Cuidado con ese arbolito de Navidad, puede incendiarse

Un arbolito sin suficiente agua o una mala conexión eléctrica puede causar mucho daño

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Cuidado con ese arbolito de Navidad, puede incendiarse
En promedio, cada año se reportan 210 incendios directamente ocasionados por árboles de Navidad en el país y cuatro personas fallecen a causa de esto. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion
Loading the player...

Son bellas y coloridas, y generan un ambiente inigualable en esta época decembrina, pero las decoraciones navideñas pueden ser peligrosas, si no no tomas las precauciones correctas.

Así lo enfatizaron esta semana personal del Departamento de Bomberos de Glendale que ofrecieron una demostración del daño que puede ocasionar un árbol de Navidad seco y sin suficiente agua.

Al acercarle una llama, el árbol se enciende y en pocos segundos es una bola de fuego.

“Un árbol seco estará prendido en llamas en 60 segundos y prenderá todo un cuarto en cinco minutos”, explicó el Capitán Scott Mohlenbrok.

Y no trates de apagar las llamas tu mismo.

“Ese es un gran error, solo te pone en peligro a ti a tu familia. Lo mejor es salir de la casa inmediatamente y llamar al 9-1-1″, recomendó Mohlenbrok.

El Departamento de Bomberos de Glendale demuestran los peligros que puede ocasionar el no proveer suficiente agua a un arbolito de Navidad. (Aurelia Ventura/La Opinion)
El Departamento de Bomberos de Glendale demuestran los peligros que puede ocasionar el no proveer suficiente agua a un arbolito de Navidad. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

En promedio, cada año se reportan 210 incendios directamente ocasionados por árboles de Navidad en el país y cuatro personas fallecen a causa de esto.

Esas cifras quizá no sean abrumadoras, pero piensa en lo que perderías si ocurre en tu casa.

“Lo más importante es revisar el nivel agua todos los días”, dijo el Jeff Brooks, capitán del Departamento de Bomberos de Glendale.

También es vital que pienses dónde colocas ese árbol.

No lo pongas cerca de un calentón o en un lugar donde impida salir de la casa rápidamente”, dijo Brooks

Un árbol de Navidad generalmente dura 30 días – siempre y cuando lo mantengas con suficiente agua – antes de que empiece a secarse completamente.

También sugirió estar atentos cuando niños vayan a encender o sostener velas.

Estas decoraciones de Navidad son extremadamente inflamables y pueden ocasionar incendios si no eres cuidadosa. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Estas decoraciones de Navidad son extremadamente inflamables y pueden ocasionar incendios si no eres cuidadosa. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Otra recomendación es revisar las conexiones eléctricas.

“La mayoría de incendios son a causa de conexiones eléctricas sobrecargadas”, dijo Mohlenbrok, quien también sugiere cambiar a luces LED, que “son más seguras y menos caras, no generan calor ni causan incendios”.

Envenenamientos y asfixia

Algo más a lo que debes poner atención es con objetos pequeños que tus hijos o mascotas puedan ingerir, y que suponen el riesgo de asfixia o envenenamiento.

“Las decoraciones de Navidad son pequeñas, fáciles de quebrar, y los pedazos pueden ser filosos y traer el riesgo de asfixia”, señaló Cyrus Rangan, un toxicólogo médico con el Departamento de Control de Envenenamiento en California.

Pero no solo es el riesgo de asfixia.

“Aunque el niño se vea bien, las decoraciones tienen pigmentos y pinturas que suponen un riesgo de ingerir y ser envenenado por metales pesados, como el plomo”, dijo Rangan.

Lo mejor, recomendó, es llamar a la línea de emergencia ante envenenamientos (800) 222-1222 y cerciorarse con un experto.

 

Debes poner atención con objetos pequeños que tus hijos o mascotas pueden ingerir, y que suponen el riesgo de asfixia o envenenamiento.(Aurelia Ventura/La Opinion)
Debes poner atención con objetos pequeños que tus hijos o mascotas pueden ingerir, y que suponen el riesgo de asfixia o envenenamiento. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Otro problema que se puede suscitar en esta época es el envenenamiento por monóxido de carbono.

Este gas —que no se puede oler ni ver- lo generan las estufas, sistemas de calefacción, calentones y fogones.

Si se respira, aunque sea en moderadas cantidades, el monóxido de carbono puede causar la muerte por envenenamiento en pocos.

Lo mejor es tener una ventilación en el hogar y nunca utilizar el horno, una parrilla de la barbacoa o cualquier cosa de este tipo para calentar una casa.

“Si empiezas a sentir dolor de cabeza o sientes mareos, eso indica que te estás envenenando con monóxido de carbono. Eso puede generar un ataque al corazón y convulsiones”, indicó Rangan, quien recomendó no solo tener un detector de humo en la casa, sino también uno de monóxido de carbono.

Te recomendamos