Niño que está en silla de ruedas quiere ser futbolista y lucha por su sueño

A su corta edad, el pequeño de 7 años es todo un ejemplo de ganas y amor por el fútbol

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Niño que está en silla de ruedas quiere ser futbolista y lucha por su sueño
Nada detiene al pequeño Nico de jugar al fútbol.
Foto: Facebook / Adriana Degeneve

Nicolás Reiriz nació con un problema en su columna (mielomeningocele) que afecta su movilidad y es causa de la atrofia muscular que padece en sus piernas.

Sin embargo, a pesar de su condición médica, que le ha costado ya siete intervenciones quirúrgicas, la primera un día después de haber nacido, Nico es un ejemplo de coraje, pasión y amor por el fútbol, ya que no pierde la esperanza de llegar a ser futbolista algún día, como sueña cualquier chico de su edad.

El pequeño creció viendo a su papá y su tío jugando al fútbol y su hermano Pedro también practica el deporte, así que para su madre, Adriana Degeneve, el sueño de su hijo se convirtió en una tarea difícil que la llevó a derramar lágrimas en busca de conseguir el sueño de su pequeño.

“Primero fuimos a un club de la zona, donde al principio me dijeron que sí. Y cuando lo llevé, el técnico puso un montón de peros, hasta que me dijo que no podía integrarse, que haga un deporte en silla de ruedas, pero él no siente la silla de rueda como un impedimento”, dijo la mamá a Infobae.com.

Debido a las negativas, su hermano cambió de club y ahí encontró un lugar también para Nicolás, relató Adriana al mismo medio.

“Los rivales lo saludan, hablan con él. Cuando terminan los partidos, como no es por puntos, siempre hacen penales. Y el arquero contrario deja que él haga el gol, que para él es un logro. Quizá no toca la pelota durante el partido, pero eso no le importa. Él es feliz estando en la cancha, abrazando a sus compañeros y festejar todos juntos”.

Nico es fanático de Boca Juniors y su gran sueño es jugar para ese club y conocer a su ídolo, Carlos Tevez.

Aunque su futuro es incierto, lo único seguro es que por ganas y determinación, el sueño de Nicolás no parará.

¡Suerte campeón!

2

Te recomendamos