Inesperado giro tras necropsia a mujer violada y empalada en Colombia

La familia de Dora Lilia Gálvez denunciaron que la mujer murió tras ser violada, quemada y empalada, pero la hipótesis de los forenses es muy diferente

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Inesperado giro tras necropsia a mujer violada y empalada en Colombia

La autopsia de Dora Lilia Gálvez, la mujer de 44 años cuya muerte conmocionó a Colombia, acaba de provocar un inesperado giro en el caso.

Originalmente las autoridades habían denunciado su violación y muerte por empalamiento. Pero ahora los forenses encargados concluyeron que Gálvez murió de “manera natural”.

“La causa de la muerte corresponde a la ruptura de un aneurisma de la arteria comunicante anterior” , señaló Carlos Valdés, director del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia, en una conferencia de prensa este lunes.

Y agregó que “el cuerpo no presentaba ningún tipo de trauma al igual que ningún signo de abuso sexual”.

El resultado de la autopsia contradice así, de manera frontal, lo comunicado por la Fiscalía General de Colombia, que le había confirmado a BBC Mundo que la mujer había sido empalada en un caso que fue tratado como homicidio agravado .

Y también se contrapone con la descripción de Francy Elena Gálvez, hermana de Dora, quien encontró a la mujer y la llevó a la clínica para ser atendida.

El Instituto Nacional de Medicina Legal, sin embargo, destacó que ese primer informe había sido una “impresión diagnóstica del servicio de urgencias” y en ningún momento un dictamen forense.

Y cuando fue contactada este miércoles por BBC Mundo, la Fiscalía no tenía nada para agregar a lo dicho por los expertos forenses.

“La ruptura de una aneurisma es una debilidad de las paredes de la arteria que se rompen por un aumento de la presión arterial”, explicó el director de Medicina Legal, Carlos Valdés.

“Esa ruptura genera una hemorragia intracraneal que aumenta la presión y que desemboca en una serie de sintomatologías por las cuales esta señora fue llevada al hospital”, aseguró.

Dora Lilia Gálvez murió el 30 de noviembre en el hospital San José de Guadalajara de Buga, una localidad del Valle de Cauca, en Colombia, luego de agonizar 22 días.

Su hermana, quien la encontró le dijo a BBC Mundo unos pocos días después de la muerte, que Dora Lilia Gálvez “la arrastraron del pelo, la subieron por las escaleras que tenían piedrilla y lo que le comió la piel. La violaron, la golpearon con un palo (…) y la empalaron”.

Francy Elena Gálvez también le hizo llegar a BBC Mundo un parte de prensa de la Fundación Hospital San José de Buga, donde Dora Lilia Gálvez estuvo internada.

El documento señala que a la mujer se le diagnosticó con politraumatismos, trauma cráneo encefálico severo, trauma en el tórax y abdomen, lesiones del canal vaginal y quemaduras múltiples, entre otras.

Sin embargo, el mismo parte, pone en duda si la mujer sufrió violencia sexual y/o intoxicación exógena.

Y ahora muchos en Colombia se preguntan qué puede haber provocado tan radicales diferencias entre la primera y la segunda versión.

Te recomendamos