Domingo 22 de Enero 2017

Uber estrena sus coches autónomos en las calles de San Francisco

Pero California se arma para detener el servicio

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Uber estrena sus coches autónomos en las calles de San Francisco
En San Francisco una cantidad de coches Volvo
Foto: Cortesía/Volvo Cars

Uber alcanzó nuevo estatus en la tecnología innovadora en San Francisco el miércoles: lanzó a las calles sus vehículos autónomos, es decir, no necesitan una persona para conducir el vehículo.

Pero la euforia no tardó mucho en evaporarse puesto que reguladores en California fueron rápidos en actuar y advertir a la empresa de servicio de transporte, dando un ultimátum a su servicio. O dejas de operar tales vehículos, o atente a las consecuencias, advirtió el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) en una carta enviada a la empresa el mismo día que comenzaron a operar los coches revolucionarios.

El lanzamiento del servicio autónomo, que se dio justo un par de semanas antes de finalizar el año, le da continuidad al mismo programa piloto que la empresa lanzó en la ciudad de Pittsburgh en septiembre de este año. Tiene motivo de experimentar y analizar fallas y áreas de mejoramiento para así expandir el servicio a otras ciudades.

Pero lo cierto es que la ley del estado de California requiere que un vehículo autónomo obtenga un permiso para conducirse en calles públicas. Y no es que el dueño multimillonario Travis Kalanick no estaba al tanto de este requerimiento a la hora de dar el sí a la idea que seguro hizo salivar a los amantes de la tecnología en San Francisco. Pero su programa piloto de coches sin conductor son distintos a, por ejemplo, los coches de Google.

Para operar uno de los nuevos autos de Uber se requiere una persona que esté sentada en el asiento del conductor, esto para que se mantenga una supervisión humana y constante sobre la funcionalidad del vehículo.

Este detalle por sí solo, argumenta Uber, distingue a los coches “casi” autónomos de la empresa de otros, y por lo tanto debería estar libre de tal obligación.

Los “casi” autónomos

El programa piloto iniciará en San Francisco con una cantidad no especificada de autos de lujo Volvo XC90 SUV, completamente equipados con sensores y cámaras que le permite al coche por sí solo navegar las calles ajetreadas de la ciudad de la Bahía.

Tal mecánica permite al coche virar hacia un lado, acelerar, frenar y hasta realizar cambio de carriles.

Los autos también vendrán completos con un empleado de Uber, pero si el pasajero no quiere pasear en un coche automatizado, pueden optar por un coche conducido por un humano. El costo será igual para ambos servicios.

Insólito para un servicio de viaje compartido, pero en tan solo un día, ya comenzaron a documentarse problemas.

Un video tomado desde la cámara montada en el tablero de un coche logró captar lo que parece ser uno de estos vehículos Volvo de Uber pasarse una luz en rojo.

El video muestra esto en el segundo 10.

Otra mujer reportó en Twitter que uno de estos coches casi se estrellaban con el auto en el que ella viajaba. Irónicamente, ella viajaba en un auto operado por Lyft, con humano como conductor, claro.

Mientras que ésta no es la primera vez que una empresa de tecnología pone a la prueba vehículos autónomos, sí es el primer programa que lo hace al ofrecer viajes públicos a su vez.

Según el DMV, se han otorgado al menos 20 permisos a diversas empresas de tecnología y de manufactura de autos, el cual los obliga a reportar al departamento los incidentes de estrellamiento y cada que una persona tiene que tomar las riendas del vehículo. Esta información es pública.

De ser excluido de este requerimiento, Uber tendría cierta ventaja en esta industria.

Te recomendamos