus intereses, dijo hoy en Los Ángeles el líder afroamericano Jesse Jackson.

Jackson se reunió este miércoles con la junta editorial de La Opinión y pintó un panorama en el que “latinos y afroamericanos” deben estar unidos para pelear contra el retroceso en muchos temas, desde acceso al voto, a derechos civiles, inmigración y salud.

“Somos el futuro los unos de los otros”, dijo Jackson, quien está en Los Ángeles para celebrar sus 75 años en una gran fiesta este sábado en el Beverly Hilton Hotel. “Parte del problema y de la reacción que estamos viendo viene del sur, porque de ser estados blancos y negros, ahora son blancos, negros y morenos”.

Jackson rememoró que la lucha de las dos principales comunidades minoritarias del país, la afroamericana y la mexicana o latinoamericana viene de compartir las mismas desventajas desde hace décadas y que la correspondencia entre el líder de derechos civiles Martin Luther King Jr. y el líder campesino Cesar Chávez en los años sesenta, ya daba cuenta de ello.

“Eso sigue siendo relevante hoy, porque ambos tenemos que proteger el derecho al voto, y ambos grupos ocupamos las cárceles juntos, en forma desproporcionada”, apuntó el líder.

Jesse Jackson visita al líder campesino Cesar Chavez en 1988 cuando este realizaba un ayuno de solo agua para llamar la atención sobre el uso de peligrosos pesticidas en el campo. (Foto proporcionada por J. Jackson)
Jesse Jackson visita al líder campesino Cesar Chavez en 1988 cuando este realizaba un ayuno de solo agua para llamar la atención sobre el uso de peligrosos pesticidas en el campo. (Foto proporcionada por J. Jackson)

Volviendo al futuro inmediato y a la elección de Donald Trump, Jackson indicó que la comunidad primordialmente blanca que celebró el triunfo del magnate como representante de sus aspiraciones, “no está siendo representada en la selección que el presidente electo está haciendo en su gabinete”.

“Muchos de ellos celebraron, pero es una esperanza falsa. Decían “les ganamos”, pero ese “nosotros” no está representado en el gabinete del nuevo presidente. Ese gabinete es de los multimillonarios y en su mayoría, de hombre de una sola raza. También generales. Ni una persona de clase trabajadora. Si esto fue una revolución populista, no veo que espacios ganaron”.

Jackson indicó que Estados Unidos sigue teniendo serios problemas con su sistema de votación, y reiteró que muchos latinos, afroamericanos y jóvenes tuvieron dificultades para votar en parte por lo obsoleto de algunos sistemas, el uso de leyes de “voter I.D.” y la necesidad de modernizar la forma y el tiempo que se le da a la gente para votar.

“En todo el país debería existir el voto adelantado y durante varios días. Votar un solo día y en día de trabajo es algo obsoleto que no se justifica”, apuntó. “Para mí, el margen de voto que se suprimió este año sumado al debilitamiento del Acta de Derecho al Voto que hizo la Corte Suprema, pudo hacer la diferencia en varios estados importantes”.

La selección del ultraconservador Jeff Sessions para dirigir el Departamento de Justicia probablemente significará que cada estado del país tendrá mayor libertad para dirigir su sistema de votación y probablemente, para restringir el proceso más de lo que ya está en algunos rincones de la unión americana, dijo el líder.

Para mí significa que se les permitirá hacer manipulación de los recintos, cuando lo que necesitamos es registro automático, voto anticipado y mayores protecciones a minorías”, dijo.

Jackson indicó que la selección del afroamericano Ben Carson para dirigir el Departamento de Vivienda es otra de las contradicciones del movimiento de Trump y del propio seleccionado.

“Carson vivió en vivienda pública cuando era niño y hoy en día se opone a la vivienda pública. Carson se benefició de la acción afirmativa para educarse y volverse un gran doctor, y hoy se opone a la acción afirmativa”, dijo. “El no tiene experiencia alguna en el sector de vivienda y eso me hace pensar que la intención de Trump es que ese departamento no haga gran cosa de ahora en adelante”.

Jackson dijo que latinos, afroamericanos y otras minorías deben estar unidos en contra de la construcción del muro fronterizo y la deportación de inmigrantes. “Los latinos no quitan trabajos a los afroamericanos, ellos expanden el mercado, crean más trabajos, aumentan la productividad”, dijo. “Necesitamos a líderes que se den cuenta de esto y no que exploten los miedos infundados de la gente”.

En conversaciones con grupos de blancos de clase trabajadora, dijo Jackson, muchos de ellos tienen una idea equivocada de lo que les viene con Trump. Por ejemplo, hablando de salud recientemente con un grupo de ellos, le explicaron que estaban a favor de medidas como impedir que las compañías de seguro médico rechacen cobertura a personas que han tenido condiciones previas de salud.

“Eso es algo que legisló Obamacare, y sin embargo me dicen que se oponen a Obamacare”, dijo. “Hay una disonancia muy grande entre los intereses de este grupo y lo que Trump representa”.

Te recomendamos