Sábado 21 de Enero 2017

Tres actividades para fortalecer los valores de los niños en Navidad

Esta época es muy oportuna para sembrar la fortaleza y los buenos ejemplos

¡Mantente al día con las noticias de interés de los Hispanos!

Sigue a La Opinión en Facebook

Tres actividades para fortalecer los valores de los niños en Navidad

Navidad es época de regalos y reuniones familiares que deben estar enfocadas en dar felicidad y compartir. Pero también es el momento oportuno para sembrar con fortaleza y ejemplo los buenos valores en nuestros niños, y para enseñarles que en esta época los regalos no pueden ser solo cosas materiales.

“Los valores deben estar presentes en el día a día de todos, pero la Navidad es una época ideal para incentivarlos”, dice Silvia Álava Sordo, psicóloga experta en logopedia y psicoterapia.

Según la autora del libro ‘Queremos que crezcan felices’, los niños copian los modelos de referencia de sus padres. “Por ejemplo, si ellos no demuestran ser tolerantes ni compasivos ni agradecidos, no imparten estos valores a sus hijos”, sigue la experta española.

Lo segundo es definir qué actividades pueden hacer entre todos. Sandra Díaz, psicóloga experta en relaciones de confianza y desarrollo moral, recomienda que los adultos hagan una reflexión antes y después.

“Si deciden ir a visitar un hogar de abuelos, por ejemplo, deben describirles la realidad que encontrarán allí para que los niños vayan con mente abierta y entiendan la situación difícil de otras personas. La idea es que el pequeño sea empático y comprensivo con una situación ajena a su realidad. Es clave evitar un choque emocional y que vaya preparado para compartir y conocer otras realidades”, explica Díaz. Al volver a casa es clave hacer una reflexión sobre cómo se sintió y la importancia de dar y ayudar.

Preguntarle, por ejemplo, qué aprendió, qué hizo por los demás y qué lo hizo feliz. Así será una experiencia emocional positiva que se revierta en bienestar para todos.

A continuación, algunas actividades que podrán vivir con sus hijos en estas épocas, más allá de las celebraciones.

Nieto de un abuelo por un día: Pueden ir a visitar un asilo de ancianos cercano para hacerles compañía y llevarles ropa de regalo.

Súper amigos: Pueden acudir a un orfanato para conocer a los niños que viven ahí y donarles ropa y juguetes. Así los pequeños aprenderán que no todos han sido tan afortunados como ellos. La regla básica para esta actividad es que aquello que done esté en buen estado.

Compañeros animales: De igual manera podrían visitar un refugio de animales para donar alimentos, ropa de invierno, artículos de limpieza y acariciar a los peludos que esperan un hogar. Algunos de estos lugares permiten que los visitantes paseen a los perros, lo cual puede ser un excelente regalo para el animalito.

Te recomendamos